martes, 15 de noviembre de 2011

Solos.





La humanidad vista desde lejos, podría parecer esos cielos en una noche de verano, cuajados de estrellas, soles, planetas. A nuestros ojos parecen tan cercanos unos a otros y sin embargo nuestros datos nos aseguran, que entre ellos las distancias son considerables. También sabemos que a pesar de esas distancias existen fuerzas que los atraen o repelen.
Somos semejantes a estos astros, vagamos por nuestro universo y estando piel contra piel, la distancia entre dos humanos llega a ser infinita,incluso entre aquellos en los que días antes, no parecía existir dos pieles, sino una tan solo. Son igualmente misteriosas las fuerzas que producen, esa atracción irracional o esa separación contra toda explicación. La amistad, el deseo, el amor. Que fuerza es comparable en el universo a ellas, qué puede fundir dos entes independientes en uno solo. Pero y lo que es mas misterioso, cómo se origina y cómo desaparece……dejando a esos dos seres, nuevamente tan solos y aislados como esas estrellas en una noche de verano.

No hay comentarios:

Un deseo.

Anoche se quemaron  millones de deseos escritos en papel en las hogueras de San Juan. Hace un año quemé  el mio, se hizo realidad po...