A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 23 de noviembre de 2012

Te doy gracias Señor.

Te doy gracias señor
por todas las cajeras que he encontrado
en el Íper de Pescara Norte en Brico
en Castorma en Auchan en Oasi en Sisa
en la Conad y en demás supermercados
donde hallamos refugio para huir
del calor de estas tardes.

Qué deleite aquellas blusas albas
levemente desabotonadas
en los senos bajo las batas ceñidas
con el nombre y el logo de la empresa.

Qué impagable regalo:
los dedos tan gráciles
que discurren veloces
sobre el código de barras del producto.

Manos alabastrinas
con uñas de todo color y forma
manos tamborileantes
en teclas de la caja
manos de una belleza luminosa
que muy fortuitamente
entretocan las mías
colocando la compra en una bolsa.

Manos que quedarán
en todo el mes de agosto
hasta el próximo verano
en el disco duro del recuerdo.


Emilio Coco. Italia 1940.








No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...