A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Montar en bici.


Al final descubres que tu vida es como montar en bicicleta, te creías acompañado, cuidado, mimado, querido, amado, pero esa bicicleta tiene dos pedales y tú eres quien va encima. Así que si quieres avanzar tendrás que mover tus piernas. En el mundo siempre hay dos tipos de personas aquellos que tienen el don de compartir contigo sus penas y tú. Lo curioso es que la frase no se puede articular al revés, es decir, si usted pertenece al segundo grupo y un buen día decide levantar el dedo para contar las suyas, no podrá, porque no era ese el momento, porque mira por donde mi problema es mayor, llegaste tarde, seguro que no es para tanto……..todas esas frases que por pudor a tí no te salió decir tantas veces. La vida imita a las tertulias, el que toma primero la palabra, el que asume el papel de dolorido, de depositario de la mala suerte, ese lleva las de ganar. Los que pertenecemos al segundo grupo, los que cuando nos surge un problema lo solucionamos o si nos ponemos enfermos vamos al médico, hacemos lo que nos dice y pare usted de contar no somos fashion. No concitamos la atención, no interpretamos suficientemente el papel para hacernos oír. Los del primer grupo nunca pedalean, siempre van en coche, en brazos o en volandas de otro. Es un arte con el que se nace.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...