A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 29 de enero de 2013

Placidez.




Agitas levemente las cortinas de mis sueños, paseas por mis recuerdos a veces de puntillas como se mueve la brisa en verano, otras como un grano de pimienta en tardes apasionadas, pero siempre me dejas un gusto a placidez. A la placidez de flotar boca arriba en el mar, con los oídos bajo el agua pendientes solo del rumor de la playa. A la tranquilidad de estar con un libro en mi hamaca, al sosiego que se adueña del cuerpo tras hacer contigo el amor.

Se mecen estos recuerdos como barcas en la orilla y existes porque estas aquí, aun en mis pensamientos no te has ido, nunca terminas de marcharte. Haces como mi gata, impregnas con pícara malicia los rincones de mis tardes, tomas posesión de todo mi mundo y yo luego, en inútil intento, hago bolitas de papel que reposan alrededor de mi mesa, como las bolas de un jugador de golf miope. Cada una un pensamiento, tan fugaz que no terminó en verso. De lejos siento como tiras de mi sonrisa con hilos de seda. Para la gente sensata debemos parecer marionetas, esas en la que tan a gusto nos convertimos cuando nos toman como rehenes del amor.

A medio vestir miro por la ventana y no me decido, ni lo que haré hasta que vuelvas, aunque la verdad ni me importa.

sábado, 26 de enero de 2013

Carnaval de Cádiz. 2013

Dos frases; "El  Carnaval es una cosa muy seria" y entraríamos a conversar sobre las acepciones de "serio". En Cádiz lo es, ser serio es ser cabal, cumplidor, de calidad, es ser lo que pareces ser. Cosa difícil entre tanta  copia y baratura. Si existe un género difícil es la comedia, hacer reír  ser divertido y mas en este momento de crisis. Para conseguir una sonrisa hay que trabajarla, ser un genio, improvisar, sorprender.......olvidarse sin dejar de lado la realidad. Por esto los gaditanos tienen una segunda frase de antología........." El gaditano nace donde le da la gana".¿Cómo se queda usted ante tanta hondura?. Ahora que tanto se lleva y postinea el  terruño de tu origen, vienen los oriundos de la ciudad mas vieja de Europa y te dice esto. Puedes  ser gaditano y  nacer en Cabo Verde o Nuremberg..........¿ y qué? que hablas inglés......y qué?.....porque la pregunta no es, de donde eres.......la pregunta es ¿y tu quien eres?.
Europa vieja y archiantigua que nace en Cádiz, se transforma en un Nueva York de la sapiencia, cosmopolita, abierta. Ser gaditano es eso, ser universal ,de todos los sitios,  habitante de un mundo a caballo entre océano y mar, ciudad de la luz, donde la mujer acuna el  aire en su seno con un abanico. Qué mujer puede aspirar a domeñar al poniente...enamorar al sol y hacer el amor bajo las estrellas......y todo  esto sin ser ni dejar de ser de otro lugar........ siéntase gaditano, vivo...... sonría, líbrese de escudos y banderas.
Mire usted en cualquier casa del sur  se apulgaran armaduras, mapas, uniformes.......simples anécdotas de la historia para viejos rodeados de nietos en cualquier tarde de verano, oyendo batallitas del abuelo.

martes, 22 de enero de 2013

Las verdades del Banquero. Carnaval Cádiz 2013.

Sorpresa.





Entre manos tengo un sueño,
lo llevo tiempo pensando
en el torno dando vueltas y
vueltas a la pella de barro.

Me será difícil, presumo
darle cuerpo y contenido,
pues debo ponerle todo el arte,
un trabajo que quede muy fino.

Quiero regalárselo a tu madre
que lo mire con orgullo
y a la vez decirle, Señora…
su hija se viene a vivir conmigo.

lunes, 21 de enero de 2013

Fragmento.



He tenido que llegar a edad avanzada
para aprender a amar el silencio.
Conmueve a veces más que la música.
En el silencio aparecen señales emocionadas
y en las encrucijadas de la memoria
detectas nombres
que el tiempo pretendía ahogar.

"Jardín de canal". Fragmento.
Jaroslav Seifert. Rep Checa. 1901-1986

Días de lluvia



En estos días de lluvia los olores y los matices me evocan tanto que sabe a tan poco
Me imagino lejos, me imagino cerca.
Me veo riendo, me veo llorando.
Tomando una mano deseando una llamada, una palabra una mirada.
En los días de lluvia tengo 15. 17 y 19.
En los días de lluvia todo cambia.
Trato de descifrar si una lágrima es una gota de lluvia,
Si un día de lluvia es mi llanto,
Si el invierno es mi alma.
En algún lugar perdí mis sentimientos,
Tal vez en algún lugar los días de lluvia sean continuos.
Quizá las gotas que hoy me mojan, mientras bajo esta calle, sean las
lágrimas de quienes viven en ese lugar extraño y gris, quizá las gotas que
me siguen empapando, mientras subo la cuesta, sean de aquellos seres,
que sienten en las venas, el olor a tierra mojada.

Belén María Bloksa Gordo. España 1976.

viernes, 18 de enero de 2013

En el dintel de la mirada.



Tendemos a instalarnos cómodamente en la nostalgia o la melancolía, un “dolce far niente” sentimental de gran predicamento para novelas románticas. Ambos sentimientos tienen su lugar y hora en todas las vidas, pero se acaban. Las autenticas tormentas del alma son los fracasos, los abandonos, el desamor que estalla como un trueno en medio del mar.

Entre la felicidad que solo son momentos puntuales, que hay que saber verla, porque esa es otra y los fracasos, vivimos en una queja rutinaria, sintiendo esa nostalgia de un paraíso medio inventado, cuando no imposible. La vida es vivir solo eso, tener raíces, cumplir ritos, no desperdiciar besos y menos que se te queden rancios, hacer el amor, decir te quiero incluso cuando están dormidos………..¿te han acariciado o te han dicho te quiero cuando te hacías el dormido?....jejejeje no hay cosas que siente mejor…….esperas quince minutos, te acercas a su oído y dices…yo también. Eso es el paraíso y no las películas de la televisión.

Por ello, cuando te ha pillado una tormenta de las buenas en el mar de la vida, cuando llegas a puerto tiritando, cuando ni sabes porque no estas muerto, que ganas no te faltaron. Entonces, encuentras fuerzas que ni conocías dentro tuya, tu caja de lápices de colores se agranda en mil tonalidades, el metro de medir lo ajeno se vuelve flexible y a veces ni tiene fin. Observas en tu espejo a un tipo horrible cada mañana y sin embargo le sientes a gusto y con una sonrisa dices….. bueno tío otro día, a ver como salimos de esta.

Me encantan en verano las novelas románticas, con puestas de sol, veleros en el agua un gintonic sin muchos aditivos y quedarme en ese dintel de la mirada, entre dentro y afuera, entre dos aguas. Vivir



El viento cede.














El viento cede.
Fragancia de pétalos caídos hace poco.
El vaho de la Tierra.
Avanza la mañana y me cansa peinarme.
Todo está igual pero él se ha ido
y todo está vacío.
Las palabras traicionan: habla mejor el llanto.

Dicen que en Dos Arroyos todavía
la primavera es primavera.
¿Flotar allá, mecida por las aguas!
Pero con tanta pena
mi frágil barco se hundiría.


Li Ch'ing Chao- China 1083-1151

jueves, 17 de enero de 2013

Siénteme.


Siénteme........
En esa ráfaga de aire
que agita el pelo en tu nuca,
siénteme junto a esa sonrisa
que asoma a tu cara ,
como nado entre tu piel
y tus vestidos extasiado
en el aroma de tu perfume.

martes, 15 de enero de 2013

La isla del papagayo tartamudo.


Las trifulcas a causa de las comunicaciones no son de ahora, son intemporales. se pierde un mensaje entremedias de una charla y todo cambia de sentido, o llega tarde...o de todas maneras nada sustituye al vivo y directo. Le puse hace años el nombre a la isla, la verdad no se ni como se llama, simplemente era referencial y aludía precisamente a esto, mensajes entrecortados y a destiempo. Para el colmo el servicio de mensajería en botellas dependía de los vientos, las mareas, del remero de la piragua, de las huelgas portuarias. Por no decir de de las inclemencias familiares de cada uno, son las tormentas bajo techo que usted ya me entiende. ¿Cómo se puede mantener así una relación? pues tartamudeando o bien con un interprete criptográfico especializado en botellas mensajeras.
Nada que ver con el buen tiempo, sube los ánimos, el sindicato de remeros firma la paz, amaina la tormenta de la salita, el cartero se muestra sonriente y dispuesto....reina la paz en la isla. Es momento de una (varias) cervezas, de tú a tú.
La isla un día fue rebautizada por un descubridor despistado, que sin otra cosa mejor que hacer le llamo Guasap...y tiene guasa. Decían que esto era la solución de todos los males, como la pomada de Alejandro Sanz, pero ca, ni te lo creas. Tu crees que la otra persona esta allí esperando a pie juntillas junto al buzón, y ni flores, está roncando. Cuando lee las dos líneas, ni es momento ni el chiste tiene gracia. ¿Cómo va a rivalizar con aquella letra redondilla, aquel papel perfumado, ese cartero de ojos verdes montando en bicicleta y gorra de plato. Pues no, el buzón se te llena de un gentío, de familia, de anuncios, de cadenas de plegarias y rezos.......y en medio........un te quiero. Lo lees y tiene ya dos horas de  antiguo.
-¿Pero donde estabas?, míralo le digo te quiero y se queda tan pancho........
- Perdona hija, estaba trabajando.
- Pero tu no dices que estaba aburrido?.
- Eso era ayer.
- Ayer?
- Si mira le fecha y hora.
- Te sales por la tangente, ya ni me quieres.
.........Prefería seguir en la isla, se lo juro...con mis palmeras, mi taberna "La Lata" con su cervecita fresquita, mis nativos, el loro tartaja. Acercarme por detrás y decir bajito junto a su cuello........¿Te han dicho, que estas cada día mas guapa?........en directo o escriito dentro de la  botella.

Esnifando versos.




Y esnifando versos
despejo el destrozo
de vivir en esto
que inventan los otros.

Versos, muchos versos,
lloro tinta, lloro.

Me asomo a un poema
y me lanzo a otro.

Hay que ser feliz o
hacer que lo somos.

Belén Reyes. Madrid, España 1964.

lunes, 14 de enero de 2013

Mis ojos cerrados.














Silencio...
mis ojos cerrados
la pluma inerte, sobre la mesa
no hay distancia
mi corazón descansa
sobre la arena de la mar en calma
dejándome mecer en las olas de tus sueños.

viernes, 11 de enero de 2013

Escrito en blanco














Nieva esta nieve
Como a veces se hablan
Hombres y mujeres.
Continua
Mente
Instantánea
Nieva por primera vez siempre
Como se miran los que se aman.

Nieva como la única cosa
Real que sucede.

Y corren los niños para tocarla
Y tras ellos las palabras
Frágiles como la nieve
Pendiente
De una mirada.


Eduardo Mitre. Bolivia 1943.

jueves, 10 de enero de 2013

El valioso tiempo de los maduros.

















“Conté mis años y descubrí,
que tengo menos tiempo
para vivir de aquí en adelante,
que el que viví hasta ahora...

 Me siento como aquel chico
que ganó un  paquete de golosinas:
las primeras las comió con agrado,
 pero, cuando percibió
que quedaban pocas,
comenzó a saborearlas profundamente.

Ya no tengo tiempo
para reuniones  interminables,
donde se discuten estatutos,
normas, procedimientos
y reglamentos internos,
sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo
para soportar absurdas personas
que, a pesar de su edad cronológica,
 no han crecido.

Ya no tengo tiempo
para lidiar con mediocridades..
No quiero estar en reuniones
donde desfilan egos inflados.

No tolero a maniobreros
y ventajeros.

Me molestan los envidiosos,
que tratan de desacreditar
a los más capaces,
para apropiarse de  sus lugares,
talentos y logros.

Detesto, si soy testigo,
de los defectos que genera
la lucha por un majestuoso cargo.  

Las personas no discuten contenidos,
 apenas los títulos..
Mi tiempo es escaso
como para discutir títulos.

Quiero la esencia,
mi alma tiene prisa....
Sin muchas golosinas en el paquete...
Quiero vivir al lado
 de gente  humana, muy humana.
Que sepa reír, de sus errores. 
Que no se envanezca,
con sus triunfos.

Que no se considere electa,
antes de hora.
Que no huya, de sus  responsabilidades.
Que defienda, la dignidad humana. 
Y que desee tan sólo
andar del lado  de la verdad
y la honradez.

Lo esencial es lo que hace
que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente,
que sepa tocar el corazón
de las personas….

Gente a quien los golpes
duros de la vida,
le enseñó a crecer
con toques suaves en el alma.

Sí…. tengo prisa…
por vivir con la intensidad,
que sólo la madurez 
puede dar.

Pretendo no desperdiciar
parte alguna de las golosinas
que me quedan…
Estoy seguro
que serán más exquisitas,  
que las que hasta ahora he comido.
 
Mi meta es llegar al final
satisfecho y en paz
con mis seres queridos
y con mi conciencia.
 
Espero que la tuya sea la misma,
porque de cualquier manera
llegarás..." 


Mario Andrade 1893-1945.










martes, 8 de enero de 2013

Poema de las cosas.













Quizás estando sola, de noche, en tu      aposento
oirás que alguien te llama sin que tú sepas quién,
y aprenderás entonces, que hay cosas como el viento
que existen ciertamente, pero que no se ven...       
      
Y también es posible que una tarde de      hastío
como florece un surco, te renazca un afán,
y aprenderás entonces que hay cosas como el río
que se están yendo siempre, pero que no se van...
      
O al cruzar una calle, tu corazón      risueño
recordará una pena que no tuviste ayer
y aprenderás entonces que hay cosas como el sueño,
cosas que nunca han sido, pero que pueden ser...
      
Por más que tú prefieras ignorar estas      cosas
sabrás por qué suspiras oyendo una canción
y aprenderás entonces que hay cosas como rosas,
cosas que son hermosas, sin saber que lo son...
      
Y una tarde cualquiera, sentirás que te      has ido
y un soplo de ceniza regará tu jardín,
y aprenderás entonces, que el tiempo y el olvido
son las únicas cosas que nunca tienen fin.


José  Ángel  Buesa. Cuba 1910-1982



lunes, 7 de enero de 2013

Honesta descripción de mí mismo.













Tomándome un whisky en un aeropuerto,
digamos que en Mineápolis 

Mis oídos captan cada vez menos las conversaciones,
mis ojos se debilitan, pero siguen siendo insaciables.

Veo sus piernas en minifalda, en pantalones o envueltas
                                                                           en telas ligeras.

A cada una la observo por separado, sus traseros y
sus muslos, pensativo, arrullado por sueños porno.

Viejo verde, ya sería tiempo de que te fueras a la tumba
en lugar de entretenerte con juegos y diversiones de jóvenes.

No es verdad, hago solamente lo que siempre he hecho,
ordenando las escenas de esta tierra bajo el dictado
de la imaginación erótica.

No deseo a esas criaturas en particular, lo deseo todo,
y ellas son como el signo de una relación extática.

No es mi culpa que así estemos constituidos: la mitad
de contemplación desinteresada y la mitad de apetito.

Si después de morir me voy al cielo, tendrá que ser
como aquí, sólo que liberado de estos torpes sentidos,
de estos pesados huesos.

Transformado en mirar puro, seguiré devorando las
proporciones del cuerpo humano, el color de los lirios,
esa calle parisina en un amanecer de junio, y toda la
extraordinaria, inconcebible multiplicidad de las cosas visibles.

Czeslaw  Milosz .  Lituania 1911-2004 

domingo, 6 de enero de 2013

Deseos.

Le pregunte a ella..¿cual sería tu deseo?.....dormir tranquila todas las noches, respondió.  Parece fácil de conseguir, pero tras pensarlo un poco advertí la profundidad. Si pudiera pedir un deseo para mí, sería eso  mismo todas las noches del año.  Se necesita tiempo, experiencias, venir algo de vuelta en la vida, sentirte feliz con lo ya conseguido, disfrutar de cada amanecer,cuidar las pequeñas cosas, mirarse al espejo y sonreírte a ti mismo.
Poco a poco, día a día caemos  en la cuenta, de que necesitábamos menos cosas para vivir.Nos habían hecho creer que eran imprescindible, pero hay pocas cosas imprescindibles. El amor, la amistad, la compañía  el cariño, la ternura, los libros, la palabra, una mirada, tu  mano, música,la belleza......eso si es necesario para vivir, sin ello se puede solo existir.
Así que deseare eso  mismo para este año. Tener todo eso para dormir tranquilo.........y darlo claro.

Con una inquietud que levanta las tapas de las alcantarillas.
















No sé jugar a nada.

Ahora parece que la niebla

cumple su compromiso de forrarme las manos.

Es lo que tiene ir de avispada,

perderse en casas grandes,

imaginarse entera desde el principio.

Me hablan de mi vida

quienes la desconocen

y admiran lo lustrosas que dejé las ventanas.

Pero todo retumba todavía

como retumba el eco de mi mínima gracia

en un montón de trapos que nunca sacudí.

Me rebana el aliento

admitir episodios

en los que fui un burro caminando derecho

obviando precipicios y montones de mierda a cada lado.

Y sigo sin saber

si en tanta incertidumbre queda algo de mí,

si ahora me miro fijamente

y puedo abrirme en dos sin malolerme,

si es verdad que encontré todo el paisaje

que habitaba en mis venas

o hay que seguir cortando.

Tengo frío porque gotea el grifo de la ducha,

porque no es fácil estar sola,

porque no lloro nunca

y duermo a trompicones.

Tengo miedo porque me toca hablar conmigo

y la conversación es delicada y tensa.

Ahora no tengo la palabra tan fácil,

me cuesta sonsacarme.

Quiero saber antes que nada

dónde coño viví todo este tiempo.


Inma Luna.  Madrid, España. 1966

miércoles, 2 de enero de 2013

Regreso.




Quizás fue cuando el fogonero abrió la espita del vapor y una niebla blanca desdibujo el andén de la estación, quizás el ajetreo de las maletas, el olor del carbón, de los jardines cercanos, en cualquier caso fue un dulce despertar. Recogí mis piernas, abrí y cerré varias veces los puños de las manos, disponiéndome a bajar mi maleta de la red que pendía sobre mi bancada. Dos niños gritaban a su madre desde la ventanilla, un soldado lanzaba besos a una morena de labios reventones, todo ello acarició mi mente como el aroma del pan recién hecho. Me vi a mi mismo allí abajo, plantado bajo el reloj de la estación, con una sonrisa picarona a medias entre la morena y yo. Avanzamos uno al encuentro del otro, fundiéndonos en un abrazo…después él, bueno…yo, bueno  los dos salimos de la estación de Cádiz camino a casa. Los niños jugaban en los Jardines de Murillo, los reclutas engatusaban a las niñeras y un fotógrafo, pregonaba su arte junto a un caballo de cartón. Revoloteaban las palomas mientras él y yo, ¿debería decir yo mismo? repasábamos estos treinta años de separación.¿donde has estado?,no se por ahí......
Quizás fue al cambiar de canal de televisión o cualquier otra cosa, el caso es que me despertó el ruido. Entorné los ojos, recogí mis piernas, abrí y cerré varias veces los puños……..¿qué?, pregunto mi hija, buena siesta eh, seguro que algún viaje de los tuyos. Pues si has acertado respondí. Y qué llegaste lejos?, Si, creo que demasiado.....me perdí.

Del baúl de los recuerdos.

Paraiso de especias.

Tu brisa en mi cama

arrastra mis sentidos,

me agarra, me desnuda,

me eleva, me embruja,

me envuelve en una caricia,

me funde en primavera,

me viste de jinete,

para cazar tu alma perdida,

me hiere, me enamora,

me miente y me devora,

me desmayo entre sus redes

como la luna en el alba.



Lamiae El Amrani. Tetuan, Marruecos. 1980

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...