A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 4 de diciembre de 2012

Mañana de domingo.


Me gusta
así
de improviso
causar
ese desconcierto
en tu pelo,
estar dentro
de la blusa de tu pijama,
paseando
mis manos
entre tus costados
y tus senos.

Deslizar una,
a modo
 de tobogan
por la cintura
del pantalón
mientras cae
lento e
indolente
hasta
tus pies.

Me gusta
el tartamudeo
de tus palabras,
de tus manos
entretenidas
en la cafetera
y las mías
dentro
de tu blusa,
en ese partitura
escrita
entre tu cintura
y tu cuello.
Me gusta
y además
me da igual,
que no
te hayas
peinado,
pintado,
perfumado,
ni
otros “ados”,
de esa larga lista
que
enumeras
tan deprisa.

Me gustas
así
como estás
de espaldas
de frente
o de lado.

Me da igual
digo
besando tu cuello
y
¡¡deja ya la cafetera
que nos vamos a quemar!!.







4 comentarios:

Rive Gauche dijo...

Que ocurrente, amoroso, sensual son lo domingos que nos levantamos asi. Lo que mas me gusta mientras sucede, el aroma de café que nos envuelve...

mientrasleo dijo...

Me ha gustado mucho la escena, la cotideaneidad que hace que los pequeños momentos sean irresistibles, la complicidad, la serenidad... recumiendo: me ha gustado
Besos

Capitán Smith dijo...

La pasión y la sensualidad,son la seda y el perfume sobre la piel. Besos

cristal sosa dijo...

wao!!!!no habia leido este poema tan bonito y atrevido. Me encanta.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...