A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 20 de diciembre de 2012

Soledad.















No sé porque, el sudor de esta noche
se pega a los cristales,
como si la sombra posase sus labios
en el transparente bostezo de mi ventana.

Soledad ¿Qué éxtasis envenena mis manos,
para que lamas entre los dedos que me lloran?
Por no tocar su cuerpo se han hecho vulnerables.

La noche está húmeda, tengo frío.
Huyo de los rincones ocupados por la sombra.
Ah! huir, huir, huir... y volver.
Regreso a tu boca que me llama
como a una mariposa de otoño,
colgada en el perfil ausente del recuerdo.

Daisy Villalobos Leal,   Cuba, 1989

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...