A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Vestido de galán.






Andaba yo enamorándote, entraba y salía de puntillas como quien no quiere la cosa, aprovechándome de las rendijitas que me dejabas. Dependiendo de tu mirada cambiaba esta camisa por otra, color, estilo, cuello con o sin botones. Todo era una estrategia. Procuraba además en un acto de inteligencia mirarte los labios, sin que te dieras cuenta, uffffffffff me disloca esa boca chiquilla. El resto no digamos.
De charlas las elegía una por una, ya se sabe hay que resultar simpático, arrancar una sonrisa, que si esto, que si lo otro, hábilmente dejas traslucir que cocinas, que te encanta la decoración. De cine todo lo que haga falta, para eso está Internet. Así llevo seis meses, todas las mañanas. Hoy va a ser un día grande, me siento como la rana a punto del beso, hoy la cosa se presenta ni peripintada, incluso el horóscopo es favorable para ambos. Llegué, la vi, me vio, me miró y me dijo, todo en ese orden.
- Me encantaría enamorarme de ti, es mas me gustas mucho, pero no está mi vida ahora mismo para eso. ¿Que tienes que hacer luego?, añadió, me gustaría tomarme una copa contigo.
En mi vida me han dado una calabaza tan gorda, creo que seguiré siendo sapo, pero un sapo especial, conforme ella hablaba, un millón de mariposas entraron en mi estomago. Me dije, tranquilo lo del beso promete, iré a cambiarme de camisa quizás este tono de verde no me favorece.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...