A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

miércoles, 15 de agosto de 2012

Sueños para mañana.

Supongo que todos tenemos ese sueño para cuando dejemos de trabajar. Yo tengo uno mismo pero con dos vertientes; dar la vuelta al mundo en un barco de velas (al menos al Mediterraneo), o montar una librería.
Debe ser una reminiscencia de mi primer libro en sentido estricto, "Cinco semanas en globo", me lo regalaron a los ocho años, después llego "Las aventuras de Arturo Gordon Pim"......y cientos mas. Un buen día tenía en mis manos "Viaje al centro de la tierra" y decidí ver si el lugar donde descendían existía en realidad, pues era cierto, acudí a mi atlas de geografía y por supuesto Verne no se lo invento. Fue un maridaje perfecto, a un lado el libro de aventuras y al otro la geografía.
Leer es una manera de dar la vuelta al mundo, en si mismo los libros son un mundo, el mundo o los mundos si le gusta la ficción. Me pasa igual con la literatura histórica, historia-ficción o ficción neta.
De tener una librería se parecería a esta de la fotografía, situada en la calle Feria de Sevilla, se llama El Gusanito Lector, es pequeña alargada, su dueño le ha montado un segundo piso con mucho arte. Tiene una zona de lectura para niños y para los grandes con prisas ha colocado el anzuelo de la prensa diaria a su entrada, al fin y al cabo se trata de lectura, luego coloca guías de viaje para gente perdida o despistada y así hasta que te lleva a su terreno.
Por ahora dispongo de un velero pequeño, así que este extremo parece que va ganando, pero al llegar a casa o mirar la memoria del ebooks, no estoy ya tan seguro.
Viajar libro en mano por la calle o en su butaca es apasionante, sobretodo me gustan estos ingleses que lo mismo les da por el desierto, los polos o la jungla y lo mejor de todo, que lo ponen por escrito. Para gusto y regusto de nosotros, navegantes de costa y salón.


2 comentarios:

mientrasleo dijo...

Bonito sueño el tuyo, tener una librería y viajar por el mundo. Yo soy un ser egoista y me costaría no adquirir un ejemplar de cada título, incluso desprenderme de aquellos que ya tuviera... lo reconozco, los trato como pequeños tesoros.
Viajar es un placer, a la luna, a islas misteriosas repletas de tesoros, a otras épocas y.... ¿qué me dices de montarte en ese velero y encontrar la Atlántida?
Está claro, leer ayuda a soñar :)
Besos

Capitán Smith dijo...

Los libros ya me inundan voy colocando estanterías por doquier. Me gusta el tacto del papel, la tinta, su olor. Los libros abren la mente y el corazón de tal manera que descubres un trozo de esa Atlántida, en cada rincón, en cada par de ojos. El mar aparte de recordarte lo inmenso y lo pequeño de uno mismo, es un potente antivirus, jejejeje. Besos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...