A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 30 de noviembre de 2012

Lo de dentro y lo de fuera.


















He gastado media vida viendo a las mujeres por pedazos:
una clavícula (por lo general la izquierda)
una nalga una teta un pubis en sutil confluencia.
Amorosos fragmentos en los que volqué el prosaico concepto de belleza.
Suena superficial
lo sé
pero para encontrar tesoros se excava desde fuera
y yo solo veía del mapa los fragmentos.
Una vez me enamoré durante mes y medio
de la redondez de una rodilla.
Y durante un verano quise los dos párpados de una muchacha
hasta que descubrí lo que escondían.

Así viví hasta ahora
amando piezas de un puzzle femenino que me asustaba completar.
Porque una mañana cualquiera
veía desde lejos una oreja que no correspondía a esos tobillos
o unas manos que afrentaban el par de hombros tan queridos.
Por no hablar del ojo impertinente que comenzó a juzgarme
desde un oblongo ombligo.
Y ya nada era lo mismo.

A ti
en cambio te vi completa
la primera vez que te desnudaste en tres segundos.
Te vi completa como un científico
ve de un pantallazo la formula perfecta
o un escultor intuye bajo el mármol la sirena.

Y me gustó tanto y todo
que no supe si quedarme con tu vertiginoso cuello
con esos brazos de palmera
(la imposible predilección por uno de tus pechos)
las asas del balancín de tus caderas
los agujeros negros de tus ojos
tu boca besada por el vino
la rosada y perfecta rúbrica de tu coño
tu vientre partido que lleva mi lengua en dirección obligatoria
o las interminables y queridísimas piernas.
Por no hablar del vicio de tu nuca
la invitación al pecado que grita desde tu espalda
o tu culo y su tentación respingona.
Podría seguir falange por falange
pestaña por pestaña.

Pero ante la dificultad para elegir cualquiera de tus partes
no me queda mas remedio que quererte entera.
Y eso
que hasta el momento
solo he hablado de lo de fuera.

Lo de dentro es un misterio al que me asomo a ciegas
porque cualquier clarividencia sería un insulto igual
a darte por sabida.
Y nadie sabe del todo
cómo es por dentro una pantera
nadie puede presumir de conocer el peso específico del viento
ni predecir tus arrebatos de cariño trepando la escalera
tus tormentas que nublan la mirada de los hombre del tiempo
o las ráfagas de tu deseo que despeinan los otoños
y los primaverean.

Ya no sé si este poema iba del clima
de tesoros o de rompecabezas.
De lo que estoy seguro
es de que intentaré tocarte sin mapas
todo lo de dentro
sin descuidar por supuesto
lo de afuera.


Carlos Salem. Buenos Aires. 1959

En mi flor....



EN MI FLOR ME HE ESCONDIDO

En mi flor me he escondido
para que, si en el pecho me llevases,
sin sospecharlo tú también allí estuviera...
Y sabrán lo demás sólo los ángeles.

Emily Dickinson. EEUU 1830-1886.


jueves, 29 de noviembre de 2012

La luna de mi tierra.

Podría decir que la vida es muy poca
Cuando me paseo
Por los campos y aldeas de mi tierra

Es como un milagro
Todo tan de mi gusto y goce
Que me desnuda en otras angustias

En las noches
La luna
Pasa
Como una flor
Como un beso
Cubriéndome el alma
Como una voz
Diciendo
Amor
Por qué no me escribes.


Alberto José Pérez. Apure (Venezuela) 1951.

Uno mismo.

Ser uno mismo, es el consejo mas actual que se recibe por parte de tu psicólogo, de los amigos, de ese artículo de prensa en fin de semana……sea usted mismo. ¿Quien soy yo, que tanto por ciento de mi yo, llego a serlo por fin, cuanto de él se ha quedado irremediablemente por el camino?. Resulta que dar consejos es gratis, pero otra cosa es llevarlos a cabo.

Lo primero que de nosotros mismos abandonamos en el espejo cada mañana, es la cara B. Esa que no es bien recibida, y nos perfumamos con lo de “políticamente correcto”, para vivir en sociedad. ….ergo ¿“somos nosotros mismos”?…..Inevitable cumplir estos ritos para vivir en sociedad.

Ser uno mismo es más cosas, son los sueños, las metas, las ilusiones, las esperanzas, que van quedándose atrás, porque no era el momento o el momento llego tarde. Es tomar decisiones correctas o al menos tomar alguna decisión, aunque sea incorrecta. Dar una opinión franca, tomar partido……..eso que en un momento nos puede hacer distinguirnos o discrepar de los demás, es dejar claro dónde están nuestras fronteras de lo admisible.

“Uno mismo” es nuestra foto impresa en un gran puzzle, llega una edad en que lo observas y te das cuenta la cantidad de piezas que has ido dejando atrás. En eso consiste, en intentar reconocernos charlando todos los dias, con ese otro que todos llevamos dentro y con el cual ,cada dia encontramos un gran parecido.

martes, 27 de noviembre de 2012

Se entrecierran mis ojos......

Se entrecierran mis ojos
aún puedo verla
más no tocarla
el agua corre por la regadera
cual bautizo de Jesús
me dejabas tocar
dulce cuello muslos morenos
mordí la manzana
silencio
tiemblo ante lo desconocido
anhelo de nuevo esa esperanza
vuelve desnuda
compañera de la infancia.

Arturo Álvarez D´Armas. Venezuela 1950

El miedo.

El miedo cruzó las piernas
y se arrancó de una en una
las pestañas.
 Los manteles
tanto tiempo
con las alas recogidas
y colgados de las patas,
descendieron a la mesa
y la escoba
taciturna, despeinada
regresó a espiar a las arañas.
El miedo con el dedo en el bolsillo
 se durmió pensando
que el sol es un cangrejo
con las patas, muy, muy largas.


Armida García. Tegucigalpa (Honduras) 1971.

Distancias.

Me distancié de todos aquellos
que no querían ser ellos mismos
y se sentían incómodos,
con mi pasión por ser yo
sin reservas.
Solamente entonces
me liberé,
solamente entonces,
fuí verdaderamente yo.

Isabel Serrato Sánchez. Sevilla (España) 1983.


Poema 24.



Soy culpable.

Lo admito:

es cierto que te amé.

Pero fue en defensa propia.


Morelva Oropesa. Venezuela

domingo, 25 de noviembre de 2012

En las olas






Aquella noche 
Las caras se desvanecieron en torno nuestro
Y todo desapareció 
Menos el brillo azul de 
Tus ojos y la llamada 
En aquel brillante azul 
Donde mi corazón 
Navegó cual barco 
Guiado por las olas.

Las olas nos condujeron 
A un mar sin playas, 
Sin límites 
Y sin resistencia 
A que las olas contaran 
La eterna historia de la vida 
Resumida 
En una mirada.

Y la tierra se inundó con 
El impulso de la marea, el viento y la lluvia.
  
Aquella noche 
Mi jardín se despertó 
Y los dedos del viento 
Arrancaron su cercado.

En mi jardín, la hierba, 
Las flores y los frutos se estremecieron 
Con la danza del viento y la lluvia.

Todo se desvaneció 
Aquella noche 
Menos el brillo azul de tus ojos 
Y la llamada 
En el brillante azul 
Donde mi corazón navegó 
Cual barco guiado por las olas.


Fadwa Tuqan. Palestina 1914-2003

viernes, 23 de noviembre de 2012

El viaje.

Saber que estás ahí, mientras trabajo
en el cuarto de al lado, mientras busco
a solas el poema, me estimula,
me da ilusión y fuerza y esperanza.

Yo me voy a mis sueños y me adentro
por inciertas regiones en las que nunca estuve.

No admite compañía esta aventura:
es preciso estar solo para hallar lo que importa.

Me pierdo en ocasiones, pero a veces encuentro
extrañas maravillas que nadie ha visto antes.

Por favor, no te vayas y espera mi regreso;
tu serás cuando vuelva, la primera en mirarlas.


Eloy Sanchez Rosillo. España 1948

Te doy gracias Señor.

Te doy gracias señor
por todas las cajeras que he encontrado
en el Íper de Pescara Norte en Brico
en Castorma en Auchan en Oasi en Sisa
en la Conad y en demás supermercados
donde hallamos refugio para huir
del calor de estas tardes.

Qué deleite aquellas blusas albas
levemente desabotonadas
en los senos bajo las batas ceñidas
con el nombre y el logo de la empresa.

Qué impagable regalo:
los dedos tan gráciles
que discurren veloces
sobre el código de barras del producto.

Manos alabastrinas
con uñas de todo color y forma
manos tamborileantes
en teclas de la caja
manos de una belleza luminosa
que muy fortuitamente
entretocan las mías
colocando la compra en una bolsa.

Manos que quedarán
en todo el mes de agosto
hasta el próximo verano
en el disco duro del recuerdo.


Emilio Coco. Italia 1940.








Volver a Lisboa.




Perderse en Lisboa hasta darse con el océano de frente, tomar  un café mientras oyes un fado. Aun queda tiempo.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Un clásico.






Aun conservo el disco, era un single de solo estas dos canciones. Atentos a como tocaba la guitarra.

Para Emily cuando alguna vez la encuentre.

Ginebra besos.





me dices que la cama de tu cuarto

está sin hacer que bajaste y todas

las tiendas estaban cerradas que hoy

es domingo que ayer sábado dijimos

muchas cosas mucho amor ginebra besos

que si tengo algo de pan o de ternura

que prestarte.

Pablo García Casado. Córdoba, España. 1972



Vieja de cuarenta años.

El negro era el color habitual de la ropa femenina, si se moría tu padre, cinco años de luto, igual que un marido. Ellas de negro, con velo y medias negras. Nada de salir a la calle y a misa los domingos a la del alba. A los dos años pasaban al medio velo, luego quitaban las medias y a partir del cuarto año, pasaban a los tonos grises. Sin embargo podía suceder que después de un abuelo venia el suegro, hermano e incluso hijo. Se volvía a empezar. No era extraño que una mujer vistiera toda su vida de negro, como retrata una famosa película española. Los hombres solo camisa negra, luego un brazalete cosido a la camisa y chaqueta y luego un botón negro en el ojal.

Esto era España hasta los sesenta y en algunos sitios hasta más tarde. Únale entre cinco y diez embarazos. Para cuando llegaban a los cuarenta podía ser muy bien abuela y vestida de negro con un velo en la cabeza. La menopausia era una liberación, no para tener más sexo, que era pecado, sino para no tener nada, en eso consistía la buena noticia. Que decir de hoy….y solo ha pasado cincuenta años.

Demi Moore, Madonna o Sharon Stone, encabezan el movimiento Swofty, son iconos sexuales a los cincuenta…..y porqué no. No es una nueva conquista, es la continuación de la anterior, pues se llega a esta edad de manera totalmente diferente. No me refiero al sexo o solo al sexo, sino a unas expectativas de vida y una calidad de vida……..en colores.

Entre dos luces.

Más o menos era la hora en que tanto mi padre como mis abuelos iban o venían del trabajo. Él de la oficina tras de muchas horas extras, ellos del campo. Para el caso lo mismo. Desde el otoño hasta finales de febrero lo oíamos irse o llegar, verlo solo los domingos, puesto que entonces los sábados era día de trabajo y escuela.
Los hombres tenían un comedido, trabajar y traer dinero. Ser un buen hombre era hacer esto, no ser un borracho, no jugar a las cartas y no pegar a tu mujer. No se pedía más y para muchas mujeres, conseguir un marido así era una suerte.
Envejecían, cuando se les encorvaba la espalda debajo de una gorra. Un día su mujer, se vestía definitivamente de negro y era la señal de cambio. A partir de entonces solo esperar en cualquier banco, bastón en mano la caída del sol.
Personajes en busca de autor, el hombre está perdido, no tiene modelo y el que tiene ni a nosotros nos gusta, asi que andamos en nuestra propia revolución. Dice Dita Von Tesse, que no existen los autenticos hombres y se autoinculpa ,de haber creado un sucedaneo blandito y enclenque (fisica y mentalmente). Añora algo así como Mad Men siglo XXI.
Algo hemos de hacer, entre que los hijos son grandes y aun nos quedan muchos años para ser "viejos". Observemos a ellas que ya nos llevan ventaja y no nos quedemos con el "velo mental". Si le queda algun traje en su armario que sepa que está a la última, el reciclaje es por dentro.



martes, 20 de noviembre de 2012

Dedicatoria.



Si alguna vez la vida te maltrata,

acuérdate de mí,

que no puede cansarse de esperar

aquel que no se cansa de mirarte.


Luis García Montero. España 1958






Día del niño.

De verdad, de verdad, de niño yo quería ser Superman, no para pelearme con el malo, sino para volar y colarme por el balcón de Mercedes (la chica de la melena larga, que en el recreo me hacía tartamudear) y…salvarla de un terrible incendio y…..ella me daría un beso, de aquellos que cortaban la escena en el cine de mi barrio con un fundido en negro.

De verdad, de verdad lo que yo quería era la gabardina de Humphrey Bogart o de Eddie Constantine y…..acompañar a Mercedes en esa noche oscura (por si intentaban secuestrarla) y…. nos miraríamos en el portal y seguro que esta vez ella me daría un beso.

De verdad, de verdad, lo que yo quería era ser Gary Cooper en Beau Geste…….y sorprender a Mercedes a mi vuelta y........

En realidad conseguí ser yo mismo, lo cual es bastante mirando atrás ahora. Jamás le di ningún beso a Mercedes, es más, se mudo de barrio, jamás me dirigió la palabra y un día que me cruce de un autobús a otro, vi que no tenía melena. Bueno yo tampoco, ni melena, ni medio nada.

Los besos fueron a parar, a un gabán que tuvo mi padre colgado detrás de una puerta, porque en esta parte del mundo, esa prenda de abrigo, se utiliza nunca o un día solo al año. Fueron incontables las tardes que a solas practique el tango, el vals y los besos con aquel gabán a modo de señorita prendada de mis encantos.

Hoy es el día de los niños en todo el mundo y todos, de verdad todos, deberían tener la oportunidad de crecer, de ser libres, de hacerse mayores, y …… soñar.



El mar.


El mar come ojos.
El mar engorda con cada naufragio.
El mar es un loco, la costa es la camisa de fuerza.
El mar es una idea con ritmo.
El mar no sabe si irse o si quedarse.
El mar es un acordeón de agua.
Las olas son el abanico de una histérica.
La voz del mar es la única cosa que no tiene nombre.
La espuma es el pensamiento del mar.
Los muelles son donde el mar estaciona.
Los marineros le rezan a la cruz del sur.
Los puertos son el sexo del mar.
El mar es la máquina de los naufragios.
El mar es la luna de las estrellas de mar.
El mar se columpia en las costas.
Los ríos se lavan los pies en el mar.
El mar ruge porque está preso.
El mar es el reloj de la luna.
Los barcos son los piojos del mar.
El mar sangra off shore.
El agua y el cielo se escriben cartas de navegación.
Los faros son cíclopes que no saben nadar.
El mar sufre de gota.
El libro de cabecera de los marineros son las estrellas.
Las islas son los juguetes del mar.
Los veleros son los manicuros del mar.
 
Patricia Rodón. Argentina

lunes, 19 de noviembre de 2012

Pequeños placeres.

Se acerca el invierno como diría Robert Stark, se acercan días, semanas y fechas propias de encuentros. Vienen en un año que transcurre con recortes en todo. Tendremos que sacarle punta a la imaginación. Es el momento de las “pequeñas cosas” de los “pequeños placeres”, que no son más que aquellas que provienen de nuestras manos, del cariño, del empeño, de la ilusión, de…….donde no llegan los grandes almacenes.
Se pondrá a prueba la calidad de la memoria, del arte, del mimo, no digo ya recetas de la abuela, desempolvemos las de la bisabuela.
Como en la caballería alguien es el encargado de tocar la trompeta, modernamente; sms, watsapp, emails……y comenzara un febril cruce de ideas, todo para verse, ponernos al día, llenar esos vacíos de abrazos perdidos, de besos al aire, de achuchones con su picaresca…..de echarte de menos y decírtelo.
Tengo ya mi lista y me encanta transitar mis calles, buscando la sorpresa, el detalle, el recuerdo. Intercambiamos “pequeños y únicos placeres” porque la vida como las catedrales se alzan piedra a piedra.

Temor imaginado.




Me da miedo quererte, por eso me conformo
con dibujar tu nombre con mi miel y mis ojos,
navegar en las ondas de tu cuerpo de mar.

Me da miedo llamarte. Cada palabra tuya
a la distancia son tus labios que vuelan
y tu celo que tiembla al ritmo de mi cuerpo.

Me da miedo la música de tus voz en el aire
y perderme en el tiempo sin tiempo del temor.

Me da miedo el encuentro de tu sangre y mi sangre,
no poder traducir el lenguaje distinto
de tus actos que vuelan en la flor y las aves.

Sólo tu ofrenda libre me repone del miedo
para vencer lo real de tu asombro desnudo
que al tacto de mis manos es piel imaginada.

Manlio Argueta. El Salvador 1935.




domingo, 18 de noviembre de 2012

Tu mano recoge......

                                                    Tu mano recoge de mi piel el tiempo
                                                         incansable borra todo viejo amor
                                                 y regresa de la caricia como una alondra
                                                           que se debate en lo oscuro
                                                      sin encontrar la luz de la mañana.
                                                          después serena mi cabello
                                                          en algún odio enmarañado
                                                y llama a esa niña que enciende sus ojos
                                                         con tu boca y reza silencios
                                               cuando los labios se acercan a tu nombre.

                                                  Ana María Navales.España 1939.  2009.

sábado, 17 de noviembre de 2012

En Granada.

En  un reciente viaje a Granada he recordado esta canción. Noche mágica en un lugar  mágico.










La noche de la iguana......poema



Con qué calma la rama del olivo
observa, como el cielo palidece
sin llanto, sin plegaria,
sin traicionar su desespero,
mientras la noche al árbol oscurece
el cenit de su vida, será
historia para siempre.
Y de allí en más
una segunda historia tendrá lugar,
una crónica que ha perdido su brillo,
un pacto con nieblas doradas
y al final, el tallo partido cae al piso
y luego, una unión
mal diseñada por seres
de una clase tan brillante,
cuyo verde natural trazará un arco
por el amor obsceno y terrenal
que los corrompe.
Y aún así el fruto maduro y la rama
observan el cielo y palidecen
sin llanto, sin plegaria,
sin traicionar su desespero coraje.
¿Por qué no puedes elegir otra morada?
No sólo la de aquel árbol brillante
sino en el corazón solicitante.

Tennesse Williams. EEUU 1911-1083


No me canso de ver esta película  y cada vez me he ido identificando con este u otro personaje, ya fuera mujer u hombre, porque son etapas de la vida en el devenir de cualquier ser humano. La caída, la redención  la  juventud y belleza con la vejez del poeta. El miedo, las reglas de la moral, la lujuria del entorno, la sensualidad de Ava. He encontrado ese poema, que se va escribiendo poco a poco mientras transcurre la historia...........

La luna en la fuente.


Noche de luna llena
soy esa sombra imprecisa
en el espejo de  aquella fuente
¿te veré esta noche?
¿te detendrás en  ella?
¿Besare tus labios
sin que me veas,
cuando te inclines
para beberla?
Después, 
seguiré tus pasos
sin molestar,
sobre tus labios
 pero a tu vera.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Un amor mas allá del amor.

Un amor más allá del amor
por encima del rito del vínculo,
más allá del juego siniestro
de la soledad y la compañía.

Un amor que no necesite regreso,
pero tampoco partida.
Un amor no sometido
a los fogonazos de ir y de volver,
de estar despiertos o dormidos,
de llamar o callar.

Un amor para estar juntos
o para no estarlo,
pero también para todas las posiciones intermedias.
Un amor como abrir los ojos.
Y quizás también como cerrarlos.


Roberto Juarroz. argentina 1925- 1995.

Este jueves.

Este jueves depende de tu boca.

Debes cuidarlo igual que un parque a un niño,

como cuida el otoño cada hoja

y le procura el aire necesario

para que se reúna con las otras.

Mira este jueves. No lo sabe. Míralo

acercarse a nosotros entre sombras.

y ocupar la ciudad como un ejército

que no pensara nunca en su derrota.

Será jueves en todo. Está de paso

pero quiere vivir de luces propias.

Entrará en la oficina de mañana,

a mediodía contará sus horas

y se quedará al norte de las cartas

que desde que se escriben son remotas.

Mira cómo se acerca hasta nosotros:

viste de azul y herencias sigilosas,

establece su número y su luna

¡el tiempo siendo jueves en las cosas!

Cuídalo tú que puedes, no le dejes

que tal día haga un año en la memoria.

Mira cómo se acerca a la ventana

sin saber que depende de tu boca.

Para pasar un día con nosotros

ha salido este jueves de sus sombras.

Manuel Alcántara. España 1928.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Una foto sin verbo.



Niña rebeca de entretiempo azul,
las coletas de paso, purpurina
militante de todo laberinto,
al fondo la tristeza cual punto cardinal.

Niña collage de retal y organdí,
adiestrada en burbujas, no creyente
de los cuentos de hadas, de los magos;
superficie rasposa de rodilla y frontera.

Niña selva y safari, calentura
pequeña medio oculta en los rincones,
acantilado y semáforo en rojo,
caracola sin playa, muro de agua el destino.

Isabel Pérez Montalban. España 1964


La huida.


Hace tiempo que salió. Dejó su casa,
todo cuanto cupiera en ella de memoria.
Lame otra latitud,
camina en otros labios,
bebe de otras miradas,
se mira en otros mares.
Todo lo da por bueno si lo aleja
un poco de sí mismo.
Ignora aún que todos los caminos
conducen al lugar que tanto huye.

 David Hernández Sevillano. España 1977.

domingo, 11 de noviembre de 2012

La chica de pies descalzos.



Al vaivén de su larga trenza
la niña de pies descalzos
camina  por los senderos.
Vuela recogiendo nubes,
  descubriendo nuevos cielos.
La chica de pies descalzos,
día a día,  cada mañana
 le despierta un sueño.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Timidez.

Aquel par de ojos bajaron como del cielo, allí enmarcados entre la mascarilla y el gorro, ambos de color azul celeste, me refiero a los ojos, pues solo se veían esos, los ojos.


-se encuentra usted cómodo? en un momento vendrá el doctor.

Sobre el sillón de la consulta, tenia mi boca abierta por dos motivos, porque me habían colocado un tubo aspirador y por la sorpresa de la aparición de ella. Debido a la postura lo único que podía hacer era esperar, solo veía una lámpara con un gran ojo fijo en mi, mientras una música enlatada intentaba engatusarme.

El doctor un hombre ya maduro, amable, metió sus dedos enguantados en mi boca, achuchó mis encías, inspeccionó con algo metálico toda la dentadura y ya contento dijo:

-Carmen déle cita para el martes tarde, comenzaremos con radiografías y una limpieza.

Sus ojos aparecieron en lugar de la antipática lámpara.

-Don Antonio voy a quitarle el aspirador, puede enjuagarse un poco. Al salir le informaran sobre lo que ha dicho el Dr. Peláez.

Cuando me incorporé ella desapareció tras una puerta y solo pude observar su figura un instante, de mi estatura, pero ni idea de mas detalles.

Volví aquel martes y el jueves. Me hicieron la limpieza, dos empastes, una endodoncia. Firme un crédito para dos implantes, un blanqueamiento…..

Y en todas aquellas tardes lo que yo esperaba eran sus ojos, su voz aterciopelada, el leve roce del dorso de su mano enguantada, cuando me colocaba el paño y el aspirador. En todas aquellas tardes mientras el doctor se afanaba con mis piezas dentales, ensayaba lo que traía aprendido para proponer a Carmen. Los viajes, los pisos que tenia ya visitados, la playa maravillosa para nuestro viaje y que mi amigo Miguel por fuerza sería el padrino del por supuesto niño.

Los implantes fueron un éxito, aquella tarde el doctor se quito su mascarilla, tiró de una palanca para incorporarme, esa tarde él quien me retiró el paño y el aspirador.

-Bueno Don Antonio, ahora todo corre de su parte me dijo.

-Si? Cree que debo arreglarme otra cosa?.

-Diría que si y que no. Le aconsejo que pida una cita

-Para la ortodoncia o para una extracción, pregunté.
-Le extraería algo no lo dude, pero mejor pidale de una vez una cita a Carmen. Que nos tiene a todo el gabinete de los nervios joder.

Cartas desde mi balcón. 15-


Hoy me gustaría decirte…por favor escribeme una carta, pero en papel y con sobre,  si además la franqueas con un sello en el que aparezca un tren o un barco,  o también quizás un ave exótica mejor. Tendría el sobre entre mis manos un largo rato, lo  acercaría a la  nariz,  ¿se habrá cambiado de perfume? O seguirá usando aquel que me volvía loco cuando besaba su cuello. Luego con cuidadito intentaría abrirlo  sin romper el sobre. Siempre fue emocionante el desplegar las hojas. ¡Que bien cuanto que leer!........qué  tiempos.
Hoy todo esto sucede en una  pantalla, ves llegar al  cartero por  la esquina derecha y golpeando con el dedo corazón, como si jugáramos a la pulga, ya está abierto el sobre. Pero que distinto, no puedo olerte sabes?, tampoco pasar mis dedos por tus  letras regordetas, no existe el tren ni el ave exótica. Pero sin embargo si tengo otros detalles, las imágenes. Me gustan tus imágenes, porque.¿.cómo decir “entrelineas” hablando de una imagen?. Ya me entienden, interpreto la imagen, si es un óleo, si una foto, si un dibujo, si es una melodía….En ella es donde viene tu perfume, tus  trazos…
Sin embargo con todo, guardo aun mis  plumas, tengo una caja con papel de carta especial, autentico papel,  de los que suenan cuando deslizas la pluma por su carilla. Allí no tengo una tecla que diga suprimir, por ello, me detengo, pienso y luego con una sonrisa acometo una historia para ti.
Hoy me gustaría escribirte una carta….de las de antes.

Buenos dias corazón.....

lunes, 5 de noviembre de 2012

Rumbo al horizonte.


Rumbo al horizonte
sigo el camino del sol
hacia el ocaso,
voy a esa tierra de fantasías
donde el sol y la luna encuentran cobijo.

Sin miedos, sin locuras
libre el pensamiento
solo, en compañía de mis sueños.
Con palabras, te pintare cuadros en mi camino.
Te iré enviando versos en las alas de las golondrinas
y quien sabe,
este horizonte parece amplio
quizás quepamos en el tu y yo.



sábado, 3 de noviembre de 2012

Halloween.


Halloween, brujas
escobas, murciélagos,
calabazas, duendes,
esqueletos, fantasmas
asustaban a la vieja,
 de la verruga,
del gato negro
 y de la araña.
Truco o trato
gritaron los niños
¡¡¡Tu abuela!!!
Farfulló la vieja,
al diablo dijo la araña
¡¡¡Niña,
la  de los dientes falsos!!!!
hagamos un trato,
dijo  el gato.
Te cambio dos vidas mías,
por una de tu gata.
Brujas, vampiros y calabazas
noche de magia,
besos de caramelo,
colmillos de pasta.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...