A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Novela negra,

Me gusta la novela negra, siempre tengo a mano alguna. Me distrae y divierte. El común de los mortales huye de la muerte,  la violencia o de la enfermedad y la locura. En realidad la tenemos a nuestro alrededor, muy cerca. Pasar de un estado a otro es fácil y repentino.
El material para una novela negra no es difícil de encontrar, los odios, las traiciones, la mentira, el engaño, el sexo siempre como condimento, el dinero omnipresente, la avaricia, el deseo de popularidad. Tarde o temprano te compran o te vendes, cuestión de precio o de valor que no es lo mismo, porque quizás creas que vales mucho y al final te compran por muy poco.
Los personajes de estas novelas andan siempre en el borde de la ética y la honradez, todo depende del matiz del momento. Pero siempre existe una victima, un asesino, unos cómplices y el idiota de turno sobre el que recaen las sospechas.
Todos conocemos en nuestros ámbitos historias, anécdotas, personajes, habladurías, comentarios, hechos, mentiras,   medias verdades, que son igualmente mentiras y omisiones que son las mentiras más cobardes.

No es preciso irse a una localidad noruega, ni una calle de Chicago. Aquí en tu ciudad, en tu barrio, en tu empresa, seguro que a diario se está escribiendo, un capitulo de novela negra. Quizás me anime.

1 comentario:

Anderea dijo...

Anímate. Me gustaría leerla.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...