sábado, 15 de octubre de 2011

Conversando con el otro yo




El amor es algo que al principio es solo un sentimiento, una serie de pellizcos, de corrientes eléctricas, de sofocos, de hormonas dicen los científicos. De lunas, de rimas, de miradas dulces, risas y nostalgias, melancolías y tristezas. Mil cosas lo evocan, otras mil lo hieren. Al final como los recuerdos, como los relatos toman carne y huesos de nuestras palabras y emociones. Debemos cuidarlo, alimentarlo, vestirlo con los mejores colores, ponerle alas y sobre todo arroparlo de las inclemencias de nuestro carácter.

No hay comentarios:

Momentos.

Aparte de este momento en estoy viendo al sol irse por el mar y a la vez escuchando unos pajarillos prepararse para la noche, podría c...