A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 6 de julio de 2012

Veintiún poemas de amor III.


Porque ya no somos jóvenes, las semanas han de bastar
por los años sin conocernos. Sólo esa extraña curva
del tiempo me dice que ya no somos jóvenes.
¿Caminé yo acaso por las calles en la madrugada, a los veinte,
con la piernas temblándome y los brazos en éxtasis más pleno?
¿Acaso me asomé por alguna ventana buscando la ciudad
atenta al futuro, como ahora aquí, esperando tu llamada?
Con el mismo ritmo tú te aproximaste a mí.
Son eternos tus ojos, verde destello
de hierba salvaje refrescada por la vertiente.
Sí. A los veinte creíamos ser eternas.
A los cuarenta y cinco deseo conocer incluso nuestros límites.
Te acaricio ahora, y sé que no nacimos mañana,
y que de algún modo tú y yo nos ayudaremos a vivir,
y en algún lugar nos ayudaremos tú y yo a morir.

Adrienne Rich. EEUU 1929- 2012.

1 comentario:

Rive Gauche dijo...

Precio Capitán, precioso. Conozco a personas que le han sucedido esto, que por circunstancias en su juventud se encontraron y siguieron rumbos diferentes y al cabo de veinte años, se han vuelto a reencontrar y de ese reencuentro ha surgido algo maravilloso. Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...