A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 30 de marzo de 2012

Vienes a mi.


Vienes a mí, te acercas y te anuncias
con tan leve rumor, que mi reposo
no turbas, y es un canto milagroso
cada una de las frases que pronuncias.

Vienes a mí, no tiemblas, no vacilas,
y hay al mirarnos atracción tan fuerte,
que lo olvidamos todo, vida y muerte,
suspensos en la luz de tus pupilas.

Y mi vida penetras y te siento
tan cerca de mi propio pensamiento
y hay en la posesión tan honda calma,

que interrogo al misterio en que me abismo
si somos dos reflejos de un ser mismo,
la doble encarnación de una sola alma.


Enrique González Martínez. México 1871-1952

jueves, 29 de marzo de 2012

Charla de café.


Bla, bla, bla……….estuve sin dejar de hablar quizás un par de horas, fui de un tema a otro y no dejé un títere con cabeza. Tú tomaste solo un té, yo dos tazas de café. Como siempre, mi pie derecho como un metrónomo, marcaba el ritmo de mi cháchara. Viendo tu atención me extendí, divague, pudiera decirse que como una pavo real extendí todo mi plumaje. No omito decir que deseaba encandilarte, aprovechando que los años y la profesión, me dieron la oportunidad de adquirir un buen don de palabra. De reojo entre frase y frase te miraba calculando que efecto producía en ti y en tu interés por mí. ¡Esto marcha! Pensé cuando asentiste con una sonrisa a no se que frase.En un descanso miré el reloj….era esa hora, que va del último café a la primera copa. Hice un alto y pregunte, ¿Te apetece tomar algo?.Te levantaste diciendo, pídeme lo mismo que tú. Viniste hacia mi y pusiste tu mano abierta en mi mejilla, miraste dentro de mis ojos y me diste un beso en la mejilla.“Estás igual de atractivo que siempre”, añadiste. Al volver del aseo me preguntaste, “¿en que pensabas?”……..”pues que llevo dos horas intentando una cosa y tu lo consigues con un beso y esa mirada”.

Pestiños y torrijas.




Nuevo año, nuevo “rito de paso” en la ciudad. El azahar cumplió la parte que le corresponde y acudió a su cita. La luna llena vendrá en Jueves Santo. Antes en el Domingo de Ramos visita de abuelos y barrios donde fuimos niños. Ya volvieron las cigüeñas y se acicalan los balcones y fachadas para dar cobijo a las golondrinas.
Manos de mujer recuerdan recetas de antaño. Pestiños, torrijas, roscos de anís, cada una con su toque mágico. Revolotean los niños, ensimismados en esa edad en que una melena de niña, anuncia cambios en nuestra mente.
Sesudos agoreros pontifican en que “ya nada es como antes”…..no es verdad. Cambiaran las modas y el decorado, pero solo es de nuevo el rito de la primavera. No es que ellos no lo vean, es que perdieron la imaginación o la arrinconaron hasta olvidarla de tanta doctrina y…….naftalina.

Naufrago












Un hombre, cualquier hombre, necesita los ojos de una mujer para descubrir el mundo. Nosotros venimos pertrechados de herramientas e instrucciones de uso. Es en sus manos, en sus brazos, en su voz cuando aprendemos los colores, los sonidos, la ternura, el roce de una piel, pero también y sobretodo la falta de ellos. Esa ausencia se transforma en papel, en canción, en palabras escritas, donde expresamos nuestro particular abandono. Puedo mirar un atardecer pero sin ti me faltan colores, tener una rosa en mis manos, pero solo podré describirla recordando tus labios.
Vivimos en un tiempo donde “estar en red” es la norma, estamos atados a miles de pequeños nudos, a los que antes llamábamos amigos. Respondemos a diario a decenas de mensajes escritos………pero, si no te veo, si no voy de tu mano. Cómo puedo hablarte sin estar a tu lado, las conversaciones se reducen a una serie de monólogos a dúo, una partida de ping pong con palabras. Madre, hermana, hija, amiga, amor y amante. Luthiers de un instrumento que a solas, se debate entre la sonata y el maullido de gato, un eterno naufrago del mar de la emoción.

Luthier de Cremona.

martes, 27 de marzo de 2012

Bajamar.


Como un guardián aplicado el faro deslizaba su luz sobre las rocas desnudas. Un regusto salobre a algas lo llena todo. El mar se ha retirado mas allá de la luz dejando toda la arena al descubierto.
Recojo para llevarte como si un ramo de flore se tratara, la brisa de la noche. Te la entregaré cuando nos veamos, cuando te bese.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Mi hada particular.










Me siento frente a ti, ya he doblado los periódicos para prestarte toda mi atención. Como una de mis películas preferidas, que veo repetidamente en mis tardes que decido resetearme, me dispongo a disfrutar de ti.
Comienzas por enumerar las disculpas usuales sobre vestido, peinado, sobrepeso, bolso…….yo asiento como los japoneses educados. En realidad me lo paso en grande, aunque por respeto no sonrío, la cosa es evidentemente muy grave. Si pudiera responderte te diría que me importa un comino, que lo que me trae aquí eres tú. Con todos esos fallos (opinables) eres lo mas bonito que me echo a los ojos. Ni me importa que después de su “tiempo de autocrítica” le siga el de “el tiempo de mi crítica”.
Suele comenzar con………….
“no se cómo me aguantas, no se qué ves en mí”.
Como llevo varias guerras antes que tú, no caigo en esa trampa.
“Con la de mujeres guapas que hay por ahí”.
Silencio.
Míralo, te quedas sin decir nada, me pones de los nervios”.
Y es verdad que tu no sabes porque te aguanto (que poco me gusta esa palabra), son de esas razones de hombres que guardamos para nosotros……..es simple….porque sí. Porque es todo lo demás lo que me atrae, incluso el sobrepeso (bendito sobrepeso) ligero que te hace tan apetecible.
Me encanta ese rosario de frases que me disparas, como preámbulo de nuestros encuentros. De ellas traduzco el tiempo empleado en elegir la ropa, tu preocupación por estar guapa y más pensando en mi.
No necesitas polvo de hadas, ni mariposas volando, ni nada de nada. Solo tú en estado puro. Lo que me encanta lo traes de nacimiento, es una varita mágica de mujer-mujer, con la que detienes el tiempo a nuestro alrededor, con dos miradas regulas mi tensión arterial, detienes el tic nervioso de mi pierna derecha y paso de estar preocupado por salvar al mundo, a pensar en este fin de semana, en ti, en nosotros, en vivir a tu lado.
Te miro y hago el amor un par de veces contigo (mentalmente), medito sobre si comprarte ese bolso que has mirado ya tres veces, esas sandalias supercaras para la primavera que llego ayer o un par de noches mirando el mar, los dos en una cama balinesa…..............
Aparentar despiste en un hombre requiere su entrenamiento………..y prepararte esta especie de “pista de aterrizaje para días tormentosos” aun más. Pero es que aparte de pensar en ti, soñar contigo, esperar con pasión tu llegada,la verdad................ ¿a que otra cosa interesante me podría dedicar?.
" Bueno hijo díme algo" Que estás ahí alelado.....pensando en tus amigotes seguro o en la morena que acaba de pasar, pues está más gorda que yo y de edad no te digo, un loro".
Lo dicho.............
Pd. Además te amo.
Pd.2. Es cierto, miré a la morena, no estaba gorda, estaba vistosa.

Leyendo en la biblioteca.




A esta líquida luz de las vidrieras
la sala de lectura, evanescente, va ensanchando el vacío,
crujen los anaqueles con los grandes tomos
donde otros, antes que tú, dieron a la penumbra
el oro quebradizo de sus sueños.
Gira el vacío y corre un viento ácido
por entre los pupitres -ataúdes dormidos- y los rostros borrosos
de quienes leen, olvidados de todo, en el borde del mundo.
La vida se repliega. En la tarde oferente del conocimiento
con su terco porqué cunde la nada.
La sabia catedral desaparece.
Un susurro de hojas en el libro del Tiempo.



"Sueño en el fuego".
Alejandro Duque Amusco. Santander 1949

martes, 20 de marzo de 2012

Sin palabras.


Un par de palabras puede significar la distancia entre la noche o el día, entre el abismo de la soledad o el amanecer de una sonrisa. Pueden ser un simple “Buenos días” o un “te amo”, frases corteses, repetidas, sociales, educadas, sentimentales, románticas…..Los seres humanos inventamos el lenguaje para comunicarnos. Es un arte el dominar su buen uso, la oportunidad de decirla o callarla……cuestión generalmente de sentido común o de buen corazón. Lo mismo sucede al que las espera. Sin embargo qué extensos y diáfanos solemos ser en nuestras quejas o críticas y que avaros en las amables o cariñosas. Un par de palabras como un “Buenos días” o un “te amo”, es la diferencia entre la soledad o la compañía.

lunes, 19 de marzo de 2012

Imagino.

Como irse uno en silencio, como marcharse sin enojo, con una sonrisa por el contrario de esto que llamamos vida. No de la vida absoluta, pero si de una parte cualquiera hoy y de otra mañana….y asi poco a poco iniciar un rumbo nuevo, plácido, amable…..Imagino una brisa de levante que empuje mis velas, una mar lisa como la palma de mi mano. Imagino un cielo de estrellas como compañeras. Imagino una luna como faro en mi noche. Imagino…………..

viernes, 16 de marzo de 2012

Poemas de amor.





Ese otro que también me habita,
acaso propietario, invasor quizás o exiliado en este cuerpo ajeno o de ambos,
ese otro a quien temo e ignoro, felino o ángel,
ese otro que está solo siempre que estoy solo, ave o demonio
esa sombra de piedra que ha crecido en mi adentro y en mi afuera,
eco o palabra, esa voz que responde cuando me preguntan algo,
el dueño de mi embrollo, el pesimista y el melancólico y el
inmotivadamente alegre,
ese otro,
también te ama.

Darío Jaramillo Agudelo. Colombia 1947.

Encuentros



Que el azar me lleve hasta tu orilla,
ola o viento, que tome tu rumbo,
que hasta ti llegue y te venza mi ternura.




Darío Jaramillo Agudelo. colombia 1947.

Woman Dressing. Anders Zorn

jueves, 15 de marzo de 2012

Muchacho loco.





Muchacho loco: cuando me miras
solemnemente de arriba a abajo
siento que arrancas tiras y tiras
de mi refajo...
Muchacho cuerdo: cuando me tocas
como al descuido la mano, a veces,
siento que creces
y que en la carne te sobran bocas.
Y yo: tan seria, tan formalita,
tan buena joven, tan señorita,
para ocultarme también mi sed
te hablo de libros que no leemos,
de cosas tristes, del mar con remos,
te digo: usted.

Carilda Oliver Labra. Cuba 1924.

"Una mujer sentada" Madeleine Lemarie.

Poema VI.





¿Tú me dejas aquí o partes conmigo?
¿Estoy dentro de ti o es que me llamas?
¿Vives única en mí o encuentro el mundo en ti,
contigo?
El orden de las cosas en que te amo,
¿dónde empieza o acaba?
Ahora está el silencio aposentado
en la rosa del aire
y un árbol cerca trina entre los pájaros
para sombrar tu sueño, ¿o es mi sueño?
¿Es esta una prisión o acaso el vasto cielo
empieza aquí donde tus pies
tocan juntos la tierra, o es la luna?
De pronto entro en la luz que ya habito
y mis ojos se encuentran con tu frente.
Busco salir de ti y te llevo dentro
de mí, sin encontrarte.
Sin cómo, dónde o cuándo
Ciego en la luz con mi mirada abierta
a tanta multitud de ti que ando
extraviado en la noche en la mitad del día.



Isaac Felipe Azofeifa. Costa Rica. 1909-1997.

Una mañana a la papelera.



Me faltas tú cariño. Ese es el resumen de hoy jueves y de toda una papelera virtual, llena de intentos fallidos de contactar contigo. Como mago Tranlarán he cosechado un suspenso. La mañana de hoy cogidita con un par de pespuntes, hizo lo que le vino en gana y la vida se escapo por las marras a la calle, que es donde anida la vida real.
Porque vivir es una suma de pequeños momentos, de besos tras un portal, de hacer el amor sin estar previsto en una agenda, de meter mi mano en tu pelo, despegándolo de tu oreja y de camino acariciar tu mejilla. De interrumpir tu discurso para decirte…..”niña ¿Qué te has puesto hoy, que estas tan guapa?”, de llevarte tres rosas rojas hoy, que no es aniversario de nada, solo que es jueves y seguro que habremos pasado otro jueves maravilloso juntos y vamos a tomarnos dos copas.......Juntos, a eso voy, que me gustaría haber estado juntos, que te echo de menos, que la vida a dos…...tú y yo…….es lo que hoy faltaba en mi agenda.

Pd. Oye...de verdad que no te has hecho nada.......estás de muerte.

lunes, 12 de marzo de 2012

Declaración matemática




Niña, me postro a tus pies
para pintar la pasión
que abrasa mi corazón
como dos y una son tres.
Escucha mi amor vehemente,
pues desde que te he conocido
continuamente ha crecido
en progresión ascendente.
Que me quieras solicito
y ésta no mires esquiva:
si es mi beldad negativa
mi cariño es infinito.
Multiplicamonos, etcétera,
dijo Dios al padre Adán,
y yo quiero ese refrán
seguir al pie de la letra.
Mas no fundo mi porfía
en una incógnita unión
que es regla de aligación
o de falsa compañía.
No a , y en buen testimonio
del fin que mi amor barrunta
quiero la regla conjunta
que se llama matrimonio.
Si no sumo grandes bienes
tengo un caudal de razones;
piensa que no hay proporciones
cual la que en tu mano tienes.
Y si bien no da la ciencia
para pavos ni perdices,
ni tengo bienes raíces
ni he de elevarme a potencia.
Sabré, aunque el mundo lo note
prestar a interés compuesto,
y solamente con esto
multiplicaré tu dote.
Espero respuesta el martes.
Madrid, tantos... sin errata.
Tuyo,





Pascasio.





Postdata: Si me desprecias me partes.




Manuel Ossorio y Bernard. Algeciras, Cádiz 1839-1904.

Marinero en tierra.



Si mi voz muriera en tierra,

llevadla al nivel del mar

y dejadla en la ribera.

Llevadla al nivel del mar

y nombradla capitana

de un blanco bajel de guerra.

Oh mi voz condecorada

con la insignia marinera:

sobre el corazón un ancla

y sobre el ancla una estrella

y sobre la estrella el viento

y sobre el viento una vela!



Rafael Alberti. Cádiz. 1902-1999.

viernes, 9 de marzo de 2012

Renovada belleza.


Los neoyorquinos en otoño, pasean por los parques siguiendo, esas pinceladas de ocre en las hayas, que un acuarelista anónimo va dejando por la ciudad. Es una “marea” que atraviesa Nueva York de una punta a la otra, una maravilla para los sentidos.
Mas al sur del sur aquí en Sevilla, vamos de una plaza a otra en estos días, a descubrir el primer naranjo que florece. Durante unas semanas, este árbol que puebla nuestras calles, se adorna de flores blancas y perfuma de azahar la ciudad. Es el inicio de la primavera, pero a su vera son infinidad de flores las que despiertan. Atrás dejamos los ritos invernales, hemos quemado lo viejo, disfrazado en el carnaval para reirnos unos de otros, penado algún exceso del pasado año.............y ahora toca renacer.
Esas flores que llegan las colocamos en jarrones, ventanas, solapas, ellas............. en su pelo y pasado un mes, sus vestidos serán un muestrario de botánica, aplicada al buen gusto y la elegancia.
Ahora que sufrimos una nueva invasión de bárbaros que nos esquilma, llamados “financieros”, mala hierba donde la hubiere, nos queda resistir. Como resistimos en nuestra tierra a todos los anteriores……y sobreviviremos, no le quepa duda.
El primer paso es ir esta noche a una placita recoleta, nos acompaña una luna llena y mal que les pese a esos desalmados ha abierto el azahar y ni ellos podrán evitar que nos llegue la primavera.

jueves, 8 de marzo de 2012

Seducción.




La seducción se palpaba, se sentía, se había creado un campo electrostático alrededor de la pareja. Abercrombie y yo prudentemente, dejamos entre ellos y nosotros una mesa libre, por una mezcla de respeto, admiración y pizquita de envidia. Él llevaba quizás media hora intentando leer el periódico, la pierna derecha cruzada sobre la otra, la movía compulsivamente. Cuando la vio se levanto, se tiro de la chaqueta, alargo el cuello, carraspeo y se adelanto dos pasos abriendo ambos brazos. Desde atrás intuimos una sonrisa al ver como subían sus orejas.
Ella freno su paso dándole tiempo a él y dándoselo ella, subió la bandolera del bolso, tiro del cuello de la chaquetilla y se ahueco la melena. Después mi amigo y yo comentaríamos estos gestos, todos ellos no por repetidos menos efectivos. El caso es, que nada mas se sentaron el aire se detuvo en la terraza, el tono de las voces se atenuó y todos como a una orden miramos a otro lado.
Quién no ha vivido ese momento tan encantador, yo por ejemplo hablo por los codos, incluso mantengo una conversación y no se ni lo que digo. En realidad estoy pendiente de sus ojos, sus labios, sus manos….sobretodos sus manos. Del binomio ojos-sonrisa depende todo, después si adelanta los hombros, la cosa marcha. Si deja sobre la mesa la mano, como si cualquier cosa………..esto va mejor. Si a la pregunta….¿que te apetece tomar? responde…….¿tomabas café?....pídeme otro. Es como si te dicen……al escenario. Embelesado la miro a ella. Ahora si envidio ese scanner mantenido que realizan sus ojos, ese brillo líquido en su mirada, esos iris grandes como lunas llenas……..
Oigo a Abercrombie decir……
-¿Hace mucho que no quedas con Laura?.
-Demasiado respondí.
-No tienes que jurarlo, ya veo. ¿Y a que esperas?

martes, 6 de marzo de 2012

Decir; Hacer.


Entre lo que callo y digo,
entre lo que digo y callo
entre lo que callo y sueño ,
entre lo que sueño y olvido ,
la poesía .

Se desliza
entre el sí y el no :
dice
lo que callo ,
calla
lo que digo ,
sueña
lo que olvido .

No es un decir :
es un hacer .

Es un hacer
que es un decir .

La poesía
se dice y se oye :
es real .

Y apenas digo
es real ,
se disipa .

¿ Así es más real ?
Idea palpable ,
palabra
impalpable :
la poesía
va y viene
entre lo que es
y lo que no es .

Teje reflejos
y los desteje .

La poesía
siembra ojos en la página ,
siembra palabras en los ojos .

Los ojos hablan ,
las palabras miran ,
las miradas piensan .

Oir
los pensamientos ,
ver
lo que decimos ,
tocar
el cuerpo de la idea .

Los ojos
se cierran ,
las palabras se abren .

Octavio Paz. México 1914-1968.

Los dos.





A veces te quiero tanto

que te llamo sin hablarte

con ese silencio impenetrable,

el más ignominioso

de los silencios.



A veces tú no me quieres tanto

que me llamas impaciente

con aquel grito terrible,

el más fuerte de los silencios.



Y todas las paradojas

del mundo respetan la nuestra.

Y los dos seguimos

guardando silencio.

Y tú y yo nos queremos tanto.


Antonio Álvarez Bürger. Chile 1960.


Playa.


A Federico García Lorca



Las barcas de dos en dos,
como sandalias del viento
puestas a secar al sol.

Yo y mi sombra, ángulo recto.
Yo y mi sombra, libro abierto.

Sobre la arena tendido
como despojo del mar
se encuentra un niño dormido.

Yo y mi sombra, ángulo recto.
Yo y mi sombra, libro abierto.

Y más allá, pescadores
tirando de las maromas
amarillas y salobres.

Yo y mi sombra, ángulo recto.
Yo y mi sombra, libro abierto.

Manuel Altolaguirre. Málaga.1905-1959.
Óleo de Sorolla.

Trance.

Silencio que seduces a mis voces.


Silencio que me invitas
A sumergirme dócil en tus aguas profundas.


Silencio, aliado mío,
Quiero explorar todos tus rincones,
Incluso el territorio donde las aguas terminan,
Donde las puertas se cierran,
Donde nacen y mueren todos los secretos.


Silencio:
Llévame despacio
Hacia esa zona impenetrable
Anclada al centro de todas las preguntas
Y déjame nadar un poco en el misterio.


Mas no quiero perderme en este enigma
Debes sacudirme de este trance.


Por eso recuerda, silencio amigo,
Al terminar el viaje,
Depositar mi cuerpo en la orilla de tus aguas
Para resurgir nueva hacia la superficie,
Emerger con más fuerza hacia la tierra.


Cuando ya no quede nada
No te olvides despertarme.


Carolina Hasbún. Chile 1977.

domingo, 4 de marzo de 2012

Habrá estrellas.

Habrá estrellas en el lugar por siempre;
aunque la casa que amamos y la calle que nos encantó se pierdan,
cada vez que la tierra circula su órbita
en la noche en que se atraviesa el equinoccio de otoño
dos estrellas que sabíamos, posadas en el pico de la medianoche
llegarán a su cenit: profunda será la quietud;
habrá estrellas en el lugar por siempre,
habrá estrellas por siempre, mientras nosotros dormimos.

Sara Teasdale. EE.UU 1884- 1933.



Lluvias de Primavera.



Llegarán suaves lluvias y el olor de la tierra,
Y golondrinas dando vueltas con sus débiles sonidos;

Y ranas en los estanques cantarán por la noche,
Y ciruelos silvestres de trémulo blanco.

Los petirrojos vestirán su emplumado fuego,
Silbando sus caprichos sobre una baja alambrada.

Y nadie sabrá de la guerra, nadie
Se preocupará al final cuando haya concluido.

A nadie le importaría, ni a pájaro ni a árbol,
Si la humanidad pereció completamente;

Y la Primavera misma, cuando despierte al amanecer
Apenas se daría cuenta que nos hemos ido.


Sara Teasdale. EEUU 1884.- 1933.

viernes, 2 de marzo de 2012

Como un gorrión.


La vida es algo que suponemos poseer, de hecho si estoy escribiendo esto, es que debo estar vivo. Pero si la vida es y así creo, algo consciente de uno mismo y lo demás, entonces, entonces debo decir que hay momentos, días, semanas…..que no estamos vivos. Sobrevivimos, deambulamos, existimos. Si nos preguntaran semanas después, dónde hemos estado, que hemos comido, con quién hablamos…..nos costaría trabajo recordar.
Pero la vida es como un gorrión callejero, algo diminuto, saltimbanqui, inquieto. Picotea al lado de mi zapato unas miguitas de pan, me mira sin mucha atención y luego me abandona por el señor de la mesa vecina. Es como la brisa de la tarde, cálida como el chal dorado que abriga el horizonte. Es un trueno que de improviso ilumina el cielo de la noche. La vida es tantas cosas a la vez.
Suelo hablar mucho de las miradas y de las manos, pero es que son los mejores vehículos de la vida. Una, la mirada es como un balcón, donde dos zagalas enamoradas, se asoman al borde de un piélago inmóvil. Otra, las manos son la voz y el papel, donde alma y corazón nos narran sus secretos.
Me siento frente a ti, absorto en tus ojos, nadando en ellos mientras…tengo tu mano entre las mías, sintiendo ese gorrión revolotea entre los dos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...