A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 19 de agosto de 2013

Lecturas de verano.

El verano y las vacaciones transcurren dentro de lo esperado, las mismas risas, los mismos encuentros y las mismas peleas de pareja de  siempre. Bueno de siempre no porque este año entre las señoras circula una nueva trilogía de porno -light o sado-soft, como prefieran.  La autora es  Megan Maxwell y vende sus  libros como rosquillas
El protagonista -guaperas es un joven-moreno-listo-rico-musculado-bronceado-alemán-con pasado secreto-manipulador-prepotente-superinteligente, superculto y experto en toda clase de hoteles y restaurantes del  mundo mundial….. y ella una secretaria-soltera-normalita-anónima-eficaz-karateca y aficionada al motocross. Vamos lo que odian y pondría delos nervios a esas mismas señoras en su vida normal, pero por lo visto  en secreto eso “les pone”.
Nada que objetar porque a todos los parroquianos del chiringuito se nos van los ojos con la camarera y en la última mujer que pensaríamos, sería en una gerente o una especialista en arte mesopotámico,  al menos sin un vistazo previo.
Tarde o temprano y más en verano con los calores salta nuestro software primitivo y el  aburrimiento y/o  la  rutina nos lleva a mirar  por el precipicio, por aquello de la adrenalina. Necesitamos el morbo de lo desconocido o no practicado y soltamos una risita nerviosa, cuando leemos que el protagonista aparece con una ferretería en una maleta y en otra con trajes de Batman torturador, esposas y ligaduras de distinto tamaño, ni que decir que en la cama ya no es un trío lo que se describe, sino una compañía de la  Legión con la cabra incluida. Al final como  el resto de novelas  triunfa el amor y se casan.
Un solitario acompañante bajo una sombrilla en la playa le susurra a su señora enfrascada en el libro..
-Cariño que te parece si ponemos en práctica alguna cosita de esas?.... y ella con el tacto que dan los años de convivencia le respondió…….
-Mira hijo contigo  no voy a perder el tiempo probando esas  cosas, - En todo caso con alguno que se le parezca a este guaperas.  
Sin palabras,  el pobre hizo lo único que supo hacer,  desaparecer con su dignidad hecha trizas.
Me siento afortunado, ella y yo  intentamos sorprendernos siempre, una lencería picarona, un lugar nuevo, cambiar de colonia, siempre siempre con un leve toque al órgano principal del sexo, nuestra mente. Despertando la curiosidad, el deseo, la ilusión, toques de humor y sobretodo el mejor de los  afrodisiacos el amor.
Cuando desaparece el humor, el deseo, la pasión, las ganas de estar, la ternura es que el amor ya zarpo de tu puerto  y  lo sientes alejarse, buscando aunque sea en sueños esos raros pasajeros.



3 comentarios:

Key Hunters dijo...

Yo intenté leerme la mierda aquélla de Grey, y no fui capaz de terminarlo. La trilogía de la que hablas tú no la conozco, y casi mejor... eso sí, me alegro de que formes parte de una pareja que sigue feliz después de tiempo. Es rarísimo :)

Rive Gauche dijo...

Me ha encantado, me he reído con el párrafo de la cabra y desde luego es Vd. afortunado. Cuídelo y abracelo con ternura y cariño. Esto es todo un tesoro.

Capitán Smith dijo...

Gracias y bienvenida Key, Gracias tambien Rive. He intentado darle un toque de humor al tema porque algunas escenas son tan enrevesadas que te da risa. Se me ocurrió lo de la cabra. Wod Allen en una de sus películas trata el sexo y uno de sus personajes se enamora de una oveja. Besos

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...