A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 11 de octubre de 2012

No es malo ser portero.

Un premio Nóbel no es como el Oscar, en el primero no conoces a los nominados, por ello solo sube a recibirlo, aquel que la Academia ha designado. En el otro no, ves las caritas de los que esperan, sonriendo siempre y luego ….The Winner is………………... al resto se le queda un rictus a medias entre el llanto y las hemorroides.
Todos hemos vivido en nuestra vida este momento…..¿mamá tu quieres más a mi hermano que a mí?, ¿a quien quieres mas a papá o a mamá?. En el patio del colegio se elegían equipos y dos capitanes autonombrados, iban señalando a los que querían en el suyo. Si eras el último, aparte de la soledad evidente, te tocaba ser portero por aclamación.
Siempre estamos eligiendo o siendo elegidos, en el trabajo, en el amor, en el sexo, en la amistad. Luego la vida se complica tanto que hay un desenlace peor que los anteriores. Preguntas ¿conmigo o sin mí? . Se dan la vuelta, no dicen nada y ni siquiera juegas de portero.


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...