A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 23 de mayo de 2013

Parking Público.






Apenas ha salido el sol y llegan,
como un enjambre loco,
tocando el claxon,
parando en doble fila,
colapsando la calle
justo delante de la puerta
de entrada al abandono.
Han sido demasiadas las horas soportando
la carga familiar, el peso de los hijos.
Ahora les espera una mañana,
por suerte o por desgracia, diferente.
Y tienen prisa por soltar amarras.
Por eso, llegan como llegan,
lanzados, compitiendo
por encontrar un hueco libre.
Como si no supieran
que asegurado tienen lo que buscan:
aparcamiento vigilado y gratis
para sus criaturas.

Víctor Jimenez. Sevilla 1957

Pd. Como anillo al dedo me viene esta poesía de mi paisano Víctor Jimenez.  Todas las mañanas he de sortear varias decenas de autos, estacionados en doble y triple fila de padres llevando o recogiendo niños a empujones. Se monta un maremágnum de coches, autobuses y ambulancias con sirenas a todo trapo, ya que es la vía de entrada al principal hospital de la ciudad. Pero es un colegio privado y con la Iglesia hemos topado.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...