A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 2 de mayo de 2013

Muchacho.




Muchacho loco: cuando me miras


solemnemente de arriba abajo

siento que arrancas tiras y tiras

de mi refajo.



Muchacho cuerdo: cuando me tocas

como al descuido la mano, a veces,

siento que creces

y que en la carne te sobran bocas.



Y yo: tan seria, tan formalita,

tan buena joven, tan señorita,

para ocultarte también mi sed



te hablo de libros que no leemos,

de cosas tristes, del mar con remos;

te digo, usted...



Carilda Oliver Cabra. Cuba 1924.

3 comentarios:

SUREANDO dijo...

¡Qué maravilla! Tanta sutileza, me encantó.

mientrasleo dijo...

Es un poema hermoso que habla entre líneas de complicidad y busca sonrisas o soy yo que cada vez entiendo menos de poesía?
Besos

Capitán Smith dijo...

Es el desarme y exacto la complicidad que se abre paso. Gracias Beatriz y Mientras, la poesía toca esas fibras de nuestro interior y nos pinta sonrisas en dos trazos. Besos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...