martes, 20 de noviembre de 2012

Dedicatoria.



Si alguna vez la vida te maltrata,

acuérdate de mí,

que no puede cansarse de esperar

aquel que no se cansa de mirarte.


Luis García Montero. España 1958






2 comentarios:

mientrasleo dijo...

Un poema precioso. Siempre me ha parecido un gesto de interés genuino ese que dice el poema. Mirar.
Besos

Capitán Smith dijo...

Mirar puede ser compañía, caricia, calidez, color, calor....... besos