A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 20 de noviembre de 2012

Día del niño.

De verdad, de verdad, de niño yo quería ser Superman, no para pelearme con el malo, sino para volar y colarme por el balcón de Mercedes (la chica de la melena larga, que en el recreo me hacía tartamudear) y…salvarla de un terrible incendio y…..ella me daría un beso, de aquellos que cortaban la escena en el cine de mi barrio con un fundido en negro.

De verdad, de verdad lo que yo quería era la gabardina de Humphrey Bogart o de Eddie Constantine y…..acompañar a Mercedes en esa noche oscura (por si intentaban secuestrarla) y…. nos miraríamos en el portal y seguro que esta vez ella me daría un beso.

De verdad, de verdad, lo que yo quería era ser Gary Cooper en Beau Geste…….y sorprender a Mercedes a mi vuelta y........

En realidad conseguí ser yo mismo, lo cual es bastante mirando atrás ahora. Jamás le di ningún beso a Mercedes, es más, se mudo de barrio, jamás me dirigió la palabra y un día que me cruce de un autobús a otro, vi que no tenía melena. Bueno yo tampoco, ni melena, ni medio nada.

Los besos fueron a parar, a un gabán que tuvo mi padre colgado detrás de una puerta, porque en esta parte del mundo, esa prenda de abrigo, se utiliza nunca o un día solo al año. Fueron incontables las tardes que a solas practique el tango, el vals y los besos con aquel gabán a modo de señorita prendada de mis encantos.

Hoy es el día de los niños en todo el mundo y todos, de verdad todos, deberían tener la oportunidad de crecer, de ser libres, de hacerse mayores, y …… soñar.



1 comentario:

Rive Gauche dijo...

Esta entrada es de gran sensibilidad. Detrás de estas palabras, hay un hombre que transmite vida, ilusiones y ganas de vivir. Que se realicen sus sueños, que todavía, estoy segura los tendrá. Un beso, Capitán

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...