domingo, 7 de abril de 2013

Los paraguas, los taxis...




Acabo de tirarlo,

35 minutos bajo la tormenta
-esperando un maldito
taxi-
han podido con él.

Pero cómo se ha portado.

Ésa es la diferencia:
los taxis son como ciertos amigos,
nunca están cuando más los necesitas.

Los paraguas, en cambio, mueren por ti.

Karmelo Iribarren. Donosti 1959.

3 comentarios:

Magnolia A. dijo...

Jajajaja, maravillosa comparación. Me ha gustado. Saludos

Capitán Smith dijo...

Siiiii la vida está llena de amigos con el cartel de ocupado permanentemente.

Anónimo dijo...

Me ha salido la misma carcajada que a Magnolia.

¡Gracias, Capi!

Momentos.

Aparte de este momento en estoy viendo al sol irse por el mar y a la vez escuchando unos pajarillos prepararse para la noche, podría c...