domingo, 7 de octubre de 2012



No podría decir cuantas veces he visto esta película y cuantas volveré a verla. Enternecedor personaje el de John Wayne en el que por variar termina con su chica en los brazos, claro que se trataba de Maureen 
O´Hara. Un hombre tranquilo se tituló aquí. Nada mejor para un fin de semana mas de verano que de otoño, todo luz y calor.

1 comentario:

Rive Gauche dijo...

Todo un caballero. Galante, respetuoso, tierno. Preciosa película.