A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 5 de junio de 2012

No existe más oasis que tu cuerpo.


Mientras dura el relámpago,
ardemos lluviosos en su aroma
que ilumina tu cama
hasta volverla un bote,
donde está la pasión tras el diluvio.

Mientras dura el relámpago
-cuyas águilas roen nuestro ayer-,
somos bajo su lumbre
el cuchillo y la fruta
repitiendo un milagro en pos del alba.

Mientras dura el relámpago,
se deshace en un blues toda la niebla,
e inventamos un huerto
que también nevará
cuando muera la sangre en sus espigas.

Mientras dura el relámpago,
no existe más oasis que tu cuerpo,
un tango, un acordeón,
este abrazo profundo,
la certeza del agua que nos une.

Agustín Labrada Aguilera. Cuba 1964.

3 comentarios:

Rive Gauche dijo...

Sensaciones muy bonitas pero muy poco duraderas... mientras dura un relámpago... es un instante o varios instantes en el tiempo.

mientrasleo dijo...

Un poema precioso, no conocía al autor. Lo voy a investigar un poco.
Muchas gracias por descubrirme alguien nuevo
Besos

Capitán Smith dijo...

Quizás breve pero intenso Rive, gracias Silvia por tu visita.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...