A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

domingo, 28 de octubre de 2012

Por la alameda.



La mañana cubrió el suelo 
de un sollozo contenido.
Se abrieron las verjas y
 los árboles se agitan nerviosos, 
dejan caer sus hojas amarillas,
 cuando los desnuda el viento.
Un paseante solitario 
en una mañana gris,
un paraguas solitario, 
bajo una lluvia gris
de paseo contigo
compartiendo un beso.



No hago otra cosa que pensar en tí,

sábado, 27 de octubre de 2012

Azul.

En las pálidas tardes
yerran nubes tranquilas
en el azul, en las ardientes manos
se posan cabezas pensativas.

¡Ah los suspiros1 ¡Ah los dulces sueños!
¡Ah las tristezas íntimas!
¡Ah el polvo de oro que en el aire flota,
tras cuyas ondas trémulas se miran
los ojos tiernos y húmedos,
las bocas inundadas de sonrisas.

En las pálidas tardes
me cuenta un hada amiga,
las historias secretas
llenas de poesía;

Lo que llevan las brisas,
lo que vaga en silencio,
lo que sueñan las niñas.

Rubén Darío. Nicaragua. 1867- 1916
Ilustración. Al pie del acantilado. William Bouguereau.

miércoles, 24 de octubre de 2012

A modo de comentario......

No te rindas.



No te rindas, aún estás a tiempo 
De alcanzar y comenzar de nuevo, 
Aceptar tus sombras, 
Enterrar tus miedos, 
Liberar el lastre, 
Retomar el vuelo. 
No te rindas que la vida es eso, 
Continuar el viaje, 
Perseguir tus sueños, 
Destrabar el tiempo, 
Correr los escombros, 
Y destapar el cielo. 
No te rindas, por favor no cedas, 
Aunque el frío queme, 
Aunque el miedo muerda, 
Aunque el sol se esconda, 
Y se calle el viento, 
Aún hay fuego en tu alma 
Aún hay vida en tus sueños. 
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo 
Porque lo has querido y porque te quiero 
Porque existe el vino y el amor, es cierto. 
Porque no hay heridas que no cure el tiempo. 
Abrir las puertas, 
Quitar los cerrojos, 
Abandonar las murallas que te protegieron, 
Vivir la vida y aceptar el reto, 
Recuperar la risa, 
Ensayar un canto, 
Bajar la guardia y extender las manos 
Desplegar las alas 
E intentar de nuevo, 
Celebrar la vida y retomar los cielos. 
No te rindas, por favor no cedas, 
Aunque el frío queme, 
Aunque el miedo muerda, 
Aunque el sol se ponga y se calle el viento, 
Aún hay fuego en tu alma, 
Aún hay vida en tus sueños 
Porque cada día es un comienzo nuevo, 
Porque esta es la hora y el mejor momento. 
Porque no estás solo, porque yo te quiero. 

M. Benedetti. Montevideo 1920-2009.
 


lunes, 22 de octubre de 2012

En calma.


Se recogió en si mismo el día, fueron a tierra las gaviotas para no perturbar el aire, e incluso las  nubes se fueron juntando en un gris uniforme. La calma trajo la calma, el  silencio, solo escuche la ausencia. Pero la ausencia era armonía entre mis pisadas y la arena. Sin verlas, vi las  huellas, no le  hizo falta a mis ojos que estuvieran, porque están. Es lo bueno de los momentos cuando se viven intensamente, que se recuerdan. Se percibe un  perfume, el roce de la pagina de un libro, las sombras del parque, los murmullos de las olas, el mar .….todo hoy es calma y en ese silencio oigo tu compañía.

Psicobiografía.


El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
Que hasta finge que es dolor
El dolor que de veras siente.

Y quienes leen lo que escribe,
Sienten, en el dolor leído,
No los dos que el poeta vive
Sino aquél que no han tenido.

Y así va por su camino,
Distrayendo a la razón,
Ese tren sin real destino
Que se llama corazón.

Versión de Santiago Kovadloff

Fernando Pessoa. Portugal 1888-1935 

jueves, 18 de octubre de 2012

Me muero...........hay alguien ahí?-

Enfermo enfermo nunca,a veces me pongo malo, un resfriado si acaso, ahora si, cuando yo me pongo malo, no veas........primero me dan fiebres altísima,  luego como si me atropellara un camión, me duele todo-  Pero lo peor es eso de que me dejen solo en el dormitorio.
-Hay alguien ahiiii?.
-Que te ocurre, quieres algo?
-Que me haga alguien caso, aquí muriéndome como si nada.
-Quieres ya una pastilla  para esa fiebre?
-Cualquier cosa estoy realmente muy malllll.
-Ya voy, termino esto y te la llevo.
(pasan dos minutos)
- Y la pastilla,creo que me esta subiendo  otra vez.
-Ya estoy aquí,a ver ponte el termómetro, uffffff pues si que está  alta, yo no se como aguantas tanta fiebre.
-Pues eso digo que estoy mal, vamos muriéndome.
-Bueno, tomate esto, me dice dándome una pastilla y un sorbo de agua.
-Cariño acuérdate que en la carpeta negra están los papeles de la casa, en el escritorio de mi ordenador hay una carpeta que dice "en caso de muerte" allí esta lo de los seguros y......
.Por Dios cállate ya.
-Mamá dicen los niños en la salita, papá se va a morir?
-Bueno niños ya sabéis como es tu padre.
-Podemos ver la carpeta negra?

Estoy horrible........

Lo primero son los estornudos, después  una lluvia de pañuelos de papel, continua  con enfundarse en una bata o el pijama más feo, es cuestión de atrezzo creo yo, no se gasta uno bonito para un mal momento.
Aparece por el salón y se sienta enfrente con la caja de pañuelos.
-Necesitas algo corazón?
-Morirme, me duele todo, que mala cara tengo, no me mires, estoy horrible.
-Pues si tienes mala cara.
-Lo ves estoy horrible.
-Horrible no, resfriada.
-Mira que ojeras, estos pelos, no me he  depilado el bigote, la casa desordenada, no he recogido la ropa  del tendedero.
-Ya lo hice yo y la cena ya está preparada.
-Eso tu no me hagas caso.
-Te hago caso.
-No, no me haces ni pizca, te digo que estoy horrible y te da igual.
......Este es el  momento de la encrucijada......puedes seguir con una charla tipo ping-pong.....o te levantas, le quitas el pañuelo y le das un beso en los  labios y.........
-Los hombres siempre igual, solo pensáis en los mismo...(pero en tono absolutamente distinto acompañado de una sonrisa, una elevación de hombros y un acurruque en el sofá).
-Por cierto doblaste la ropa al recogerla?

miércoles, 17 de octubre de 2012

El sabor del deseo.


Evidentemente hacer el amor con ella era fantástico. Pero en voz baja les confieso que todo comenzaba días antes, a veces incluso una semana. Palabras sueltas, un giro de cabeza, un rozar las manos mientras íbamos a  tomar café, una mirada……..Eso, no tiene usted ni idea de su mirada…era como un anticipo….como esos tráiler de “estreno inminente” , uffff solo mirar allí dentro, asomarse al balcón de sus ojos ya me ponía  a cien. Ella lo sabía y por eso le echaba gasolina al fuego, desplegando una media luna en cuarto creciente, unos labios para comérselos.
Me encanta sentir ese deseo, me hace sentirme vivo, chispeante, ocurrente……Pienso, ideo, maquino y ella…….bueno eso es para morirse, la cantidad de cosas que pueden ocurrírsele. Siempre me sorprende y eso me desarma,  porque es que no existe mejor halago. Mira sabes que te digo, por supuesto me encanta si me dices…estas para comerte….pero es eso lo que me gusta, imaginar esas tardes, esas mañanas que ella se llevo pensando en mi, solo en mi, que  se gasto un rato de su tiempo en como hacer mas divertido, mas entrañable…….Pues por ello me pongo las pilas y se establece una rivalidad en sorprendernos……..me gusta, me encanta, ver, palpar, esperar……el sabor del deseo.

martes, 16 de octubre de 2012

Asesinato en la oscuridad.


Una mujer empezó de espaldas al público, bajo la luz de los focos. Llevaba guantes largos blancos y un traje de noche con mangas de tul negro que parecían alas membranosas cuando desplegaba los brazos. Hizo un montón de cosas con los brazos y la espalda, pero cuando al fin se dio la vuelta, era vieja. Llevaba la cara empolvada de un blanco de muerte, la boca pintada de un morado rojizo chillón, pero era vieja. Sentí una oleada de vergüenza invadirme el cuerpo, ya no tenía ninguna gracia, no quería que esta mujer se quitase la ropa, no quería mirar. Sentí que era yo, no la mujer del escenario, la que se exponía y se humillaba. Estaba segura de que le silbarían y le gritarían cosas, de que se sentirían estafados.

La mujer bajó la cremallera de su traje negro, deslizándoselo por el cuerpo, y empezó a mover la cadera. Sonrió con su cara de máscara blanca y su boca morada, y dentro de sus labos se reflejaron los dientes, piedras blanquecinas sin brillo, era una burla, no intencionada, ella lo sabía, era un truco de otro tipo pero no sabíamos quién nos estaba gastando la broma. El truco estaba en que de repente no había truco: el cuerpo que estaba subido allí arriba era real, envejecía, no flotaba en la luz de los focos, en un mundo aparte del nuestro; estaba, como nosotros, atrapado en el tiempo.

En el Victory Burlesque se hizo un silencio de muerte.

Margaret Atwood "Asesinato en la oscuridad".

Puertas.

-Hanna, ¿crees que la predisposición a la desgracia se hereda?- le preguntó.


-No, hijo, no- respondió la anciana con convicción, aunque, mientras lo decía, juntó precavidamente el meñique y el íncide de ambas manos en un gesto de conjuro gitano que Ismaíl no llegó a advertir-. Uno es igualmente responsable de su felicidad y de su infortunio. Es cierto que nadie puede negar la importancia del azar, pero si lo piensas bien, te darás cuenta de que la fatalidad llega siempre a nuestras vidas por la puerta que nosotros mismos le hemos abierto.





~El amante albanés, Susana Fortes

domingo, 14 de octubre de 2012

Olvido.

Siento decirte que anoche

dejaste algo olvidado: tu

presencia...

has estado en todos mis sueños.

Enrique Adrados Maestre. Huelva 1977.

viernes, 12 de octubre de 2012

Soneto sediento.


Mi tú. Mi sed.  Mi víspera. Mi te  amo.
El puñal y la herida que lo encierra.
La respuesta que espero cuando llamo.
mi manzana del cielo y de la tierra.

Mi por-siempre jamás. Mi agua delgada,
gemidora y azul. Mi amor y seña.
La piel sin fin. La rosa enajenada.
El jardín ojeroso que me sueña.

El insomnio estelar. Lo que me queda.
La manzana otra vez. La sed. La seda.
Mi corazón sin uso de razón:

me faltas tanto en esta lejanía,
en la tarde, a la noche, por el día,
como me faltaría el corazón.

Eduardo Carranza. Colombia 1913.1985


jueves, 11 de octubre de 2012

Exploradoras.


Tus manos
siempre encuentran en mi piel
una senda inexplorada
para zarpar con rabiosa gana
a la apetecida boca
del relámpago carnal

tus manos
saben evadir la rutina
cuando las pienso
se humedece mi memoria
e impaciente las aguardo.

Dina posada. El Salvador 1946.

No es malo ser portero.

Un premio Nóbel no es como el Oscar, en el primero no conoces a los nominados, por ello solo sube a recibirlo, aquel que la Academia ha designado. En el otro no, ves las caritas de los que esperan, sonriendo siempre y luego ….The Winner is………………... al resto se le queda un rictus a medias entre el llanto y las hemorroides.
Todos hemos vivido en nuestra vida este momento…..¿mamá tu quieres más a mi hermano que a mí?, ¿a quien quieres mas a papá o a mamá?. En el patio del colegio se elegían equipos y dos capitanes autonombrados, iban señalando a los que querían en el suyo. Si eras el último, aparte de la soledad evidente, te tocaba ser portero por aclamación.
Siempre estamos eligiendo o siendo elegidos, en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la amistad. Luego la vida se complica tanto que hay un desenlace peor que los anteriores. Preguntas ¿conmigo o sin mí? . Se dan la vuelta, no dicen nada y ni siquiera juegas de portero.


En los mares de China.

No es solo la tierra, el mar de otoño es calmado y cuando se baña de esa luz dorada, recuerda a esos mares orientales del cine. Aunque aca al sur del sur, mantengamos una buena temperatura, conviene al marino llevar una ropa de abrigo, puesto que la ausencia de edificios, libera la circulación del viento. Salvo esto solo búsquese una buena compañía. Con la edad, cuando se hacen verdad todos los refranes, de los que se dudas cuando tu agenda esta huérfana, descubres que “mejor solo que mal acompañado”. Es lo bueno de navegar, las reglas son pocas y exactas, “solo hay un patrón”, “a la voz del capitán”, “mujeres a bordo ninguna y la mía menos”. Si ya de por si en un barco, no existe ni izquierda ni derecha, imaginen el resto.


Mientras pienso todas estas cosas y las digo, Abercrombie asiente a mi lado adujando cabos. Él es un hombre de mar y pueblo, por lo cual no discute las perlas de sabiduría añeja y padece de menos calentones de cabeza.

-“Smith tu problema es que hablas muchos con ellas”, ese es su terreno y te lían. El problema es que al día siguiente cambian de rumbo.

- ¿Cuantas veces te han dicho?, hijo eso fue ayer es que eres de piñón fijo. Por ejemplo, si no hablas de la luna, es que eres poco romántico, pero tu hablas de planetas y dicen..... “no le cuentes tonterías a los niños”.

- Mira yo me levanto, mejor dicho desde la cama ya se de donde viene el viento, así que pongo rumbo donde sople. Lo que yo te diga, calladito y….”donde hay patrón…”, tu vente aquí y me mandas a mi y todos contentos. Cuando llegas al pueblo cada fin de semana, ¿no ves a los viejos solos, sentados en un banco con su bastón y la mirada perdida? Y ellas de tres en tres agarraditas del brazo?, pierdes el tiempo.

Miro a mi amigo y compañero en silencio. Siempre había luchado contra estos estereotipos, pero en realidad es con él con quien comparto mis cosas. Cuando me estrecho la mano hace diez años, ya no necesitamos más palabras, promesas ni juramentos. Aun no se cual será mi banco a la entrada de qué pueblo, pero no estaré solo.

-¿Zarpamos o qué Smith….?

Invitación.



Ven a habitar
esta parte de mi alma
suspendida en la orilla
de un crepúsculo.
Ven a abordar este barco
naufragado en lo azul
de mi nostalgia.
Mi casa te aguarda
florecida de lilas
y abierta al horizonte
donde la luz es el preludio
de una aurora
que apenas se perfila.
Todos los sueños caben,
todos los espejismos.
Aquí las ventanas
son puertos para viajar
por rutas olvidadas
y en las tardes
el jardín reverdece
de tallos y de hojas,
de voces minerales
que emanan de la tierra.
Mi casa te espera
lejos del frío nocturno
que cuaja de tristeza cada calle,
lejos de la negra visión,
que empaña las esquinas
de humo y pesadumbre.
Tibieza, claridad,
sombra apacible
de la luz en la lámpara
junto al libro
de signos admirables.
El lecho de los sueños,
la almohada reclinada
y mi amor abrigándote
en el silencio puro
de la noche.
Mi casa te aguarda
de pie sobre la vida,
a esta hora o en el círculo
eterno de las horas.

Coral Bracho, México 1951.

Cartas desde mi balcón. 14.

Una noche cálida, llegaba el aroma del mar hasta nosotros, tú bellísima, entre nosotros nadie. Solo un camarero sonriente que llenaba nuestras copas. Existen noches que se hilan a otras, como si dos manos hábiles las unieran pacientemente con las agujas del amor. Sobre la mesa una flor y a mi lado otra. Me encantaría cerrar los ojos y estar allí....contigo.


miércoles, 10 de octubre de 2012

Tiempo y silencio.




Nada mejor esta noche que tiempo y silencio.

martes, 9 de octubre de 2012

En un rincón de cualquier parque.

Toca imitar a la naturaleza, retirarse poco a poco del mundanal ruido, de los excesos del verano, toca clasificar los libros que no han acompañado, la música que nos envolvió. Se nos ofrece  un tiempo de mesura, de largos paseos y lecturas en cualquier rincón de un parque. Lo bueno de tener cierta edad  es degustar el tiempo, tomarle el pulso, aspirar su aroma, desdeñar la prisa como argumento vital. No es de ningún modo pasividad, puesto que la pasión sigue intacta, solo que no se está tan dispuesto a gastarla en lo primero que  se nos ocurra. Como las rosas y los perfumes, conviene no toquetearlas y no pasar de sus gotitas en las muñecas. 
Es hora de repasar agenda, eliminar lo superfluo y por contra recuperar amistades, pasarles el plumero que quite el polvillo de nuestra imperdonable ausencia.  Leer poemas, autenticas partituras que se leen con la mirada pero suenan muy dentro. 
No  se si podré aislarme y si  sería incluso bueno de lo que nos rodea, agrede, aturde, empuja, molesta...eso....la realidad de todos los días. 
El otoño es una discreta y amable soledad, un cierto abanico de colores muy  cálidos. El otoño es ese chaleco de estar en casa, ya algo ajado el pobre, pero que con el uso se ha  adaptado a nuestras formas y nos espera en el brazo del sofá, como esos amigos entrañables sin los cuales ni el otoño, ni el tiempo, ni  las rosas ni los perfumes tendrían uso, importancia ni explicación. Me dispongo a disfrutarlo

El primer beso.


Yo ya me despedía.... y palpitante

cerca mi labio de tus labios rojos,
«Hasta mañana», susurraste;
yo te miré a los ojos un instante
y tú cerraste sin pensar los ojos
y te di el primer beso: alcé la frente
iluminado por mi dicha cierta.

Salí a la calle alborozadamente
mientras tu te asomabas a la puerta
mirándome encendida y sonriente.
Volví la cara en dulce arrobamiento,
y sin dejarte de mirar siquiera,
salté a un tranvía en raudo movimiento;
y me quedé mirándote un momento
y sonriendo con el alma entera,
y aún más te sonreí... Y en el tranvía
a un ansioso, sarcástico y curioso,
que nos miró a los dos con ironía,
le dije poniéndome dichoso:
-«Perdóneme, Señor esta alegría.»

Amado Nervo. México 1870-1919

Otoño.


¿Y cómo te diré, amor, que ya es otoño

desde esta lejanía que hace bello al deseo,
si la lluvia que moja mis hombros es lo mismo
que todos los recuerdos dulces y las promesas,
y las nubes tan grises no son como tus ojos?

Vicente Núñez.  Córdoba 1926-2002

La estrella.


Sobre mi pecho abatido por los golpes
está tu estrella tibia, dolorosamente azul,
diríase un cielo toda ella.
No quiebra el agua su perfecta dulzura,
su sencillez es transparente y tiene
el uniforme brillo de la lluvia alta.
Déjame este lucero, este cuerpo celeste
sembrando sobre mi pecho lleno de golpes,
estás ya tan humilde que tu nombre
se puede decir con respeto y con pequeñas
letras de amor, dios mío.

Oscar Acosta. Honduras 1933

lunes, 8 de octubre de 2012

Dar marcha atrás.


A resultas del libro que traigo entre manos sobre Prim, con el recuerdo del Rey tras aquella cacería de elefantes, lideres políticos pidiendo su independencia y con la voz de Fernando Fernán Gómez, me viene al recuerdo aquello tan racialmente español de; “es menester no erralla, más en caso de  erralla, mantenella  y no enmendalla”. Por eso en contra de lo que están haciendo nuestros políticos y a punto hasta de romper este país, me viene al recuerdo  este señor con bastón diciendo “me equivoqué, no  medí bien mis actos  y lo  siento”.
El resto entre los cuales me incluyo, nos creemos los reyes del mambo, los mas listos y nos metemos en  charcos sin meditar las consecuencias e incluso meditándolas intentamos que después no se hable o peor aun, acudimos a las grandes palabras y desplantes. Cuando la verdad es que se nos ha visto el  plumero.
No está el pais para bromas, nos jugamos (eso creo) algo muy importante. Conviene que cada cual deponga sus plumeros y tomando ejemplo del Rey digan “ lo siento”. Es tanta la tarea de todos los días, que discutir entre “si son galgos o podencos” podemos perder lo más importante que es todo.

domingo, 7 de octubre de 2012



No podría decir cuantas veces he visto esta película y cuantas volveré a verla. Enternecedor personaje el de John Wayne en el que por variar termina con su chica en los brazos, claro que se trataba de Maureen 
O´Hara. Un hombre tranquilo se tituló aquí. Nada mejor para un fin de semana mas de verano que de otoño, todo luz y calor.

sábado, 6 de octubre de 2012

Mendiga voz





Y aún me atrevo a amar
el sonido de la luz en una hora muerta,
el color del tiempo en un muro abandonado.



En mi mirada lo he perdido todo.
Es tan lejos pedir. Tan cerca saber que no hay.


Alejandra Pizarnik . Argentina 1936-1972

jueves, 4 de octubre de 2012

Física y poesía.

Me declaro lector de; tren, metro, esquinas a la espera de una dama, a la pata coja, cuando me dejan…….me declaro lector de periódicos, de almanaques, de hipotecas. Esta manía junto a la de entrar en las librerías y papelerías, para snifar ese olor a papel, a tinta, al cedro de los lápices, sobar los lomos de los cuadernos y admirar las mil y una plumas estilográficas…. A las palabras escritas yo les colocaba y coloco mi propio decorado, quizás por eso, salvo los libros de historia y ciencias naturales, los demás me resultaban un plomazo. Intenté convencer a mi profesor de físicas sobre cambiar los enunciados de los problemas….por ejemplo en vez del tren A que sale de Barcelona al encuentro del B, que salía de Candanchú……qué le parece si un destructor acosado por tres dragaminas debe disparar…….o la velocidad de un pirata colgado de una maroma al abordaje…….bueno son problemas de física aplicada como los otros….pero más interesantes.

Huyendo de poetas especialistas en telarañas, es como encontré a Neruda a Benedetti a Gabriela Mistral y……….los leía con la misma fruición que las paginas del Playboy. Recitarle a una chica….”Me gusta cuando callas….” Era como aplicar un acelerador quántico a un problema de químicas. Ahora me siguen gustando, porque el baúl de los suspiros se regenera por si solo y aunque a cada poema le amarre una ristra de ellos como si fueran globos, parece que hay más.

Últimamente les traigo para que los conozcan autores jóvenes. Buceo por todos lados, procurando encontrar esos versos que ni usted ni yo escribiremos, que nos hagan volver a aquellos días, a soñar, recordar, degustar palabra a palabra y porque no, a resolverme un problema…………..se me acumulan los suspiros. Porque la belleza es un don para disfrutar con nuestros ojos  es por lo que les animo a teclear sus nombres.....

Me importa un pito....

No se me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero, al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o con un aliento insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias; ¡pero eso sí! —y en esto soy irreductible— no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar. Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme!
Ésta fue —y no otra— la razón de que me enamorase, tan locamente, de María Luisa.
¿Qué me importaban sus labios por entregas y sus encelos sulfurosos? ¿Qué me importaban sus extremidades de palmípedo y sus miradas de pronóstico reservado?
¡María Luisa era una verdadera pluma!
Desde el amanecer volaba del dormitorio a la cocina, volaba del comedor a la despensa. Volando me preparaba el baño, la camisa. Volando realizaba sus compras, sus quehaceres.
¡Con qué impaciencia yo esperaba que volviese, volando, de algún paseo por los alrededores! Allí lejos, perdido entre las nubes, un puntito rosado. ¡María Luisa! ¡María Luisa!... y a los pocos segundos, ya me abrazaba con sus piernas de pluma, para llevarme, volando, a cualquier parte.
Durante kilómetros de silencio planeábamos una caricia que nos aproximaba al paraíso; durante horas enteras nos anidábamos en una nube, como dos ángeles, y de repente, en tirabuzón, en hoja muerta, el aterrizaje forzoso de un espasmo.
¡Qué delicia la de tener una mujer tan ligera..., aunque nos haga ver, de vez en cuando, las estrellas! ¡Qué voluptuosidad la de pasarse los días entre las nubes la de pasarse las noches de un solo vuelo!
Después de conocer una mujer etérea, ¿puede brindarnos alguna clase de atractivos una mujer terrestre? ¿Verdad que no hay una diferencia sustancial entre vivir con una vaca o con una mujer que tenga las nalgas a setenta y ocho centímetros del suelo?
Yo, por lo menos, soy incapaz de comprender la seducción de una mujer pedestre, y por más empeño que ponga en concebirlo, no me es posible ni tan siquiera imaginar que pueda hacerse el amor más que volando.

Oliverio Girondo. Argentina 1891-1967

Postdata

 arrimo a ti 
Me arrimo a ti
en una calle estrecha
y dejo pasar la sombra
que nos viene siguiendo


Hilario Barrero. España 1948

miércoles, 3 de octubre de 2012

Palabras olvidadas.

Tengo palabras

Para anunciar

El canto

De una voz partida,

De líneas quebradas

Por pena,

Por olvido,

Por distancia.

Saciar mis versos

De esta muerte

Que es la ausencia,

La voz olvidada

Que se quiebra

Y muere.

Miguel de Asén (seudónimo). Madrid 1962.







martes, 2 de octubre de 2012

Bolas chinas II.

Y es que sobre el sexo, pasa como las recetas de la abuela en la cocina, cada uno tiene un detallito que aporta originalidad. También está quien se le queman las tostadas, veinte años seguidos y es que no tiene arreglo la criatura. Por un lado están los adoradores de la Thermomix, que lo mismo amasa que te hace unas magdalenas. Por otro entre los cuales me encuentro, los de hacer una cosita tras otra, con su tiempo, con una copa de vino, música agradable y gente…..la justa y necesaria, mas de una es multitud.


Debería existir un Ferran Adriá, para que “desconstruyera” y volviera a construir un algo………que fuera la esencia del sexo. Para ponernos de acuerdo digo yo…..que si te pasas………….. que si no llegas, un lío. De esa manera los sicólogos, moralistas, mi tertulia de las 13,30…..etc, tendríamos un referente.

Mientras tanto bienvenidas las bolas chinas y todo lo que sea divertido entre dos adultos. Incluso ese “contrato” que el Sr. Grey le manda a ella, que mas parece las exigencias de un comité de empresa. Mira por donde, al final del tercer tomo descubres que……..…….la empresa (ella) había colado entre las letras pequeñas al comité (él), un ingrediente secreto…………..uno que lleva 400.000 años dando ese toque sublime entre vosotras y nosotros. Jejejejeje tendrá que leerselo.

Bolas chinas.


Sin duda E.L.James y los vendedores de  bolas chinas están de enhorabuena, no se cuantas camas se habrán construido como las del señor Grey, pero una cosa les aseguro, este año en la orilla de la playa fue el tema estrella. Hay quien no había leído un libro en su vida y ahora iba por el tomo tercero en menos de quince días. Menos mal que se animan  las editoriales y ya han salido nuevos autores y títulos.
He leído el primero y casi el segundo y si algo me gusta es que han suscitado cientos de opiniones; literarias, sicológicas, sociológicas…….en general las mujeres están encantadas, con el tratamiento que la autora ha hecho de las escenas de sexo. Claro que tiene sus detractoras, hay quienes dicen que no era para tanto, que son vulgares o una novelita romanticona con escenas de sumisión-dominación. La mas elaborada una pagina rusa, la  cual  mantiene que las mujeres de 40 años se sienten engañadas, hartas de trabajar fuera y dentro de casa,  de asumir responsabilidades y en realidad desean un señor  guapo, rico, que las mime, llene de regalitos y finalmente sea un amante imaginativo, sensible e incansable, quien da mas?.
Lo importante es que personas que nunca habían hablado, ahora lo hagan libremente. Que cada cual se pregunte a si mismo sobre sus limites o sus gustos. Si hablásemos del porno para hombres, diría que  son lamentables y de una aburridísima imaginación. No digamos de la pobreza del guión,  decorados y vestuario. 
Aplaudo y felicito a la  autora de Cincuenta Sombras y animo a que algún autor o autora, escriba un libro porno para hombres mayores de 40, quien sabe si causaría la misma sorpresa. Como en otras muchas cosas y discrepo de esa pagina rusa, todos los cambios que hemos experimentado en estas décadas, han sacado a la luz que ni unos ni otros, estábamos a gusto dentro de nuestros uniformes.
Ha sido un verano entretenido.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...