A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 31 de mayo de 2012

Cartas de ultramar.2.


Rumbo al sur.


Vendrán cartas como gaviotas

que atraparan el tiempo y el viento,

bajo sus alas extendidas.

Como olas de una playa,

se anudaran a tus rodillas

sus abrazos,

como cuando eramos niños.

Leerán tus pies corazones en la arena

Y un rumor de risas

harán compañía a tu alma.

lunes, 21 de mayo de 2012

cartas de ultramar.


Recuerdo mi niñez como una época muy feliz, recibía regalos en forma de ropa y golosinas. Juguetes uno al año y solía ser un balón, una pistola o una espada y nada más. Los juguetes propiamente dicho lo fabricábamos nosotros mismos y como no existían otros, nunca sentimos que nos faltara algo. No es resignación, porque al no conocer que existan otras cosas, pues no sientes el deseo ni la frustración.
Hoy la oferta excede a nuestras posibilidades y la publicidad nos acercan imagenes de cosas, que nunca compraremos y lugares a los que jamás podremos ir. Es entonces cuando se produce la insatisfacción. Tenemos dos salidas; resignarnos o tratar de conseguirlas, para lo cual es posible que terminemos endeudados hasta las cejas. Pero ¿nos asegura el “tener o conseguir” esas cosas, el sentirnos felices, qué sucede con el precio a pagar por ello?, es dificil resistirse. Pero igual pasa con otras cosas inmateriales, me doy cuenta en mi mismo y a mi alrededor, que se "usan" a las personas. Amistad, sexo, amor, se han convertido en artículos. Existe un consumo desaforado de ellos, pero que al estar ausentes de ternura, de autenticidad, de implicación....son como esos productos de temporada, usar y tirar. No es lo mío.

martes, 15 de mayo de 2012

Despedida.



Se ha llenado de luces


mi corazón de seda,


de campanas perdidas,


de lirios y de abejas.


Y yo me iré muy lejos,


más allá de esas sierras,


más allá de los mares


cerca de las estrellas.


Para pedirle a Cristo


Señor que me devuelva,


mi alma antigua de niño,


madura de leyendas,


con el gorro de plumas


y mi sable de madera.





Balada de la Placeta


(fragmento)


Federico García Lorca

Zarpando.

3 Septiembre 2009

Con esta fecha comencé un cuaderno de bitácora explicando que era un rumbo al 270º, la segunda entrada la titulé Vivir. Eso he intentado estos años y lo he conseguido. Hubo un intento anterior en 2007, año infausto y por eso fue eliminado de la memoria mía y del blog.

Tan mal recuerdo me hizo tomar en este segundo intento, el nombre de Capitán Smith, el que llevó al Titanic al fondo del Atlántico, tan mala impresión tenía de mis posibilidades, sin embargo redimido el capitán, ha llevado esta vez adelante a su barco, con tan buenas singladuras que ahora flamean sus velas por toda la desembocadura del Guadalquivir.

Hoy toca dar las gracias a todos los que me han acompañado, especialmente a 17 valientes que se denominaron seguidores, otros ocultos pero fieles lectores a los cuales no les puedo poner cara, pero si lugar por aquello de la tecnología. Gracias a vuestros comentarios y criticas, gracias porque me azora aun la paciencia que han demostrado al leer lo que anoto en mi libro.

He intentado traer nada más que palabras en forma de; libros, poesía sobre todo de mujeres, comentarios, mis pensamientos y paranoias, porque la palabra es lo que nos distingue como ser humano y dentro de ello, todo lo que rodea a otro acto del ser humano, el más sublime, amar.

Rodeando y perteneciendo al amor, me ha interesado la ternura, la mirada, las caricias, el cuidado del ser amado, el sostener ese amor en los momentos en que la tormenta zarandea sus cuadernas, el romper esa leyenda urbana que nos relega a los hombres a ser una especia de hooligans del amor.

Pero como habrán notado voy llegando a ese momento en que un velero debe abandonar la costa y alejarse. Conocerse uno mismo es el primer deber de un hombre o mujer, nada mejor pues que poner proa a lo desconocido y ponernos a prueba…… es allí al 270º donde me dirijo como navegante solitario.

Espero poder leeros, os animo a seguir escribiendo, seguro que encontraré la forma de conectarme y disfrutar de vuestras palabras.

Os dejo en mi ausencia una fotografía de la ventana de mi casa, le puse el nombre de La Luna. Hace diez años cuando la compre aspiraba a eso mismo. Ella me regala unos geranios esplendorosos y yo os los entrego.

Un fuerte abrazo a ambos lados de este océano.

viernes, 11 de mayo de 2012

Control + alteración + suprimir.



Mira hijo en el mundo ya está todo inventado, decía mi abuelo Francisco. No se refería a la técnica que además le encantaba, era a lo humano. La frase vino a mi memoria la primera vez que fui al Rocío de peregrino. Existen “caminos” en todas las religiones, desde los druidas celtas con Finisterre, después Camino de Santiago, asi cómo los de la Meca, Roma, Jerusalén o Potala. Mas parecidos al del Rocío y también locales tenemos el de la Virgen de la Cabeza en Jaén o el de Consolación de Utrera, que llego a ser el más grande la península. Rezar utilizando una ristra de cuentas está en todas las religiones, lo mismo que el ayuno, pasar noches en vela, repetir “mantras”……..y así estaríamos horas sobre el tema. Todas son técnicas muy probadas, el ayuno junto al cansancio físico, la repetición de frases con una cierta rima, podríamos igualarlo a…… control+alt+suprimir.

Los médicos estamos encantados desde que se crearon los Informáticos, son los culpables de todo, un orgasmo de satisfacción. Pues me estaba contando el de mi trabajo que de vez en cuando hay que purgar (ya adoptan nuestra jerga) el sistema y las conexiones….porque se crean parásitos (nuestra también) en la red. Así que le introducen una descarga (lavativa energética) y arrastran lo que allí exista.

Imagínese usted triste nativo sufridor de la gran ciudad, que amanece un buen día, vestido de caminante en medio de caballos y bueyes, mujeres vestidas de mil colores, un campo en flor, mil aromas desconocidos, una luz desbordante. Un lugar donde su teléfono móvil (celular) no tendrá señal, su reloj carece de importancia, usted desconoce las reglas ni donde va ni a qué hora pasará esto o aquello, ni un taxi en lontananza para huir (me importa un rábano lo que piensen estos locos), me duelen los pies, tengo sed, no hay prensa…..estoy en mano de un jefe de la tribu con cara de bruto. que por lo visto lo sabe todo.

De pronto le asaltará una duda existencial……Diossss y en voz baja le pregunta a alguno de edad avanzada….(este fulano debe saberlo)……..
-oiga por favor en caso de necesidad aquí ¿que se hace?.
-Pues hombres a la izquierda y mujeres a la derecha (del camino se entiende).
A mediodía ya estoy enterado que el momento idóneo es, cuando los bueyes necesitan hacer lo mismo, entonces partimos raudos y veloces, unos a un lado y otras al otro.

Cuando ya he solventado lo básico e importante, comienzo a indagar (por matar el tiempo) con el señor mayor que camina a mi lado. Me sorprende la caída del sol y no he parado de hablar, con lo poco que hablo generalmente. Iré de un grupo a otro diciendo siempre gracias…gracias (me conocerán de algo?).

Al tercer día a mi llegada conectaré el teléfono, tendré cien mensajes, llamadas perdidas, emails y yo no tendré ganas de leerlos porque ya me los conozco. Iré a dar una última mirada al sol que se marcha por el agua de la marisma y me tomaré ahora sí, dos copas con este señor tan agradable……..
-sabe usted? Se me han pasado estos tres días en un soplo.
-Hasta el próximo año, me dice aquel hombre calándose el sombrero, salude a su señora.

-De qué conoce este hombre a mi señora...........

jueves, 10 de mayo de 2012

Cancioncilla.


¿A quién contaré mis quejas,
mi lindo amor,
a quién contaré mis quejas
si a voz non?...
Canción popular del s. XV

Amor, corriente escondida
que pechos adentro va,
como un manantial que está
alimentando mi vida;
en turbias aguas perdida
abreva el alma dolor:
si no te la cuento, Amor,
¿a quién contaré mi herida?

Concha Urquiza. México 1912-1945.

Navegantes solitarios.


Predicen buen tiempo para este fin de semana, en estos dos últimos meses he puesto mi velero a punto, dicen los marinos ponerlo “a son de mar”. Todo revisado, trincados sus elementos y carga, cerrados y asegurados; portillos tambuchos, ojos de buey. Adujados todos los cabos y escotas. Elementos de seguridad en su sitio y baterías cargadas. Voy solo, me costo algo de trabajo y miedo la primera vez, pero fui acostumbrándome. Como todo en la vida llega el día de cortar el cordón umbilical y aunque me guste la compañía, también es necesario resetearse uno y que le de el aire, en caso contrario las ideas se quedan rancias. Nada mejor que una buena brisa, para desplegar las velas del pensamiento y del barco. Uno mismo debe ponerse “a son de mar”, nunca se sabe que tormentas nos vamos a encontrar fuera y en esta vida siempre somos navegantes solitarios.

miércoles, 9 de mayo de 2012

El mar.


El mar soñó en voz alta
que tú me besarías.
Libérame un instante los labios,
necesito
contarte sobre el filo
de aurora en que amaneces conmigo,
que fue cierto,
que sí,
que nos amamos.
Y ya antes
que deshaga de espumas,
-el mar sueña que muero a tu costado-
reanúdate,
yo quedo.
Y déjame tus manos.
O llévate apretados contigo
estos dos gozas y miedos y gemidos.
Mis dos gritos a un tiempo;
dos tigres, dos palomas;
dos himnos, dos sollozos;
dos triunfos, dos nostalgias;
dos culpas
y una sola locura
y un milagro.
O déjame tus manos.
Dos potros, dos tormentos
dos blancos dulces perros lamiéndome
los pasos;
dos náufragos, dos puertos;
dos fuerzas, dos desmayos;
dos gotas de una lluvia de estío;
dos blasfemias,
dos templos, dos guaridas;
dos cielos, dos infiernos,
dos dioses, y una génesis sola
sobre el caos.
La sal
ancla en el fondo del mar
castillos blancos.
Desátame los brazos
o apaga estos caminos de viento
que me llaman.
O vuélveme a la hoguera
del beso hasta que queden cenizas.
Desde el nácar
profundo
sueña un niño celeste, que amanece.

Matilde Alba Swan. Argentina 1912-2000.

Take five.


La temperatura ha subido en la calle diez grados en menos de 24 horas. No dejo de pensar en ti, quizás por eso ni lo he notado. Cierro los ojos (y ni eso) y recuerdo esos momentos en que recorro a besos tu cuello, mientras tienes las palmas de ambas manos sobre la pared. Te abrazo como un bajista de jazz inmerso en su melodía y tú despejas el camino de las próximas horas diciéndome….apaga ese trasto (mirando al TV). David Brubeck nos da la pista y en cinco movimientos nos estamos mirando detrás de los ojos y pensando…
-cuanto tiempo hemos perdido desde la última vez…… ?
-cariño es que a veces eres tontito, no se me notaban las ganas?.
-habré perdido el diccionario.
-Estreno conjunto, te gusta?
-ese que está en medio del pasillo?
-si.
-me encanta el color morado.
-ah…. pero lo has mirado?,
-sabes que no atino con los broches.
-siempre tan patoso.
-Tu tienes muchas ganas de hablar?
-porqué eres tan impaciente?,
-porque quiero pedirte prestados tus labios.
-espera, que ahora viene la parte del clarinete.

martes, 8 de mayo de 2012

Amor a primera vista.




Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad,
pero la inseguridad es más hermosa.

Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?

Me gustaría preguntarles
si no recuerdan
-quizá un encuentro frente a frente
alguna vez en una puerta giratoria,
o algún "lo siento"
o el sonido de "se ha equivocado" en el teléfono-,
pero conozco su respuesta.
No recuerdan.

Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,

una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino,

que los acercaba y alejaba,
que se interponía en su camino
y que conteniendo la risa
se apartaba a un lado.

Hubo signos, señales,
pero qué hacer si no eran comprensibles.
¿No habrá revoloteado
una hoja de un hombro a otro
hace tres años
o incluso el último martes?

Hubo algo perdido y encontrado.
Quién sabe si alguna pelota
en los matorrales de la infancia.

Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junto a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.
Todo principio
no es mas que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad.


Wislawa Szymborska. Polonia 1923-2012.

lunes, 7 de mayo de 2012

Mejor....te amo



Vino la noche mi amiga
y llamo con los nudillos
contra el cristal.
Fuimos de paseo
a tu encuentro,
por la calle ancha
con cariño en los ojos
y una sonrisa en la cara.
Buenas noches amor
buenas noches mi amada
te podría decir te quiero,
pero me gusta más te amo.

domingo, 6 de mayo de 2012

Estoy cansado.

Busco una imagen sobre el cansancio, me salen; perros y gatos dormidos con cara angelical, muchicientas chicas desnudas, que prometen acabar con cierto cansancio parcial , radicado en mis zonas bajas, ancianos sentados en parques, gentes entristecidas viendo llover tras las ventanas suspirando por amores, fugados, dormidos o en busca y captura…. No es eso, me sería difícil y larguísimo explicar el tipo de cansancio que siento, es algo general...... Al fin encuentro algo apropiado…….. y doy a “copiar”.

sábado, 5 de mayo de 2012

Mediterraneo.



Quizá porque mi niñez sigue jugando en tu playa
y escondido tras las cañas duerme mi primer amor
llevo tu luz y tu olor por donde quiera que vaya
y amontonado en tu arena guardo amor, juegos y penas.

Yo que en la piel tengo el sabor amargo del llanto eterno
que han vertido en ti cien pueblos de Algeciras a Estambul
para que pintes de azul sus largas noches de invierno
a fuerza de desventuras tu alma es profunda y oscura.

A tus atardeceres rojos se acostumbraron mis ojos como el recodo al camino
soy cantor, soy embustero, me gusta el juego y el vino, tengo alma de marinero.
¡Qué le voy hacer! si yo nací en el Mediterráneo.

Y te acercas y te vas después de besar mi aldea
jugando con la marea te vas pensando en volver
eres como una mujer perfumadita de brea
que se añora y que se quiere, que se conoce y se teme.

¡Ay!, si un día para mi mal viene a buscarme la parca
empujad al mar mi barca con un levante otoñal
y dejad que el temporal desguace sus alas blancas
y a mi enterradme sin duelo entre la playa y el cielo.

En la ladera de un monte más alto que el horizonte quiero tener buena vista
mi cuerpo será camino, le daré verde a los pinos y amarillo a la ....
Cerca del mar porque yo nací en el Mediterráneo.



Joan Manuel Serrat.

Deseo.



Sólo tu corazón caliente,
Y nada más.

Mi paraíso, un campo
Sin ruiseñor
Ni liras,
Con un río discreto
Y una fuentecilla.

Sin la espuela del viento
Sobre la fronda,
Ni la estrella que quiere
Ser hoja.

Una enorme luz
Que fuera
Luciérnaga
De otra,
En un campo de
Miradas rotas.

Un reposo claro
Y allí nuestros besos,
Lunares sonoros
Del eco,
Se abrirían muy lejos.

Y tu corazón caliente,
Nada más.


Federico García Lorca.

viernes, 4 de mayo de 2012

Día 5. (Queremos sol)



Dame tu mentira, abril,
venda mis ojos y enciende
toda la luz de tu sol,
y deja al alma que sueñe.

Esconde tú mi verdad.
No me la digas. Alegre
abre tu puerta. Que yo
por tu primavera entre.

Sonrisa. Abril. Cielo azul.
Con mis lágrimas, ya ausentes,
deja tu rocío a la flor.
¡Y dile al viento que espere

Elena Martín Vivaldi. Granada 1907-1998.


Los del sur andamos medio encogidos y mustios con este tiempo, que ni es abril, ni mayo, ni nada. Anhelamos ese sol que rebota en fachadas y espadañas, que nos hace entrecerrar los párpados, que achica las mangas de camisas y vestidos, que acorta pantalones y faldas. Resoplan las viejas embutidas en sus refajos y sonríen las muchachas entreabriendo sus canalillos. El sol calienta la tierra, el mar y los pensamientos haciendo brotar la vida.........

Notas a pié de página





Al final del viaje descubres mirando al espejo, que eras tú aquel niño, joven, hombre y viejo, que durante tantos años ha venido acompañándote. Te reconoces y recuerdas cada momento, cada instante, cada lugar. La de veces que has renegado de ellos, no queriendo parecerte ni un ápice, porque el parecido te llevaba a otras personas de las cuales querías huir. El tiempo es una anciana que con primor dobla tus viejas camisas y las guarda en un arca, conforme las dejabas a un lado por inservibles, ella las lavaba y planchaba, para que luego te reconozcas.
La vida te ha dado a leer esas notas “a pié de página”, esos comentarios del autor que hacen entendible alguna escena de tu pasado. Solo que mucho más tarde. Hoy como cuando ves una película antigua, descubres nuevos matices, destacan otros personajes e incluso la trama de lo que has venido viviendo, parece ser otra.
Todas esas noches de amor, las caricias, esas miradas con la luna en su iris y algún que otro poema encendido, le dan a tu piel una tersura especial, la de ser amado o haber sido amado, no todo el mundo la tiene. Esa imagen, esas miradas, esa caricia toman vida a tu lado en cada puesta de sol, para descubrirte que la soledad es ya tu otro yo, tu nueva compañera.

jueves, 3 de mayo de 2012

Haiku.



Un charco


la calle inundada


de cielo.



Alfonso Cisnero Cox. Perú 1953.

Regreso.

Solo un poeta o un abuelo, te darían tan sabios consejos como Kavafis en su poema Ítaca. La isla de Ítaca, es nuestro lugar de salida y llegada en nuestra vida y como Odiseo hemos de emprender nuestro viaje. No encontraremos ni Cíclopes ni Sirenas, pero en sentido figurado nos toparemos con unos y oiremos los cánticos de las otras. Ese viaje es doble y transcurren a la vez, pero el importante ocurre dentro de uno. Viajes iniciáticos los ha habido y siguen existiendo, el mejor descubrimiento es el de uno mismo y suele llegar en ese momento de abatimiento y cansancio extremo. Cuando te desprendes de todo tu equipaje mental; enseñanzas, complejos, ordenes, esquemas, normas………y ya desnudo, con tus manos tejes tu nueva apariencia. Es entonces cuando vuelves a Ítaca.

Cuando venciste al cíclope, caíste rendido en brazos de alguna sirena, perdiste amigos y familiares, naufragaste en una playa lejana………solo era el camino, todos esos monstruos ya los llevabas en tu barco. Consiste en ir tirándolos por la borda y seguir como Machado “ligero de equipaje”……….

miércoles, 2 de mayo de 2012

La vida........es eso que pasa.

La vida es algo que suponemos poseer, de hecho si estoy escribiendo esto, es que debo estar vivo. Pero si la vida es y así creo, algo consciente de uno mismo y lo demás, entonces, entonces debo decir que hay momentos, días, semanas…..que no estamos vivos. Sobrevivimos, deambulamos, existimos. Si nos preguntaran semanas después, dónde hemos estado, que hemos comido, con quién hablamos…..nos costaría trabajo recordar. La vida es como un gorrión callejero, algo diminuto, saltimbanqui, inquieto. Picotea al lado de mi zapato unas miguitas de pan, me mira sin mucha atención y luego me abandona por el señor de la mesa vecina.

Lo que no es la vida es una cita en concreto, en esa tarde que llevas preparando semanas, es esa mañana que preferiste estar en la cama, en vez de pasear por el parque. La vida es azar, decisiones estúpidas, días luminosos, meteduras de pata, besos robados en un portal. La vida no admite planes ni componendas. Es ese niño con amigdalitis cuando estrenas medias negras de las que quitan el hipo (o lo esperas), en esa noche especial. Es esa madre de avanzada edad que reclama un cuento a su cabecera sintiéndose niña en sus últimos días………..la vida es eso aprisionado en relojes, almanaques……..la vida nos lleva en volandas, nos hunde o eleva a las nubes…….es todo y es nada.

La vida es eso que pasa ante tus ojos y que tu no tenias anotada en tu agenda.

Nada más.

No quiero ser más que un puñado de arena

dormir, vivir unido en la inmensidad de tu playa

no quiero ser mas que un minúsculo grano

de tu reloj de arena, ser solo un segundo

y nada más, solo eso un trozo de tu tiempo.

No quiero ser mas que un soplo de aire

y volar entre los rizos de tu pelo

no quiero ser más que el aire de un suspiro

dormir en el interior de tus labios

y nada más, solo eso nada más que un beso.

No quiero ser más que un latido en tu pecho

sentir tu calor, arroparme con todo tu amor,

no quiero ser más que un impulso

que empuja tu sangre hacia tus mejillas

y nada mas, solo eso vivir dentro de tu vida.

Itaca.





Cuando emprendas tu viaje a Itaca


pide que el camino sea largo,


lleno de aventuras, lleno de experiencias.


No temas a los lestrigones ni a los cíclopes


ni al colérico Poseidón,


seres tales jamás hallarás en tu camino,


si tu pensar es elevado, si selecta


es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.


Ni a los lestrigones ni a los cíclopes


ni al salvaje Poseidón encontrarás,


si no los llevas dentro de tu alma,


si no los yergue tu alma ante ti.






Pide que el camino sea largo.


Que muchas sean las mañanas de verano


en que llegues -¡con qué placer y alegría!-


a puertos nunca vistos antes.


Detente en los emporios de Fenicia


y hazte con hermosas mercancías,


nácar y coral, ámbar y ébano


y toda suerte de perfumes sensuales,


cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.


Ve a muchas ciudades egipcias


a aprender, a aprender de sus sabios.






Ten siempre a Itaca en tu mente.


Llegar allí es tu destino.


Mas no apresures nunca el viaje.


Mejor que dure muchos años


y atracar, viejo ya, en la isla,


enriquecido de cuanto ganaste en el camino


sin aguantar a que Itaca te enriquezca.






Itaca te brindó tan hermoso viaje.


Sin ella no habrías emprendido el camino.


Pero no tiene ya nada que darte.






Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.


Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,


entenderás ya qué significan las Itacas.




Constantino Kavafis.


martes, 1 de mayo de 2012

La libre danza del amor



Libres tú y yo libres



corrimos hacia la tierra



y nos acariciamos



sobre nuestras promesas



libres tú y yo libre



crucificamos nuestras penas



y nos bebemos mutuamente



todas las ilusiones maduradas



y nos sentimos libres



libremente esclavos



de nuestra libertad



y nos respiramos las mañanas



y de las mañanas a las sombras



y de las sombras a las esencias



de las esencias a nuestros cuerpos



que danzan voluptuosos



frente a la luna confusa y olvidada.






Abel Sandoval Ormeño. Chile.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...