A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

sábado, 6 de abril de 2013

Carta desde mi balcón. 16

Soñé con una mariposa blanca sobre la flor de una jara y supe que vendrías, "carta" decía mi abuela cuando veía alguna, llegaste a mis ojos con tu flequillo, con tu aroma a chiquilla, con esa sonrisa en la que cabría un lago. Viniste a dar  fin a la soledad de mis sueños, en un de esos ratos en los que el aire duerme y el sol ramonea entre dos nubes, cuando mi  piel se hace extraña y hasta el vello de mis brazos huye  del  tacto de mis  camisas. Ese espacio entre ellas dos se vuelve un desierto impenetrable.No es soledad tu ausencia, la cual ya es la mayor parte de mi vida,  son los silencios.porque con dos palabras tuyas nada más, puedo alimentarme hasta fin de año o escribir diez cartas. Te escribo mientras Denis Fitz Hutton le narra un cuento a Karen Blixen en Memorias de África    Te quiero a través de esas palabras y ya se que no existen capsulas ni píldoras de felicidad, ni las venden. Es mi corazón que se remueve como el nido que un par de gorriones han hecho  en el cajón de mi persiana. quizás ellos escribieron esta carta.
Te echaba de menos............

1 comentario:

Magnolia A. dijo...

Como se nota que tenemos sol... y nos da vida.
Saludos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...