A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 26 de septiembre de 2013

El día a día.



No pienso perder mi tiempo en desentrañar  el misterio celestial de los silencios infinitos. Tampoco espero ni aspiro a ser investido mediante la iluminación divina, como interprete del porvenir ni el por llegar. Menos aun  renunciar de nuevo a otro día de los que me queden de vida, esperando milagros imposibles. La vida es bien sencilla, basta con levantarse cada mañana dando gracias por un nuevo día, buscar un motivo pequeño para una gran sonrisa. Saber que todos los problemas de hoy, son decisiones mal tomadas hace años y que ahí seguirán, si es que  esperamos que un extraterrestre o un ángel (para el caso en lo mismo), venga a solucionarlas.
Los milagros están en las pequeñas cosas, son las que los hacen posible, sonreír, ser amable, saludar, hacer el trabajo diario como si te lo hicieran a ti. No solo saber los cumpleaños, sino llamar o mejor aun, ir a dar un abrazo, porque ninguna maquinita suplanta un achuchón. Hablar en persona, dar un beso.................¿te has planteado alguna vez que un simple beso pueda ser el milagro que alguna persona espera de ti?. Para quien como yo de extraterrestres nada espera, aun me sobra tiempo para saborear los largos minutos de una atardecida. Deleitarme con un café, y pasear en mi compañía. Esa es la riqueza del ser humano ser dueño de su tiempo,  de su vida y compartirla. 
Lo malo es descubrir que no tienes tiempo o no es tuyo. Tampoco tu vida. 

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...