A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

domingo, 30 de diciembre de 2012

Consejos para amar a las mujeres.

Aïcha Bassry (Settat, 1960)


Conviérteme en amuleto de tu pecho.
Te protegeré del pecado.
Silencia tu lengua. Habla con el corazón.
Se te revelarán mis secretos.
Tómame como soy, una mujer.
Te devolveré a tus orígenes,
a tus raíces,
a las aguas de tu esencia.
Persigue mi perfume.
Ten paciencia ante mis enigmas.
Qué hombre antes de ti
sondeó los secretos de una mujer.
Sé el nectar que irriga mis raíces.
Poda lo sobrante de mis ramas:
me abriré, flor eterna, en tus palmas.
Píntame: sombra de tus nubes,
lloveré de pudor
cada vez que tu aliento me roce.
Acumúlame: lágrima en tus párpados,
fluiré cuando el arbol de tu tristeza florezca.
Escóndeme como contraseña en tus líneas,
como un grano de fragancia en tu tinta,
memoriza mi nombre,
mantenlo secreto:
el poeta que revela el nombre de su amada
anuncia la muerte del poema.
No te fíes de la miel que fluye de mis labios:
dolor para tus heridas son sus gotas.
Antaño, capturé mi rostro en el espejo del río,
me cautivé de mi hermosura y te amé,
eres el hijo de la abundancia de mi deseo.
¡Ten cuidado!
Si dejas escapar de las manos mi fragilidad,
seré tu eterno sufrimiento.



Aïcha Bassry- Marruecos 1960

Imagen de la autora.

Tu casa.















Este papel
que habitas
con letras.

Ahí tus huellas,
tus palabras,
tus silencios,
tu lívido aliento,
tus pausas de río y viento,
tus alegatos precisos,
en fin,
despliegues de tu vida
obstinados sueños.


Margarita Carrera. Guatemala 1929.

Como sabe una lágrima.















Me dejó los ojos en carne viva
el pasado

Se fue con mis lágrimas

y vinieron tus manos
tus ojos mar salado
tu sonrisa

Ahora junto la humedad
de tus besos
la llovizna en mi piel
para mojar los párpados
a fin de no olvidar
de vez en cuando
cómo sabe una lágrima. 

Ana María Mayol.Argentina 1953.

martes, 25 de diciembre de 2012

lunes, 24 de diciembre de 2012

Te echo de menos.

A veces.


















A veces te extraño….. Sí, ¡!!Te extraño tanto¡!!
A veces te tengo….. Sí, ¡!!!Te tengo tanto!!!
Sólo a veces… el pasado se presenta y… sufro, sí, sufro
       tanto!!!
A veces, sólo a veces…. Se me parte el alma y tengo que romper
       en llanto.
Ni te veo… ni yo ya me espanto, veo tu amor llegar y sé que
        de todas formas tú
Me vas a consolar…….
Sin embargo a veces……
Sólo a veces……. quisiera de mí…. exiliarte.
Sí, a veces…. Sólo, a veces…..
¡porque a veces! Tú, me dueles tanto…….


Sandra Pinzón Aguirre. Colombia 1960.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Canción del amor prohibido.

Sólo tú y yo sabemos lo que ignora la gente
Al cambiar un saludo ceremonioso y frío,
Porque nadie sospecha que es falso tu desvío,
Ni cuánto amor esconde mi gesto indiferente.
Sólo tú y yo sabemos por qué mi boca miente,
Relatando la historia de un fugaz amorío;
Y tú apenas me escuchas y yo no te sonrío
Y aún nos arde en los labios algún beso reciente.
Sólo tú y yo sabemos que existe una simiente
Germinando en la sombra de este surco vacío,
Porque su flor profunda no se ve, ni se siente.
Y así dos orillas tu corazón y el mío,
Pues, aunque las separa la corriente de un río,
Por debajo del río se unen secretamente.

José Ángel Buesa. Cuba 1910-1982


Me gusta la Navidad.

Hace una semana visité en una localidad de Badajoz, un túmulo de principios de la Edad del Bronce, de hace 5000 años nada menos. Es un tipo de enterramiento que consiste, en una cavidad abovedada a la que se accede por un corredor. Lo curioso es que cada solsticio de invierno, la luz entra hasta el fondo de la cavidad, porque el corredor esta orientado justo a un punto concreto por donde ese día  sale el sol.  
Ahora nos reunimos en unas fiestas para celebrar ese día,  solo que lo adornamos con otros motivos, el  cristianismo hizo coincidir el nacimiento de Jesús, los romanos el triunfo del sol, los celtas la fiesta de la recogida del muérdago....que mas da,  es una fecha. Pero  marca  el comienzo.....un comienzo. Después durante unas semanas nos meteremos en casa en lo mas crudo del invierno, luego un 2 de febrero haremos hogueras para recibir lo nuevo....el renacer de la  primavera con sus primeros brotes.....llegaran las cigüeñas. La Navidad es una oportunidad....otra oportunidad, para cada uno tendrá un significado. quizás desde hace 5000 esa oportunidad consiste en reunirse, verse, honrar a los que no están, reanudar el camino. Eso es lo que se celebra,el poder hacerlo,en hacer las paces con la gente que te rodea, que es con quien mas se choca, en tomarse una copa, en dar abrazos.
Puede que no le guste la  Navidad, que es una majadería, algo comercial, estúpidas creencias, una fecha para emborracharse. Puede que no le guste lo abrazos, que nunca mete la pata o que es tan maravilloso que no necesita de los demás. 
Yo hace tiempo que lo se, reconozco de sobra todos mis defectos, llevo muchos años soportando los fallos de mi placa base. Pero tras un tiempo (el programa no responde) me reinicio y en estos días  arrastro mi papelera de reciclaje y voy metiendo en calcetines mis tarjetitas de : Perdóname, te quiero,llevabas razón, eres genial, no sabría vivir sin tí. Porque mi poca inteligencia me hace ver claro, que 5000 años no están equivocados, que este es un buen momento como otro,  pero nos hemos puesto de acuerdo en uno. 
Le felicito si opta por quedarse fuera, es usted perfecto, pero sepa que nos mirara a los de dentro por el cristal de la ventana y que aun quedan sitios  libres y fuera hace frío.

jueves, 20 de diciembre de 2012

Música para la Navidad.

El velero blanco.

Desde que era niño siempre tuvo el sueño,

Que le dio un barquito hecho de papel,

Y fue desde entonces que quiso ser dueño

Del velero blanco y bogar en él,

No por los paisajes de cielos lejanos

Tampoco por islas de hermoso coral

Él solo soñaba sentarse en su barco

Y por una brisa dejarse llevar.



Al pasar el tiempo se quedó en un sueño

Como tantos sueños, su sueño de mar

Nunca dijo nada, pues siempre temía

Que si alguien sabía se fuera a burlar.



Hoy que ya está viejo, y nadie le ofrece

Por sus pocas fuerzas un trozo de pan,

Agarra la silla, esa que se mece,

Y se va hasta el patio, buscando soñar,

En la vieja silla se siente en el barco,

Cerrando los ojos escucha la mar

Y hasta hay una brisa

Que baja a sus labios

Olas muy pequeñas

Con sabor

A sal.

Ramón de Almagro. Argentina 1934.

Feliz Navidad.

La iglesia de Santa Catalina en Sevilla es en sí  misma una metáfora, en una pequeña manzana y adosada uno a otro encontramos una mezquita, una sinagoga, una iglesia de planta mudéjar con un pórtico románico y la trasera de la iglesia es barroca. Para recordarnos el origen de las religiones que aquí se han practicado están esas palmeras. La calle sigue el trazado  original romano de este oeste y aquí se cruza con el norte sur, el Decumanus clásico. 
Le decía a través del teléfono a una amiga que hoy hace un radiante y  horrible día, está nublado, lloviznando, algo de frío, pero un paseo  precioso. Comentaba que rodeado de todo esto, en una ciudad "viva", con un Alcazar-Palacio del siglo XI, casas del XV en uso y un sinfín de edificios históricos.Esto  nos hace imposible ser "sobrios",cualidad intrínseca a los  "centropeninsulares". Nos  sucede como a los  "romanos", somos ruidosos, narcisistas, alegres, descreidos, pero muy respetuosos y tolerantes al máximo  Nos sorprenden pocas cosas y por eso coqueteamos  con la indolencia,  porque la experiencia te ha enseñado cuales son los valores universales. No están en el dinero, ni en la apariencia, ni  en las creencias. Los valores están en tu y yo.....o usted y yo.....como nos gusta aquí. Cuando  el entorno te satura gratuitamente, lo que resalta son  las personas. En esta misma manzana te detienes  y a través de la piel sientes 3.000 años de pasos,subiendo y  bajando sus calles,de saludos, de besos, de abrazos........y somos nosotros (aunque cada vez otros) los que la habitamos. 
Todo esto  me sirve para desde  acá desearles una Feliz Navidad, aprovechen, mírense a los ojos, porque este día no vuelve, vendrán otros, pero no desperdicien una mirada. Repartan besos y achuchen fuerte a los que quieren. Como no los veo los míos serán virtuales, pero son reales.

Soledad.















No sé porque, el sudor de esta noche
se pega a los cristales,
como si la sombra posase sus labios
en el transparente bostezo de mi ventana.

Soledad ¿Qué éxtasis envenena mis manos,
para que lamas entre los dedos que me lloran?
Por no tocar su cuerpo se han hecho vulnerables.

La noche está húmeda, tengo frío.
Huyo de los rincones ocupados por la sombra.
Ah! huir, huir, huir... y volver.
Regreso a tu boca que me llama
como a una mariposa de otoño,
colgada en el perfil ausente del recuerdo.

Daisy Villalobos Leal,   Cuba, 1989

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Invierno.



Y no veras flores en el campo
Hasta que nieve el almendro.
Cuando el sol se desperece
Y amanezcan los cerezos.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Vidas.















Esta tarde, en el bar,                                  
me has preguntado                                    
que en qué estaba pensando;                     
yo te he dicho que en nada,                       
pero no era verdad.                            
                                                      
Pensaba                                                     
en alguien que acababa de salir,                 
un tipo solitario, triste, gris,                         
como hay cientos en cualquier ciudad;       
lo veía cenando unas horas después          
en el típico bar desangelado de barrio,       
bajo una luz enfermiza, hojeando              
quién sabe qué periódicos de ayer.             

Sí,                                                              
estaba pensando en su vida,                      
porque podía haber sido la mía.                   

Y estaba pensando en ti.                             


Karmelo Iribarren.

Eso era amor.
















Te veía

llegar,

cruzar la puerta,

darme un besazo en el morro,

mirarme a los ojos

de esa manera única,

como sólo tú miras

a los ojos: rompiendo

el calendario.



Te veía

hacer esas cosas sencillas

que tú haces

para que el mundo

entre en razón;



y no sabía

a quién

darle las gracias.


Karmelo Iribarren. Guipúzcoa 1959

La Navidad se acerca.





Todos anhelamos al menos un día, el rodearnos de aquellos seres humanos, a los que nos unen lazos sentimentales, algunos además de parentesco. Personas que logran compartir por unos momentos, lo mejor de ellos y nosotros. Debería ser la tónica para todo el año, pero eso solo sucede con un núcleo reducido.

Curiosamente nos hemos puesto de acuerdo en casi todo el mundo, el designar este o estos pocos días como fecha propicia, quizás porque se han hecho coincidir; costumbres, tradiciones, reminiscencias de religiones ya desaparecidas con actuales y para los no creyentes, pues sigue siendo una fecha mejor que otras, para conseguir este fin.

Para los más pequeños es una fiesta con esperanza de regalos, para los mayores es el estar de nuevo en compañía. Evaluamos los que están y no están, se recuerda a los ausentes y entre felicitaciones y mensajitos más o menos ocurrentes, nos damos cuenta de lo que realmente representamos para todo el grupo.

Este año pluma en ristre, voy a dedicarme a escribir felicitaciones a esos seres que me importan, en papel con mi puño y letra, nada de “virtualidades”. A los que aquí me acompañan y personalmente no conozco, valga este medio para que les felicite. Si aun no ha elegido regalo para un ser querido, piense en regalar algo de su tiempo. Dedíquele una tarde, así, sin pensarlo más, que sea una sorpresa. Recupere aquella charla, aquellos recuerdos, puede que piense que no surta efecto, pero en usted si. Habrá recuperado algo de si mismo.



Les deseo una Feliz Navidad.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Amantes.














Se amaban. No estaban solos en la tierra;
tenían la noche, sus vísperas azules,
        sus celajes.

Vivían uno en el otro, se palpaban
como dos pétalos no abiertos en el fondo
        de alguna flor del aire.

Se amaban. No estaban solos a la orilla
        de su primera noche.
        Y era la tierra la que se amaba en ellos,
        el oro nocturno de sus vueltas,
        la galaxia.

Ya no tendrían dos muertes. No iban a separarse.
Desnudos, asombrados, sus cuerpos se tendían
como hileras de luces en un largo aeropuerto
donde algo iba a llegar desde muy lejos,
        no demasiado tarde.

Eugenio Montejo. Venezuela 1938-2008

Fin del mundo?.


El artículo de Ángeles Caso me vino al pelo para mi reflexión,  es cierto que tenemos una crisis económica, pero también que estamos ante un cambio y solo hemos comenzado  a ello. Un cambio de forma de vida, de estilos, de rumbo, de comportamientos, de valores. Se va un mundo basado en el dinero que no  va a volver.
Como bien describe se necesita poco o quizás……..nada, para vivir. Poco de lo que  consideramos material y nada de esa “bisutería” en las relaciones humanas.  Se marcha por agotamiento este mundo consumista, el de las deudas, el de aparentar,  el coche grande,  las grandes fiestas, los viajes a plazos,  el de buscar fuera lo que se carece dentro. 
Vuelven a tener importancia esas personas que siempre están contigo, esas a las que por mucha memoria que hagas, nunca encuentras un mal gesto, una mala palabra, tampoco encuentras silencios y abandonos en ellas. Esas que vienen acompañándote, que cuando descuelgas  el teléfono, a los tres minutos lo tienes en casa y que consiguen  “sacar lo mejor de ti”
En estos días he vuelto a dar gracias por llegar  a esta etapa de mi vida contando con grandes personas. Me asombran por esa capacidad digna de un vidente para llamarte en los días grises,  para seguir  tu gripe con “pastillas de buen humor”, para ser los primeros en tu cumpleaños o para cruzar la ciudad y compartir un ratito ante un humeante café.
Existe una riqueza que no teníamos en cuenta, es la  de dedicar una parte de nuestro tiempo (nuestra vida) a los demás. Se pueden escribir mil mensajes,  mil llamadas, pero nada sustituye el disfrutar de una sonrisa, de unos ojos donde mirarte y sentir el calor de la amistad……o del amor nunca declarado. Nada sustituye la piel desnuda cuando se abraza, cuando notas el calor de su pecho al rodearte con sus brazos. Que decir de sus  palabras que huelen a “pan recién hecho” a ropa recién lavada……que hasta cuando te reprenden sientes el cariño. Nada de esto existe en unos grandes almacenes, no tienen precio, se obtiene siendo una buena persona, es el premio a  una opción de vida.




Necesito poco y lo poco que necesito, lo necesito...



Artículo publicado en La Vanguardia, escrito por la periodista Ángeles Caso

Será porque tres de mis más queridos amigos se han enfrentado inesperadamente estas Navidades a enfermedades gravísimas. O porque, por suerte para mí, mi compañero es un hombre que no posee nada material pero tiene el corazón y la cabeza más sanos que he conocido y cada día aprendo de él algo valioso. O tal vez porque, a estas alturas de mi existencia, he vivido ya las suficientes horas buenas y horas malas como para empezar a colocar las cosas en su sitio. Será, quizá, porque algún bendito ángel de la sabiduría ha pasado por aquí cerca y ha dejado llegar una bocanada de su aliento hasta mí. El caso es que tengo la sensación –al menos la sensación– de que empiezo a entender un poco de qué va esto llamado vida.            Casi nada de lo que creemos que es importante me lo parece. Ni el éxito, ni el poder, ni el dinero, más allá de lo imprescindible para vivir con dignidad. Paso de las coronas de laureles y de los halagos sucios. Igual que paso del fango de la envidia, de la maledicencia y el juicio ajeno. Aparto a los quejumbrosos y malhumorados, a los egoístas y ambiciosos que aspiran a reposar en tumbas llenas de honores y cuentas bancarias, sobre las que nadie derramará una sola lágrima en la que quepa una partícula minúscula de pena verdadera. Detesto los coches de lujo que ensucian el mundo, los abrigos de pieles arrancadas de un cuerpo tibio y palpitante, las joyas fabricadas sobre las penalidades de hombres esclavos que padecen en las minas de esmeraldas y de oro a cambio de un pedazo de pan.            Rechazo el cinismo de una sociedad que sólo piensa en su propio bienestar y se desentiende del malestar de los otros, a base del cual construye su derroche. Y a los malditos indiferentes que nunca se meten en líos. Señalo con el dedo a los hipócritas que depositan una moneda en las huchas de las misiones pero no comparten la mesa con un inmigrante. A los que te aplauden cuando eres reina y te abandonan cuando te salen pústulas. A los que creen que sólo es importante tener y exhibir en lugar de sentir, pensar y ser. Y ahora, ahora, en este momento de mi vida, no quiero casi nada. Tan sólo la ternura de mi amor y la gloriosa compañía de mis amigos. Unas cuantas carcajadas y unas palabras de cariño antes de irme a la cama. El recuerdo dulce de mis muertos. Un par de árboles al otro lado de los cristales y un pedazo de cielo al que se asomen la luz y la noche. El mejor verso del mundo y la más hermosa de las músicas. Por lo demás, podría comer patatas cocidas y dormir en el suelo mientras mi conciencia esté tranquila.También quiero, eso sí, mantener la libertad y el espíritu crítico por los que pago con gusto todo el precio que haya que pagar. Quiero toda la serenidad para sobrellevar el dolor y toda la alegría para disfrutar de lo bueno. Un instante de belleza a diario. Echar desesperadamente de menos a los que tengan que irse porque tuve la suerte de haberlos tenido a mi lado. No estar jamás de vuelta de nada. Seguir llorando cada vez que algo lo merezca, pero no quejarme de ninguna tontería. No convertirme nunca, nunca, en una mujer amargada, pase lo que pase. Y que el día en que me toque esfumarme, un puñadito de personas piensen que valió la pena que yo anduviera un rato por aquí. Sólo quiero eso. Casi nada o todo.

jueves, 13 de diciembre de 2012

Par de corazones.


Como  las manos
como los pies
como el ron y el limón
como la luna y el sol
los corazones van de dos en dos.
El mínimo de un poema
es un pareado
también hay tríos
pero es más complicado
de dos en dos
son los pases de baile
de dos en dos se hace el amor
y dos son necesarios para un buen beso
para hacer un nido, para decir te quiero
me encantaría besarte ahora
de dos en dos ...mi vida, mi corazón.

Solo en Cádiz.














Solo en Cádiz
el mar huele a mar
y cuando llegas a ella
ese horizonte te hiere los ojos
como el filo de una navaja
del cobalto de su cielo y su cal.

Solo en Cádiz
el mar huele a mar
al pasear por su puerto
con rumor a despedidas
viendo ramonear las lisas
absortas entre las quillas

Solo en Cádiz
el mar huele a mar
a plazoletas umbrías
y a barcos de ensueño
con velas de nostalgias
queriendo atrapar los vientos

Solo en Cádiz
el mar huele a mar
te envidio, marinero,
todas las noches te envidio
mirando esta luna en tú bahía.
dejándote mecer por un sueño.


Mi mente baila.....


Soy libre, mi mente
baila en el horizonte
donde los sueños juegan al corro
con el sol de atardecida
donde las niñas cantan
sus secretos
de besos furtivos
de miradas perdidas
de encantamientos.
Y los chicos de bigote
temprano, con miedo
de esos ojos, sintiendo
de muy cerca, el juego
de querer y ser querido

domingo, 9 de diciembre de 2012

Atardecer en un gintonic.













En las entrañas de estos escritos
entra la nocturnidad por mis rincones
conjurando  fantasmas, sensaciones
despidiendo al ámbar de los ocasos.

Echo de menos tu expresivo silencio
cuando no estas, pero siento tu compañía
sombras en mis ausencia, eres y  aquí estás
corto,  dos frases con irritante ingenio.

Con tu breve aparición lección de esgrima
con una virtual muleta, enseña y esconde
citas y poemas, buscando con  un detalle
de buen gusto todo un tratado de ironía

Siga ahí callado, como mejor te plazca
pero charlemos en estas travesías
por entre estos océanos singulares
de amores, lunas,  alma y poesías

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Como gata boca arriba.














Te quiero como gata boca arriba,
Panza arriba te quiero,
Maullando a través de tu mirada,
De este amor-jaula
Violento,
Lleno de zarpazos
Como una noche de luna
Y dos gatos enamorados
Discutiendo su amor en los tejados,
Amándose a gritos y llantos,
A maldiciones, lágrimas y sonrisas
(De esas que hacen temblar el cuerpo de alegría).
Te quiero como gata panza arriba
Y me defiendo de huir,
De dejar esta pelea
De callejones y noches sin hablarnos,
Este amor que me marea,
Que me llena de polen,
De fertilidad
Y me anda en el día por la espalda
Haciéndome cosquillas.
No me voy, no quiero irme, dejarte,
Te busco agazapada
Ronroneando,
Te busco saliendo detrás del sofá,
Brincando sobre tu cama,
Pasándote la cola por los ojos,
Te busco desperezándome en la alfombra,
Poniéndome los anteojos para leer
Libros de educación del hogar
Y no andar chiflada y saber manejar la casa,
Poner la comida,
Asear los cuartos,
Amarte sin polvo y sin desorden,
Amarte organizadamente,
Poniéndole orden a este alboroto
De revolución y trabajo y amor
A tiempo y destiempo,
De noche, de madrugada,
En el baño,
Riéndonos como gatos mansos,
Lamiéndonos la cara como gatos viejos y cansados
A los pies del sofá, de leer el periódico.
Te quiero como gata agradecida,
Gorda de estar mimada,
Te quiero como gata flaca
Perseguida y llorona,
Te quiero como gata, mi amor,
Como gata,
Como mujer,
Te quiero.

Gioconda Belli. Nicaragua 1948.

martes, 4 de diciembre de 2012

Mañana de domingo.


Me gusta
así
de improviso
causar
ese desconcierto
en tu pelo,
estar dentro
de la blusa de tu pijama,
paseando
mis manos
entre tus costados
y tus senos.

Deslizar una,
a modo
 de tobogan
por la cintura
del pantalón
mientras cae
lento e
indolente
hasta
tus pies.

Me gusta
el tartamudeo
de tus palabras,
de tus manos
entretenidas
en la cafetera
y las mías
dentro
de tu blusa,
en ese partitura
escrita
entre tu cintura
y tu cuello.
Me gusta
y además
me da igual,
que no
te hayas
peinado,
pintado,
perfumado,
ni
otros “ados”,
de esa larga lista
que
enumeras
tan deprisa.

Me gustas
así
como estás
de espaldas
de frente
o de lado.

Me da igual
digo
besando tu cuello
y
¡¡deja ya la cafetera
que nos vamos a quemar!!.







lunes, 3 de diciembre de 2012

Os quiero hablar de un tiempo de naranjas...














Os quiero hablar de un tiempo de naranjas
con aroma a naranjas

de un tiempo en que vivir era tan sólo
desnudar a la vida a cada paso

morderle poco a poco
su eternidad al viento

sacarle los colores al fuego cada tarde

Me refiero
al tiempo del pecado
hasta empaparse
de placeres
la médula del alma

un tiempo de ir descalzos sin dolor

a ese tiempo sin tiempo
en que no existe
más dios que tu inocencia

un tiempo en que tu boca no era molde

de miles de palabras
era tan sólo hogar
donde otra boca ardía

Os quiero hablar de un tiempo

de un instante
eterno como todos los instantes
que se viven
viviendo.


Barbara Pujazon ( Celia Bautista Iglesias) Huelva 1953.

Ruta 66.





De Chicago a Los  Ángeles, la Ruta 66 atraviesa EEUU, es un Rumbo al 270º por tierra. Imagen de muchas películas, siempre me impacto ese subir y bajar de colinas onduladas. Me recordaba olas de tierra, que rompían en el parachoques de un gran automóvil. La ruta 66 es la metáfora de la huida, de la búsqueda, del gran viaje, de solo perderse, de los demás, de uno mismo.
Perderse, para muchos inquietante, para otros como yo una necesidad cada cierto tiempo.  Este ”perderse”, se llamaba antes “retiros”, una manera de  entrar en comunicación uno mismo, con su alma. Un retiro era el primer paso del rito de la purificación de los caballeros, antes de ser investidos, de los cardenales cuando eligen un papa, de los aspirantes a sacerdotes, de los que visitaban los oráculos griegos…..
En este mundo  donde  se ha hecho una religión del  “estar  comunicados, si o si”, donde elegir un banco de parque, un camino por la costa, acompañado de una mochila,  dos libros y poco más, se considera un rareza, una….deslealtad.  En este mundo repito algunos necesitamos apagar todos los aparatos, para  poder oír. Oír el mar, los pájaros,  el pasar las paginas de un libro de papel……… y una buena música.
Para aquellos que de cuando en  vez, echen de menos emprender su ruta 66, les regalo música indispensable para esta ruta. Que disfruten.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...