A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Fin del mundo?.


El artículo de Ángeles Caso me vino al pelo para mi reflexión,  es cierto que tenemos una crisis económica, pero también que estamos ante un cambio y solo hemos comenzado  a ello. Un cambio de forma de vida, de estilos, de rumbo, de comportamientos, de valores. Se va un mundo basado en el dinero que no  va a volver.
Como bien describe se necesita poco o quizás……..nada, para vivir. Poco de lo que  consideramos material y nada de esa “bisutería” en las relaciones humanas.  Se marcha por agotamiento este mundo consumista, el de las deudas, el de aparentar,  el coche grande,  las grandes fiestas, los viajes a plazos,  el de buscar fuera lo que se carece dentro. 
Vuelven a tener importancia esas personas que siempre están contigo, esas a las que por mucha memoria que hagas, nunca encuentras un mal gesto, una mala palabra, tampoco encuentras silencios y abandonos en ellas. Esas que vienen acompañándote, que cuando descuelgas  el teléfono, a los tres minutos lo tienes en casa y que consiguen  “sacar lo mejor de ti”
En estos días he vuelto a dar gracias por llegar  a esta etapa de mi vida contando con grandes personas. Me asombran por esa capacidad digna de un vidente para llamarte en los días grises,  para seguir  tu gripe con “pastillas de buen humor”, para ser los primeros en tu cumpleaños o para cruzar la ciudad y compartir un ratito ante un humeante café.
Existe una riqueza que no teníamos en cuenta, es la  de dedicar una parte de nuestro tiempo (nuestra vida) a los demás. Se pueden escribir mil mensajes,  mil llamadas, pero nada sustituye el disfrutar de una sonrisa, de unos ojos donde mirarte y sentir el calor de la amistad……o del amor nunca declarado. Nada sustituye la piel desnuda cuando se abraza, cuando notas el calor de su pecho al rodearte con sus brazos. Que decir de sus  palabras que huelen a “pan recién hecho” a ropa recién lavada……que hasta cuando te reprenden sientes el cariño. Nada de esto existe en unos grandes almacenes, no tienen precio, se obtiene siendo una buena persona, es el premio a  una opción de vida.




No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...