lunes, 30 de enero de 2012

¿Cómo seré?....


¿Cómo seré o
cuando no sea yo?
Cuando el tiempo
haya modificado mi estructura,
y mi cuerpo sea otro,
otra mi sangre,
otros mis ojos y otros mis cabellos.
Pensaré en ti, tal vez.
Seguramente,
mis sucesivos cuerpos
-prolongándome, vivo, hacia la muerte-
se pasarán de mano en mano
de corazón a corazón,
de carne a carne,
el elemento misterioso
que determina mi tristeza
cuando te vas,
que me impulsa a buscarte ciegamente,
que me lleva a tu lado
sin remedio:
lo que la gente llama amor, en suma.

Y los ojos
-qué importa que no sean estos ojos-
te seguirán a donde vayas, fieles.



Ángel González. Oviedo 1922

1 comentario:

Rive Gauche dijo...

Buenas noches, Capitán, mereces que abra todos los dias tu blog, por la sencillez, la elegancia que nos demuestras a aquellos que te leemos. Muchas gracias por querer compartirlo. Es toda una delicia. Un abrazo.

El rumor del mar.

Hasta que un profesor plasta explicó,  que cuando colocas una caracola en tu oído lo que oyes no es el mar sino el sonido de tu rieg...