jueves, 20 de diciembre de 2012

El velero blanco.

Desde que era niño siempre tuvo el sueño,

Que le dio un barquito hecho de papel,

Y fue desde entonces que quiso ser dueño

Del velero blanco y bogar en él,

No por los paisajes de cielos lejanos

Tampoco por islas de hermoso coral

Él solo soñaba sentarse en su barco

Y por una brisa dejarse llevar.



Al pasar el tiempo se quedó en un sueño

Como tantos sueños, su sueño de mar

Nunca dijo nada, pues siempre temía

Que si alguien sabía se fuera a burlar.



Hoy que ya está viejo, y nadie le ofrece

Por sus pocas fuerzas un trozo de pan,

Agarra la silla, esa que se mece,

Y se va hasta el patio, buscando soñar,

En la vieja silla se siente en el barco,

Cerrando los ojos escucha la mar

Y hasta hay una brisa

Que baja a sus labios

Olas muy pequeñas

Con sabor

A sal.

Ramón de Almagro. Argentina 1934.

1 comentario:

mientrasleo dijo...

Es el viejo.... y la mar
Besos

Un deseo.

Anoche se quemaron  millones de deseos escritos en papel en las hogueras de San Juan. Hace un año quemé  el mio, se hizo realidad po...