A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

sábado, 4 de febrero de 2012

Busca el viento........o deja que él te encuentre.


Todas las catástrofes ya sean terremotos, explosiones o tsunamis tienen un “día siguiente”, un día en que transitas por entre los restos esparcidos, recoges fotos en blanco y negro, libros que creíste perdidos, una par de guantes calentitos, aquel jersey que usabas en casa. Todos esos objetos que suelen acompañarte en los momentos de tranquilidad, esos momentos cuando arribas a tu “puerto interior”. ¿Recuerdas cuando pequeño tapado bajo las sábanas encendías una linterna cuando ya tu padre había gritado por enésima vez……………….¡¡¡he dicho que quiero ver la luz apagada, estáis sordos!!!!!. Esos momentos en que solo eras tú y tus sueños.
Los derrumbes personales son parecidos, también terminas recogiendo restos que atesoras, como reliquias de un mundo perdido. Te empeñas como todos en reconstruir esa casa real o imaginaria como si nada hubiera pasado. No te paras a pensar, que si esa casa se la llevó el mar, quizás estaba demasiado cerca, el terreno era inestable o cualquier otra razón. Es humano guardar fotos antiguas y otros objetos, pero lo esencial es recuperar esos sueños bajo aquella sábana, esos y no otros son el material más necesario para volver a levantar……..tu alma…..a ti mismo. Rehacer una vida es volver a creer, volver a salir de puerto, izar tus velas, buscar el viento. Ya lo hiciste una vez o dos, ¿porqué no otra? Enrola al mejor grumete en tu tripulación, tu otro yo, no encontraras mejor amigo.
Mañana hará frío, siberiano dicen, pero a mediodía tendremos un sol precioso, por la tarde revolotean un bando de “lavanderas” que un día decidieron no emigrar y quedarse en el parquecito frente a mi casa. Dos pequeños espectáculos que nos empequeñecen a nosotros y nuestras tragedias.
Busca el viento o deja que él te encuentre.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...