A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 12 de febrero de 2013

Pompas de jabón.



Pasamos nuestros días subidos a un escenario, exponiendo persona y personaje al juicio de los demás. Somos en origen una dualidad y así, pretendemos elevar hasta cimas irreconocibles, impulsos vitales presentes en cualquier ser vivo mediante la poesía y la palabra. Levantamos teorías como rascacielos y presumimos de eternidad, incluso la exigimos.


Luego la vida es ese patio de butacas, un ser irreal que ruge, aplaude, nos silba y nos olvida. Tengo entre manos un personaje de novela, galán, valiente, sensible, duro, poeta, amante, sumiller, alguna estrella Michelín para las cenas íntimas, pero eso si discreto, con un lado humano, pero sin pasarse. Si eres una de ellas, la cosa se complica aun más, ni te lo explico por no aburrirte, tú ya lo sabes.

A todo actor le llega el retiro en el que se viste por fin de individuo. Toca descansar, te sumerges en esa vida de abajo donde te codeas con sirenas y patanes, deportistas dopados, gente educada y sencilla, magníficos profesionales. Convives con gente en paro, artistas, perros, gatos y canarios, con ese par de viejitos que solo aspiran a dar otro regate a la soledad.

Si tienes suerte de hacer el amor y compartirlo, solo te ruegan que mejor si le pones pasión e interés, si es a comer que traigas varias anecdotas divertidas. Y para compartir un café ya no te piden una encuesta de satisfacción, ni una redacción de dos folios sobre economía, sexo, mariposas o la interrelación entre las lentejas y conquista de América, por contra es bienvenida una simple conversación sobre libros o si prefieres a Daniel Craig antes que a Sean Connery como 007.

No solo eran burbujas lo de los pisos, ni los coches de alta gama. Hemos sido burbujas un poco todos. Pompas de jabón con master bajo el brazo y a la postre personajes de teatrillo de provincias.

No somos eternos, la mitad del tiempo animales y el resto proyectos de ángeles. En esa dualidad esquizoide lo interesante es no perderse, a lo sumo ser aseados, cumplidores y siempre divertidos, con dos patas o con las dos alas.



No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...