A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

jueves, 31 de octubre de 2013

Noche abierta.



Todita la noche reposé en tu recuerdo.
Logré desconectarme del incontrolable runrún de mi corazón.
A la distancia de tu voz, se suma mi necesidad de cercanía. Prefiero no escucharte, por más que todo esté abierto. Hasta la luna.
El teléfono apagado, internet naufragio buscado.
Y  lejos de todo, sola, sin mundos  paralelos.
El mundo parece leer un diario sin sentido, todo me parece así, aunque  digas que me amas.
Tu voz es la distancia misma, no le busques explicación, no intentes darle una musicalidad que no tiene, estás lejos, es lo único cierto y las sombras se abalanzan intentando desmentir mis lágrimas.
No me gusta llorar durante la noche.

Alicia María Abatilli.Argentina


miércoles, 30 de octubre de 2013

Enredando en mi cocina.


Travesuras.



En mi pueblo natal aun existe las ruinas de un castillo árabe. De pequeño jugábamos a tirarnos por una ladera, a la que previamente habíamos encharcado para que resbalara, era un principio de tobogán. A la vuelta nos esperaba un pescozón o dos buenos tirones de orejas, ante el aspecto del pantalón. Pero eramos felices y ese sentimiento, de riesgo,velocidad  y camaradería hacía que  valiera la  pena.
Se que no está  bien visto  en nuestra educación judeocristiana, manifestar alegría y decirlo, parece que atrae algún maleficio, pero así me  siento últimamente a menudo, como cuando me tiraba por aquella ladera. Aparte que ahora  me importa un bledo el pantalón. 

Cicatrices II.


Zapatero a tus zapatos debería ser la conclusión, los japoneses tardaron miles de años para escribir esos maravillosos haikus  , que en tres versos y 17 silabas condensan un tratado filosófico o un libro de poemas completo. En la entrada anterior de manera torpe he querido imitarlos sin mucha suerte.

Evidentemente mudar de piel no es un remedio contra las heridas ni para que  desaparezcan las cicatrices., Como bien acierta un comentario, es nacer a lo nuevo, marcharse, darse por vencido como la única solución. Ese era el sentido que busque.
Unas veces se  trata de cambiar de trabajo, de profesión, de casa, de ciudad y otras de alejarse de ciertas personas. Porque? pues porque permanecer en la misma situación es el origen del problema. ¿Son esas cicatrices invisibles?, puede que si, puede que los  demás ni se  plantean que las producen. ¿Eres feliz, te sientes bien, valorado, querido, cuidado, respetado?. Si la respuesta es  no y  lo has intentado de todas las formas a tu alcance, no sigas.......es hora de mudar de piel, de marcharse y volver a nacer. Por supuesto estarás solo......quizás un buen comienzo. 



martes, 29 de octubre de 2013

Cicatrices.


Para curar mis heridas
solo tuve 
que mudar de piel.




domingo, 27 de octubre de 2013

De mi particular B.S.O.


Con el reflujo del océano de la vida



.........Existo como soy, con eso basta,
Y si nadie lo sabe me doy por satisfecho,
Lo mismo que si todos y uno a uno lo saben,
Hay un mundo al que tengo por el mayor de todos, que soy yo y que lo sabe,
Si llego a mi destino, ya sea hoy ya sea dentro de millones de años,
Puedo aceptarlo ahora o seguir aguardando, con igual alegría.
La base donde apoyo mis pies es de granito,
Me río cuando dicen que puede disolverse,
Porque conozco lo que dura el tiempo.

Walt  Whitman.


miércoles, 23 de octubre de 2013

Insomnio.



Del vasto territorio del insomnio,
de su ilímite páramo de sombra,
traigo hilachas de ausencia entre los labios,
una huella que me hurta y que te nombra.
¿Qué distancias de fiebre y desvarío
por las estribaciones de la aurora
recorro suplicante, pierdo, ansío
destejiendo la trama de las horas?
Cuando estoy por tocarte es ya un vacío
la llama de tu voz. Como las hojas
de un vendaval atónito y tardío
tu fantasma mi sueño desaloja.
Me sorprende el lucero soberano
creando tu caricia con mis manos.

Renée Ferrer. Asunción 1944

Don Juan un personaje unisex.

Desde que vi a Julienne Moore en la novela  de Grahan Greene "El final del romance", la sigo en sus nuevas películas y entrevistas. Don Jon la próxima,es la historia de un chico seductor irresistible, prototipo moderno de gimnasio, coche, amigotes y adicto al porno, que se enamora de chica  guapa adicta a las historias románticas. En la entrevista Julienne nos  comenta que existen, muchos modelos de  comportamientos que se nos intenta imponer desde el exterior,,tanto de  carácter general, como desde nuestro microcosmos mas cercano. Pero hemos de elegir nosotros nuestra propia narrativa personal y que en nuestras relaciones puede caber todo siempre que sea real. Es una  opinión, claro está. Me quedo con tres palabras: modelos, narrativa y real. Efectivamente nadie nos debe imponer un modelo, de hecho todos elegimos un poco de allá y de acá, pero la suma debe tener coherencia,  deben encajar  las piezas, para que desde el exterior resultemos entendibles, que nuestra "narración" del personaje  que encarnamos sea verdad. 
¿Donde comienza y termina  el romanticismo y la pornografía?. Tener ideales novelescos puede ser peligroso porque no son reales,lo mismo de las historias y personajes irreales del porno de consumo. Si esos son nuestros héroes siempre la realidad nos defraudara. ¿Hemos de conformarnos con lo primero que  nos encontremos?,tampoco. De ahí que la última proposición sea la clave,que  seamos y nos comportemos  de manera "real" en ambos mundos y elegir.
A alguien se le ocurrió un buen día que los "aseos" fueran unisex, hoy no es extraño y  lo mismo, hace tiempo que estos dos términos de romance y sexo  no son contrapuestos afortunadamente. Al contrario, sabiamente mezclados hasta donde la pareja crea oportuno, es lo ideal. Incluso (añado) muchas personas dentro de su baúl, llevan desde hace tiempo su colección de pequeños "relatos" a cual mas interesante,  esos que sorprenden, que dan color y llegan a iluminar  toda una velada.

martes, 22 de octubre de 2013

Cena informal.




Me he puesto una taza de café y estoy dando cuenta de un pastelillo de hojaldre y coco. Es mi tercer café del día, así que junto al dulce se diría que estoy cavando mi propia fosa. La verdad me importa un higo pues me lo acabo de recetar. 
Aquí de pie junto a la ventana del balcón viendo llover y escribiendo memeces en el vaho del cristal, tengo a un mirlo que me observa guarecido en la copa del naranjo. Esto de ser un crío a solas y a la vez padre, le da a uno una manga ancha muy divertida. En el brazo del sillón tengo el libro que me trae absorto, traemos el y yo ahí un dialogo interesante. Miro el reloj y comienzo a hacer cábalas de cuando llegues, quizás me disfrace o me desnude, no se, el caso es que te haré el amor con la cena puesta en la mesa.
Ya se que eso te saca de quicio, lo de desordenar el cronograma que tu madre grabo a fuego " el manual de la perfecta ama de casa" . Perfecta para tu madre, te dije, una aburrida mojigata. Solo tenias que ver, las chispitas en los ojos de tu padre cuando aquella vocalista italiana, movía sus pechos en la pantalla de la televisión. Seguro, añadí que tu padre nunca vio desnuda a tu madre. Pues yo si e instale un espejo de esos de Saloon del Far West en el dormitorio, un autovoyerismo creo. Pero te gusto no lo niegues. Eso de salirse del programa, hacer locuras, sonrojar al Ángel de la guarda....la cena ademas es fría, no tengas prisa que esto del amor son dos platos y postre......un día te permitiste un broma...´ la casa invitará a un chupito no?.....nos partíamos de risa en la mesa, tu y yo con unos pelos de locos todo alborotados, ambos desnudos por la casa......estamos para una foto dijiste, vale respondí y se la mando a tu madre?.

Hablo de ti.




Hablo de ti
y me es difícil hacerlo.
Así es que hablo de que hablo de ti
cuando hablo del otoño, de telarañas tan delicadas
como perdidas en los surcos por novias olvidadizas
de las pesadas gotas del rocío bajo el tardío sol vespertino

y más tarde de las largas sombras sobre la explanada
de la tormenta que sacude las copas de los tilos
ya antes de que yo empiece a hablar de las estrellas

y del resplandor de las estrellas en los cristales rajados de la casa
que tintinean cuando ataca la helada de la noche
y todos los sonidos devienen penetrantes, cuando hablo

de todo esto, de todo esto que habla de ti
y de lo que es tan difícil hablar.

Así hablo de ti.

Henrik Nordbrandt. Copenhague 1945

lunes, 21 de octubre de 2013

Cómo sería una noche contigo.




Como sería una noche contigo,
Como empezarías a descubrirme,
Me imagino que como la primera vez;
Tus ojos se posarían
En cada milímetro de mi piel
Tus manos
Ahogarían mi pasión
En un inmenso
Despliegue de amor.
¿Como seria otra noche contigo?
Devastadora,
De locura
Con el éxtasis que
Solo tú has incitado en mí.
No te quiero para más,
Tan solo te quiero
Para sentirme dueña,
Amada y deseada al fin.

Ana María Sastoque Mejias.

Los malos.







Cuando era niño y quería ser un héroe
todo era muy fácil.

En la tele
los comanches eran los malos
los alemanes eran los malos
y después
los rusos eran los malos.

Una muchacha rubia y sudafricana
me contó bajo la luna añil de un verano patagónico
que los blancos eran los malos
y su piel desnuda brillaba bajo el agua del lago
como un fuego blanco.

Un viejo de donosti me explicó
que los españoles eran los malos.
La hermana de otra chica que
supuestamente
trabajaba en nueva york
limpiando escaleras en las torres gemelas
sabía que los árabes eran los malos
y cuando cae una bomba en gaza
los palestinos no dudan de que los israelíes
son los malos.

Cuando me hice trotsquista
los estalinistas eran los malos
cuando robaba coches
los policías eran los malos
ahora que publico novelas
los cabrones
que venden millones de ejemplares
son los malos.

Sigo queriendo ser un héroe
pero por favor
que alguien me diga
antes de que sea demasiado tarde
dónde están
quiénes son
y si es que existen
de verdad
los buenos.

Carlos Salem, Buenos Aires 1959

En los días de lluvia.



Más o menos extraña
la vida fue pasando tibiamente
por tu cuerpo y el mío.

Oigo la lluvia fría amontonarse
sobre las uralitas
y la noche me atrapa
en el sudor eterno de su tranquilidad.
                               Tal vez
debiera despertarte, hacerte compartir
este presentimiento
de lejana belleza
con el que me confundo apenas un instante
para volver a ti
                           que te abandonas
a la hermosa presencia
de tu respiración.

Pasan lentos los coches.
                                     Oigo también
tu corazón lejano
pasar de madrugada entre la lluvia
y me asusta la sombra
de tanta intimidad.
                                 
                                      Es tarde.
Uno escribe su vida en un poema,
analiza el amor
y se acostumbra
a seguir como está, junto a tu cuerpo
que quizá me recuerde todavía
desnudo entre las sábanas,

o las noches de lluvia nos confirman
que la vida, posiblemente hermosa,
no siempre es un asunto disponible
y que a veces resulta incluso mucha,
temible como ahora,
mientras que tengo miedo de besarte al azar.

Lo sé. Hemos sido extranjeros
hablándonos por señas demasiado cercanas,
ansiosos en las calles
de una nueva ciudad,
esperando tal vez que nos fotografíen
delante de este amor y de sus cicatrices,
eso que confundimos con nuestros sentimientos
o acaso
-en noches de locura-
con una sensación de humedad en los ojos.

Pero en pocas palabras se resumen
casi todos los días,
sus sílabas contadas en mis versos
y la felicidad.
Tibiamente los años
nos descubren
que nada existe ya sin tu sudor y el mío,
que somos todavía demasiado solemnes
cuando nos sorprendemos
temblando de pasión,
llenos de instinto mal disimulado.

Por eso, mientras llueve,
agradezco tu cuerpo entre las sábanas
y esta pasión desierta
de acariciar tus muslos,
más o menos extraños
y hermosos como un sueño
que acaba de llegar.

Luis García Montero. Granada 1958

viernes, 18 de octubre de 2013

Fin de semana.


Tiempo inestable hasta el domingo, en un rato saldré de trabajar y rumbo al mar. Pertrechado con varios libros de papel, paragüas, chubasquero para todo tipo de tormenta. Me propongo un retiro de silencio, que no es silencio general, sino del murmullo cotidiano. Voy con el Emperador Trajano, una novela de asesinato islandés y un manojo de publicaciones profesionales, que me he comprometido a revisar. 
A esta compañía  le añadiré, algunas charlas con Curro un camarero filósofo,  con Rosa experta en mareas saladas y trasiegos  humanos. Joaquim que lleva el top ten de los gintonics y Rafa que sabe exactamente por mi ceño matutino, si quiero el café corto, largo o superlargo de cafeína.
Se prepara un buen finde.





Los primeros rayos.



¿Has probado el sabor a madrugada?
Sí, ese que parpadea en el estomago,
cuando recuerdas las caricias regaladas
a tu  amante hoy furtivo al descubierto.
La madrugada sabe a café en la misma taza,
suena a cucharillas amarillas,
desparejadas, heredadas de extraños,
que vigilan la sala en marcos de cerezo.

Huele a tu aroma en las arrugas de mi pelo,
en el dorso de mis muñecas,
en el beso tierno sobre la palma de mi mano.
Me sonríes y te comes mis labios,
abro mis muslos y me siento en tu sorpresa,
cierro tus párpados con los míos
para que no veamos terminar estas horas fugaces,
de madriguera...

Y los primeros rayos impregnan  las copas
que bebimos ayer,
sin agotar el deseo,
ese licor traicionero,
dueño y señor de nuestras voluntades,
amigo fiel de nuestras añoranzas.

Pero esta mañana la melancolía ,
me esperará fuera,
cuando traspase el umbral de mi casa,
y descanse abrazada a estos tiernos recuerdos.

Marta Alberca. España 1967.

Poquito a poco.



A mi de verdad verdad, lo que me gusta son tus días gamberros y salvajes, esos de arrinconarme en el pasillo,colgada de mis hombros intentando morder mis orejas y apretándote contra mi más que un sello de correos. Intento que no me dejes rosetones en el cuello, ya se que no lo harás pero, me metes miedo, dando rugidos como una leona en celo.

-Que mañana se darán cuenta en el trabajo.
-Y qué miedica, se morirán de envidia ellos y ellas que revienten.

Yo voy dando pasitos  para atrás hacia el dormitorio, mientras ella me quita la camisa....

-Niña un momento, no quieres mejor poquito a poco.

No se como ha logrado desnudarse sin darme cuenta y ya esta dando tirones de las perneras de mi pantalón

-Pero tu que has comido hoy?
-Dirás lo que me voy a comer, a ti enterito cariño.

A esto le sigue lo que debe seguir....

Está tumbada boca arriba, la boca abierta respirando aceleradamente, toda empapada de sudor, el pelo todo extendido sobre la almohada. Me sorprende esta mujer, siempre logra sorprenderme. Me gustan estos ataques inesperados.....
Se da la vuelta y pasa sus dedos por mi cara, rodeando mi ceja y terminando en mis labios. Me mira con ojillos sinvergonzones....

- Y ahora podemos seguir........¿como era eso que me ibas a hacer poquito a poco?

Pause.




Cuando íbamos  de vacaciones a la  playa aquello era una mudanza, de tanta maleta, bultos, niños, hasta la jaula del canario nos llevábamos. De siempre me dio miedo me dejaran en tierra, así que nada mas abrían la puerta del autobús, yo me tiraba de cabeza el primero. En una familia numerosa siempre con allegados del pueblo, recordaba la voz de mi  madre.....¿y fulanito?,porque siempre había  el despistado que se quedaba atrás. Quizás por eso siempre he sido un hiperactivo social, organizando, poniendo de acuerdo, negociando y siempre transigiendo con este o aquella. Cada fiesta, aniversario, navidad, me suena el teléfono con la frase....oye  porqué no organizas.....

¿Alguna vez se os ha ocurrido darle a vuestro botón de "pause"?, si, quedaros quietos y callados y ver qué pasa. Es una cosa muy curiosa,pues como tú no  tomas la iniciativa alguien tiene que dar el primer paso, no hay que tener miedo, porque simplemente se ordenan entre si tus familiares y amigos, dependiendo de lo que te extrañen y te echen en falta. 

Por  contra otros no volverán a tener contacto contigo, entre ellos ese que te llamaba....¿porqué no organizas?. A ciertas alturas  de la vida es un ejercicio útil, te das cuenta que hay relaciones personales, que viven porque tu las estas reanimando  siempre, te echas la culpa de todo, pides perdón sin tener claro de qué, lo que sea para evitar conflictos, pues basta que  te quedes quieto y se mueren Otras que ni fu ni fa, pasan de largo porque lo suyo es pasarlo bien y no les servimos ya para sus intereses. Alguna no sabía como decirte adiós y se sentirá aliviada.

Sin embargo cuanta emoción y felicidad se siente, conforme se ponen en marcha los auténticos. Tras una pausa suya de respeto, se vuelcan contigo, primero si estas enfermo, luego que si tienes un problema, que si estas mustio, que arréglate que nos tomamos  ahora mismo una cerveza

Ser un hiperactivo también emocional cansa, un día ya no te quedan mas trucos en la chistera, ni otra sonrisa que poner para tapar ese pisotón, ese desdén,  esa puñaladita sin cuento ni razón, ese abandono continuado, esa sequía de gestos y palabras de cariño.Te agotas por dentro y es nuestra culpa, porque primero nunca le damos iniciativas al resto,siempre conocemos el mejor  restaurante, la ultima obra de teatro, el rincón mas romántico y eso es fruto de aquel miedo de no quedarte el ultimo. Pero es bonito descubrir que no te van a dejar, que entre todos existe un puñado de personas que te quieren, que hay otros lugares románticos, otros teatros, otro bar de copas, hay que dejar a  los demás que te organicen cosas y dejarte llevar .

Abrir las ventanas a los  sentimientos de los demás, apretar el  botón "pause", darles  su tiempo, su ritmo propio y esperar. Los auténticos  asomaran su cabeza uno tras otro,  te harán sentir su cariño, su preocupación, sacaran tu mejor sonrisa, incluso por fin tienen su protagonismo.  Puede que te asombres incluso de habilidades que tienen algunos por descubrir y que gracias a esa oportunidad, ahora tengan su momento de gloria.




jueves, 17 de octubre de 2013

Echarte de menos


Cuando se echa de menos a una persona los chinos utilizan una  expresión " el  día me dura  tres otoños"

Nadie es perfecto.



Nadie es perfecto ha venido a decir el Papa Francisco con aquellas frases de "todos somos pecadores",  incluso al final dijo "papas pecadores". Reconocer eso es de una gran valentía.  Es verdad que de una forma u otra todos hemos fallado a  los demás y eso  se sabe simplemente viendo y observando nuestra vida. Cuando vamos a asegurar un auto las compañías,  suelen sacar tu historial para ver si eres persona de riesgo, porque hay quien tiene dos  multas de aparcamiento y quien lleva ya tres autos  destrozados.

Pues incluso con este último Francisco predica el perdón, el dar el primer paso hacia la persona en apuros, el acogerla y ayudarla para que no  sienta la soledad. Facilita mucho las cosas que se reconozca ser un conductor desastroso (valga el ejemplo) y no verse metido en otro siniestro. 

Pero qué difícil  es esto que propone Francisco, ¿qué haces con quien no ve nunca los discos de "dirección prohibida"?,  con quien luego se empeña en interminables discusiones, sobre si la placa se ve o no se ve, si era de noche o atardeciendo,sobre que es una tontería de nada y la policía debería vigilar a  los ladrones y  no a él.......todo menos....... "me equivoque", aceptar  la multa y callarse. Pues Francisco añade el valor  de la  misericordia, que  va mas allá del perdón y para sentir misericordia es preciso amar por encima de todo al otro. 

¿Cuando fue la ultima vez que preguntaste...  "llevas unos días con mala cara, te pasa algo, necesitas ayuda?. Amar no son palabras sino hechos,  amar es comprometerse , ir en busca,  meterse en faena, estar a las duras y a las maduras. Amar es difícil, y hacerlo sentir mucho mas. Generalmente estamos ocupados en nosotros mismos, una tarea inacabable. Salir de uno mismo y dar un paso al frente, acudir a una llamada, extender las  manos al que lo necesita.

Amigo y  apreciado  Francisco  eres un pillo.....parecías fácil pero  nos vas a meter en lo mas difícil. Porque aquí todo el  mundo habla de amor y dice  "te amo" a las primeras de cambios, pero como  decía  mi abuela "Mucho te quiero perrito, pero pan poquito".

miércoles, 16 de octubre de 2013

No decía palabras.



No decía palabras,
acercaba tan sólo un cuerpo interrogante,
porque ignoraba que el deseo es una pregunta
cuya respuesta no existe,
una hoja cuya rama no existe,
un mundo cuyo cielo no existe.

La angustia se abre paso entre los huesos,
remonta por las venas
hasta abrirse en la piel,
surtidores de sueño
hechos carne en interrogación vuelta a las nubes.

Un roce al paso,
una mirada fugaz entre las sombras,
bastan para que el cuerpo se abra en dos,
ávido de recibir en sí mismo
otro cuerpo que sueñe;
mitad y mitad, sueño y sueño, carne y carne,
iguales en figura, iguales en amor, iguales en deseo.
Auque sólo sea una esperanza
porque el deseo es pregunta cuya respuesta nadie sabe.

Luis Cernuda

Tengo lo necesario.





Tengo lo necesario
para escribir un libro de tristeza...
Una pluma de pájaro;
un tintero de ausencia;
todas las hojas pálidas, caídas
sobre mi sombra quieta,
mil besos disecados, tirando de las venas;
un camino a la luna - blanca virgen, desnuda -
y unos pies, desgraciados, que no saben
caminar sin estrella.
Tengo un silencio de guitarra muerta;
un reloj detenido
en la precisa hora de tu falta
y un cuerpo que me sobra,
cerrada ya la puerta a tu presencia.
Tengo una canción vaga, recorriéndome el alma
y unos labios desiertos
que no saben decirla.
Tengo hormigas de luna
tan hondas en la entraña,
que es mi noche vigilia, tras tu sombra
y mi día, cansancio de caminos sin alba.
Tengo lo necesario
para llorar,
pero no tengo lágrimas.

Rafael Valero Oltrá,

Reglas esenciales de preceptiva poética



Al igual que en la aritmética,
donde existen reglas guía,
también las hay en poesía.
Y son: ritmo, rima y métrica.
Si, pues, me lo permitís,
mas que por sabio, por viejo,
a todos los que escribís,
os brindaré algún consejo.

En principiando la clase,
una idea muy sencilla:
nunca, pase lo que pase,
utilicéis la morcilla.
Verbigracia, si yo digo:
" la luna en el cielo brilla
con fulgores de bombilla "
mas que un verso eso es un higo.

A las metáforas ¡ ojo !.
Que es muy fácil escribir
lo que nos viene al antojo,
sin pararse a discernir
entre sembrado y rastrojo.
Imaginad que leemos:
“...reposa en mi tu sien cana
cual, de esmalte, palangana..."
¿Que hay que pensar mas? Pensemos....

Cosa es también pertinente,
el lenguaje delicado
y ajeno a la grosería.
He aquí el ejemplo siguiente:
" estaba el banco, de llover, mojado,
y tengo el culo super empapado " ,
cuando decirse podría
" sobre el banco, las lagrimas del cielo,
en mi innombrable hallaron su consuelo ".

Y si del amor hablamos
en su mas carnal vertiente,
entonces, ya, ! no digamos ¡,
pues se debe procurar
la palabra pertinente
que, acertándolo a expresar
con claridad suficiente,
permita discriminar
al poeta, enardecido
en su ensoñado gozar
de cualquier bruto, salido,
que solo piensa en f.......
Ved, aunque innecesario, este otro ejemplo:
" la achuché contra el catre, violento
y, cuando percató...ya estaba dentro ",
para discernir luego los contrastes:
" ....y en la pasión del encuentro
titilaron las estrellas
y titilaron con ellas
nuestras mas pudendas partes "

Y, una postrera advertencia:
es mortal la verborrea
de palabras estampadas
- como salchichas atadas -
sin rigor ni pertinencia.
Pues sabed bien que en poesía
dice mas quien solo emplea,
las justas para engendrar
en el alma, efervescencia
y con ella cada día,
la ilusión en quien las lea.

Rafael Valero Oltrá. Valencia 1944.

Tiempo de botas y mochilas.


Hablemos de cosas importantes, lo que de verdad toca es buscar las botas y la mochila. Decía una vez, que este es el tiempo de mirar fuera y dentro, la naturaleza anda en pleno cambio de colores, los arboles colocándose calcetines de hojas en sus pies. Andan atareadas las ardillas en su particular despensa y los riachuelos no dejan de mirar su reloj y a las nubes que ya tardan.
Mirar dentro, levantar la vista y contar la troupe, a ver quien se me ha perdido en el verano. Transitar por el campo y la montaña es como enfocar una maquina de fotos, resintonizas los colores, los horizontes, el sonido de los insectos, de aquella vaca, del perro asustado con tanto forastero, del viejo en su banco preguntándose, ¿que buscara esta gente en un lugar tan aburrido?.
Los pequeños se desmandan, curioseando esta maquina interactiva, que es la vida fuera de la ciudad, nosotros recordaremos cuantas veces hicimos este mismo camino, de la mano de nuestros padres y abuelos.....son las miguitas de pan que vamos dejando en su camino, para que recuerden, para que nos recuerden, cuando a su vez tengan que contar de nuevo este relato inacabable.

martes, 15 de octubre de 2013

Que no daría yo,( por ver como se muere el sol, oyendo el suspiro del mar).


Coaching.





Muchas escuelas de negocios y de estudios empresariales utilizan la navegación a vela como practicas. La toma  de decisiones, el liderazgo, la negociación tienen en un barco el terreno  ideal para realizar coaching. A los alumnos tras unas nociones básicas y en medio del mar  se les deja el mando del barco con las velas arriadas. Por supuesto  un monitor esta observante a cualquier problema. De entrada tienen que formar una tripulación, elegir un timonel, un capitán y un destino. El objetivo es claro, volver a puerto. Todos estamos  un día en medio de un mar , queremos  ir a un puerto determinado y disponemos  de unas nociones básicas ademas de una brújula. 
Nuestra brújula no es sino un compendio de; nuestra escala de valores, las costumbres,nuestras fobias, nuestros deseos ocultos, nuestros fallos y virtudes. Conseguir nuestro objetivo nos marca el acierto  o el fracaso. Elegir un puerto atractivo lo hacemos todos,mas o menos a todos nos mueven deseos  similares; felicidad, éxito, una economía desahogada, formar una familia, tener amigos, ser alguien en tu profesión. Para llegar a esos puertos y  contando con un velero normal,  son nuestras decisiones y nuestra brújula quienes nos acerca o  aleja de estas metas. 
Si nuestra brújula nos indica al norte y decidimos ir al oeste,  nos perderemos o llegaremos donde no queríamos y no  es culpa del barco  ni del instrumento. Pero otras veces son nuestros valores y  costumbres los que nos aleja, puede que  seas un excéntrico o que te permites cosas que nadie se permite, ni admite. Los puertos humanos no son inamovibles, es como si  decidieran ellos también a qué barco dejaran entrar, según qué  bandera ondea en tu mástil.
Cuando uno se pierde en el mar siempre hay "marcas" que te indican cómo  volver; el sol te indica este y oeste. Si tiras un  cabo  con un peso, puedes medir la profundidad y ver en la carta de navegación mas o menos, la distancia a la costa, luego es cuestión de poner rumbo. 
Pero lo mas difícil de todo, es tomar conciencia de estar  perdido y  equivocado. Echamos la culpa a la mala suerte, a los vientos, al velero, a Dios, a todos. Si te has equivocado en todos esos  puertos que elegiste,no es mala suerte, es que o  bien haces lo que te da la gana o te has comprado  una brújula particular, que en realidad  no indica puerto alguno y si lo indica es una fantasía.  
Un barco es una gran escuela, te impone; la humildad, el  esfuerzo, la colaboración, el compromiso, hacer tu trabajo y bien hecho,estar atento  a los cambios de la mar y el viento, la camaradería, el respeto a los demás y a ti mismo. Nada de eso te priva de pasarlo bien, de reírte, de disfrutar de la alegría de entrar  por la bocana de ese puerto y ser recibido por tus amigos,tus compañeros, tu familia, todos los que te quieren. Ese y no otro es el premio de las cosas bien hechas.

Pavarotti


lunes, 14 de octubre de 2013

Deseo.




Que la vida no vaya más allá de tus brazos.
Que yo pueda caber con mi verso en tus brazos,
Que tus brazos me ciñan entera y temblorosa
Sin que afuera se queden ni mi sol ni mi sombra.
Que me sean tus brazos horizonte y camino,
Camino breve, y único horizonte de carne;
Que la vida no vaya más allá. ¡Que la muerte
Se parezca a esta muerte caliente de tus brazos!

Dulce María Loynaz.Cuba 1902-97

domingo, 13 de octubre de 2013

Pensamientos de una tarde de otoño.


El amor es uno de los misterios del universo, aparece, desaparece, nos eleva o nos destruye.Nace antes siquiera que lo  sepamos explicar, tras un cristal ,en la calle, en el autobús,en medio de un charla.Siempre o casi siempre se anuncia en una mirada,larga muy larga y luego tras un tiempo de incertidumbre, se exhala y toma cuerpo con un "te amo".


Pero el amor, mejor  dicho el amar no se encierra en dos palabras, no  puede,  pues no es posible encerrarlo en ninguna jaula, el amor vive en nosotros, en el corazón, en nuestros labios, en toda nuestra piel, en nuestros ojos,  en todo nuestro ser a la  vez. Para que continúe viviendo no  solo necesita de esas dos palabras,  necesita de aquel cristal, de volver a esa calle, de subir a aquel autobús, necesita de sentir esos labios en los tuyos, de colmar tu piel del contacto de su otra piel, porque ya no es posible distinguir la suya de la tuya, de encontrarse y mirarse toda una tarde o una vida entera.

El amor puede soportar largo tiempo la distancia,la nostalgia,la melancolía, pero muere  lentamente cuando no se alimenta de esas cosas que le dieron su existencia. Cuando  el amor  es solo un ruiseñor prisionero en dos palabras y nada mas, cuando esa piel y esos  besos se alejan a otra piel, cuando uno de los corazones ya solo oye su propio tic tac, entonces el amor se convierte en un dulce recuerdo.

Las alas ciegas



Quien no sufre se quema,
y yo recuerdo que la primera vez que hablamos
me mirabas con tal intensidad
que te quedabas añadida a mis ojos.
Así ha pasado el tiempo desde entonces
y las cosas que he vivido contigo se convirtieron en
    necesidades
y la vida que no vivimos juntos es una casa sin ventanas.
Las alas llevan a la niñez,
pero tú me mirabas de tal modo,
me mirabas doliendo de tal modo,
que a partir de aquel día no he logrado saber
si hay que vivir o hay que morir lo que se ama
pues cuanto no se muere más de una vez en nuestra vida
no llega a madurar: es gratuito.

Morir es un aprendizaje
¿no recuerdas que los amigos que más queremos
se nos fueron haciendo indispensables,
poco a poco,
y hoy los vemos andar como sonámbulos en el sueño de
    Dios,
y su rostro al mirarlo se desdibuja,
nos parece movido
como
cayendo a bien morir?

El temblor es un muro que separa la sangre en dos orillas,
y ahora quiero decirte,
amiga mía,
que aquel diálogo primerizo no ha terminado aún,
no puede terminar
ya que “la muerte no interrumpe nada”
y esto no son palabras son latidos
y distienden la sangre como se alargan las palabras cuando
    haces el amor.

Quien no sufre se quema,
y yo quiero decirte,
quiero añadir aún
que hay ocasiones en que la certidumbre de vivir se hace tan
    dirimente
que ya no puede sostenerte ni sostenerla.
No lo olvides,
amiga mía,
hay personas que no saben que sufren y hay personas que
    no saben sufrir
como hay lugares en el mundo donde nunca ha volado una
    paloma,
y tú sabes muy bien que cuando estoy a tu lado nunca te
    dejo de mirar porque temo perderte,
no sé cómo, no sé cómo
                                            no sé,
pero temo perderte cuando juntas el cielo con la tierra,
cuando lo juntas todo: la víspera, el insomnio, los adioses,
la nieve cuando cae,
¿no recuerdas su lástima cayendo?
¿no recuerdas también
que el amor tiembla al derramarse para juntar dos cuerpos,
y es lo mismo que un gas que al concentrarse se licua

Morir es como amar,
morir es un aprendizaje progresivo
y asiduo,
y yo recuerdo otros momentos tuyos
más difíciles
en los que me mirabas con los ojos empalizados
y la sonrisa veraneándote en la boca,
pues cuando estás a la defensiva
la indecisión te agrieta un poco,
te va agrietando lentamente
como la carne se cae del cuerpo con la lepra.

Las alas llevan a la niñez,
esto está claro, pero ahora,
para que nunca vuelvas a sufrir,
voy a inventarte una alegría,
voy a extraer,
de donde esté,
algún recuerdo tuyo que pueda sostenerte,
y te recuerdo niña,
te veo despertar cada mañana en un pueblo distinto,
y te estoy viendo sola, callejeando y velocísima
con las trenzas siguiéndote y corriendo
cada vez más amparadoras
para no separarse de tu cuello y de ti,
y he sentido crecer tus ojos, tus zapatos,
tu cabello que busca el mar para embarcarse,
y he visto que tu cuerpo te llevaba en volandas,
y no podías gritar
porque ya entonces ibas con tu secreto al hombro,
mientras que toda la población del cielo te miraba
    escandalizada
repitiendo con los labios jaculatorios y contumaces:

—¡Caramba con la niña!—

Y después, al llegar a tu casa, como un copo de nieve se
    deshace,
te quedabas dormida con el cuerpo despierto,
con el cuerpo corriendo todavía,
y la noche era un puente roto
sin más,
sin otra cosa,
hasta que muy de mañanita te lavabas de chapuzón,
y subías al dormitorio de tus padres para besarlos sin chistar,
y como entonces no tenías en el mundo más amiga que el
    ama,
te marchabas al colegio con ella
y en el momento en que llegabais juntas a la calle,
todo se hacía domingo porque os necesitabais mutuamente
y ella reunía su desamparo con el tuyo,
y te miraba para vivir,
y te hablaba despacio y tiritando las palabras
con la voz agachada mientras marchabais apretujándoos
ya que a ti te gustaba pisar seguido, muy seguido y sin
    salirte del bordillo;
y no sé cómo podíais llevar el mismo paso
porque tú andabas como saltando y ella andaba como
    rezando;
y yo he visto esa calle muchos años después
y la he mirado con los ojos que tú entonces tenías,
y la calle era un árbol con monjas en las ramas,
no me digas que no,
no me interrumpas,
ya sé que en torno del colegio la calle era distinta
como si comenzase a hablar contigo en una lengua vuestra,
pero al llegar hasta el zaguán en donde os despedíais,
te sentías desahuciada,
y comenzabas a tener un temblor muy despacito pero muy
    junto,
pues al quedarte sola vivías tu vida entera
como se vive una premonición.

Y esto es lo que recuerdo,
lo que he podido recordar
cuando vuelvo a mirarme en tus ojos de niña para tratar de
    devolverte algo,
una migaja de alegría,
siguiendo el vuelo de las alas ciegas.

11 y 12 de agosto de 1977
(Diario de una resurrección, 1979)

Luis de Rosales 1910-1992


Como tinaja.



En los días buenos,
De lluvia,
Los días en que nos quisimos
Totalmente,
En que nos fuimos abriendo
El uno al otro
Como cuevas secretas;
En esos días, amor
En mi cuerpo como tinaja
Recogió toda el agua tierna
Que derramaste sobre mí
Y ahora
En estos días secos
En que tu ausencia duele
Y agrieta la piel,
Y el agua sale de mis ojos
Llena de tu recuerdo
A refrescar la aridez de mi cuerpo
Tan vacío y tan lleno de vos.

Gioconda Belli.

Primera luz.

La primera luz del amanecer se nos  apareció con tonos amarillentos, lentamente disipó la ligera niebla que como un echarpe abrigaba unas barcas que se bamboleaban como cunas de recién nacidos.
Eso somos en esa hora,  recien nacidos al nuevo  día.  Aún llevaba el regusto de una noche maravillosa entre amigos,verdaderos amigos, de esos que siempre te parece corto el tiempo que compartes, de risas, de recuerdos y evocaciones,  de pequeños secretos divertidos, de alguna insinuación pícara y amable.
No fue sino mágica continuación, el estar allí de  pie y respirar la brisa con sabor a sal y a pinares de la otra orilla. Sanlucar de Barrameda, desembocadura del Guadalquivir, qué traerá en sus aguas,  que secretos transporta, cuales son los nuestros tras largos años de vida, mi alma se serena acunada en esas barcas.Tomo un café a pequeños sorbos, hirviendo como a mi me gusta.  Casi no he dormido, solo por ver este momento, a solas, conmigo nada más y muy a gusto.  Hay momentos, que la  soledad es un preciado regalo para degustar como mi  café.

viernes, 11 de octubre de 2013

Una red de ventanas.



Cuando allá por lo noventa comenzamos con esto de Internet, con el windows 3.1 y tres rudimentos de progamitas, cuando el buscador único se llamaba Altavista Magallanes y solo encontrábamos cuatro artículos interesantes, ya se hablaba de las paginas personales  o cuadernos de bitácoras.
Básicamente el blog es un heredero de aquella filosofía y esta que ustedes leen es una pagina personal,  eso si pergueñada  y animada con copias de escritos y autores renombrados que arropan mis imperfecciones, mis vivencias, mis ocurrencias.
Pero el mundo real es  el de fuera, no es internet, ni mi  vida es este blog. me gusta la poesía  pero mejor en un libro de papel, me gusta el amor pero en los ojos de una mujer real y si hago  el amor no es entre estas cuatro esquinas ni con nadie entre cuatro esquinas.
La red es una herramienta muy poderosa y me acerca, nos acerca unos a otros y cualquiera de los que ahora leen, son personas mil veces mas maravillosas al natural  que aquí y si no se atreven, permitirme decirles , están perdiendo una gran oportunidad.
Estamos en el otoño del  hemisferio norte de la tierra,  es maravilloso que en nuestro planeta, miles de  kilómetros al sur tengan otra estación y hablemos de ella, escribamos de ella, soñemos con ella, usando estas palabras de un idioma que nos pinta imágenes en nuestra mente.
Hoy escribo para incitarles a un pequeño escape, estas cosas que escribimos aquí, vayamos a decírselas a la cara a ese lector/a que  soñamos. Sintamos su mirada sobre nosotros, rocemos sus manos, pongamos una gran sonrisa y si deseamos algo  mas demos otro pasito hacia adelante.
Que no se oculte el sol sin decirle te quiero a quien amas, sin decirte te necesito a quien quieres a tu lado, sin decir me gustaría que hiciéramos, hacerte y que me hagas el amor, que son tres cosas muy distintas, porque la vida es muy corta, porque a  la vuelta del camino ya no hay nada mas.
Aparta la cobardía, el sentido del  ridículo por unas horas, las  gabelas que te atan, la vagancia........y no digas que no te han querido como tu ansiabas, sin antes no  has abierto  todas tus ventanas y esta es solo una de ellas.


jueves, 10 de octubre de 2013

Cuando las voces suaves mueren.



Cuando las voces suaves mueren,
Su música vibra aún en la memoria,
Cuando las dulces violetas enferman,
Su aroma pervive dentro de los sentidos que ellas vivifican.

Las hojas de la rosa, cuando la rosa muere,
Se apilan en la cama del amante;
Y así en tus pensamientos, cuando tú te hayas ido,
El amor mismo seguirá durmiendo.

Percy Bysshe Shelley. U.K. 1792-1822.

Pensaba escribir un poema distinto.





Pensaba escribir un poema distinto,
Pero al detenerme un momento en el jardín lleno de maleza,
Capté de pronto el paraíso descendiendo en el sol de la mañana
Que se filtraba por las hojas,
Iluminando el parco suelo londinense, tocando con verde
Transparencia las células de la vida.
El mirlo bajó de un salto, el petirrojo y el gorrión acudieron
Y el zorzal, cuyo nido se esconde
Por ahí, estará, sin duda, entre los edificios invasores
Cuyos muros se aproximan,
Mas para los pájaros del jardín, desde una manguera,
Inagotables aguas vivas llenan un pilón de piedra.
Pienso que pronto será hora
De volver a casa, a las labores del día.
Pero aquí el tiempo no va ni viene.
Los pájaros no huyen a toda prisa, su día
No empieza ni acaba.
¿Por qué no puedo quedarme? Por qué dejar
El aquí, donde es siempre,
Y el tiempo sólo nos conduce lejos
De este oculto siempre-presente sencillo lugar.

    Kathleen Jessie Raine. U.K. 1908-2003

Cambios.




No somos las mismas  personas que  el año pasado, ni lo son aquellos a quienes amamos, es una feliz casualidad que cambiando nosotros,  sigamos amando a la  persona cambiada.

W Somerset Maughan.

Talita Kum.



Alessandra es mi sicosexoterapeuta, desde hace unos meses anda restaurándome. Es una especialista en recomponer desastres. Porque lo del sexo tiene migas tanto si te va bien como si te va mal. Es adictivo en ambas situaciones: si te va mal y antes bien, intentas superar poniendo empeño, pero si es al revés lo mismo
porque tu autoestima no lo permite. Olvidamos siempre que salvo con el onanismo y las muñecas hinchables (¿hay muñecos?) el sexo  es de dos. El factor sorpresa pues, es la psique y el corazón del otro/a. Cosa que no ocurre con el sexo en solitario, en el que todo lo pone uno mismo. Según Alessandra depende del otro/a, que termines en brazos de los angelitos o  a punto del tranxilium en la sala de espera de su consulta.

El sexo como las ensaladas y últimamente los gintonic, admiten casi cualquier cosa. Depende de la imaginación, del tiempo que se tenga, del interés, de la habilidad, de lo que uno tenga a mano o entre las manos. Y.................el perejil....digo el amor. Porque es el amor el mejor afrodisíaco, el mejor de los aromas, aceites de untar,  velas olorosas, músicas..........nada como estar enamorado. Un te amo....... te deseaba tanto.........los días se me han hecho eternos sin tus besos..........y ademas (esto es importante), verlo escrito en sus ojos, como si fuera una película subtitulada. Pues cuando eso se tiene allí al lado. debajo o encima, los puntos G se ponen ( nunca mejor dicho lo de poner), revoltosos, histéricos, terremotosos, locuelos graciosos o excitados como claveles reventones.
Al contrario que cuando no hay amor o éste está, en busca y captura o los subtítulos no coinciden. Porque no es preciso que te digan..... Sigue, sigue Alfredo Asi asiiiiiiiiiiiiii y te llames Joaquim. Eso casi siempre pasa en los chistes (eso espero). Cuando no hay amor se nota porque falta el aroma, la música se oye muyyyyyyy lejos, porque se mira el reloj demasiada veces, porque en ese postmomento mágico de años atrás, de besitos pequeñitos, de cogerse la cara con ambas manos,  de hacer tonterías desnudos, de reírse y ..........¿cariño estas cansado? con aire picaron y begine the beguine. Ese postmomento se reduce a  mirar el móvil y decir..............."me tengo que ir" o "que horror mañana estaré muerta".
Alessandra con ese pedazo de sonrisa  "made in Venezuela" te mete de nuevo en la cocina, te da una charla, organiza un poco la información y te hace prepararle un gintonic básico. Descubres que recuerdas las recetas de casi todo, que aparte del manual de autocuidados,  eres tu quien lleva en tu mente todo lo necesario. Por lo pronto que  no existen limites físicos inalcanzables y que repetir y tripitir en un tiempo  prudencial depende; del deseo,  después de la pasión y el ultimo del  amor y  el humor  a partes iguales.
Tan solo se dio por vencida mi sicosexoterapeuta en lo de mi punto G, creo que traigo de fábrica un modelo antiguo y no  me lo incluyeron, aparte que no doy facilidades para su búsqueda. 
El sexo es un mundo de expectativas y su único problema es encontrar alguien adecuado que nos acompañe. Un día encuentras de casualidad alguien que te habla de ese tema que te apasiona y charlas y charlas por los codos, pasan las horas y sigues allí hablando de novela histórica, de  cine de los años 40 y de que se yo.  Quedáis otra tarde y es como  si el mundo se hubiera detenido, mientras el resto del día pasa a toda  velocidad. No importa si tienes 40, 50 o 60 años.......... levantas los ojos y..............te apetece un Gintonic?




Un cura para el alma.


Caricias sobre el océano.


Tras tu puerta



Se marchitaron mis caricias 
                           en mis manos,
se perdieron mis poemas 
                           en el silencio,
se apagaron mis canciones 
                           en la tarde sombría,
se secaron aquellas  lagrimas 
                           en la madrugada,
esperándote, 
                           tantas noches, 
                           tantas tardes,
                           tantas madrugadas.
Llamándote día a día 
                           tras tu puerta
siempre cerrada.

miércoles, 9 de octubre de 2013

Poema VI.



Escucha caracola del oído
como gime la humedad
Lóbulo que se acerca al labio sonido de la respiración
Poros que se alzan formando diminutas montañas
Sensación estremecida de piel insurrecta al tacto
Suave puente nuca desciende al mar pecho
Marea del corazón susúrrale
Encuentra la gruta del agua

"Pequeñas lecciones de erotismo"
Giocon Belli Nicaragua 1948.

martes, 8 de octubre de 2013

En tránsito.

Amanecer


Según los viejos marineros del puerto, el tiempo sigue un ciclo corto de 12 años  y uno largo de mas de 40. Así, se repiten los  años secos  o húmedos.Nuestra vida sigue  ciclos de 7 años, es un número bíblico  lo se, pero dicen que es cierto. Hace días que siento, que  presiento un cambio de  ciclo en mi vida. Habitualmente estas fechas de octubre son malas para mi, repase mis archivos,correos,  muchas cosas..... y poco a poco vi como un camino, siempre pendiente abajo, cada año  peor que el anterior.
Sin embargo como digo este año noto algo interior,como una gran fuerza, se que algo está  a punto de acabar o de comenzar, ya me encantaría que fuera la crisis del  país, pero al menos es la mía. Lo  mismo que vuelven las aves de muy lejos al sentir el calor  de  la  próxima primavera.Observo las bandadas llegando de África por  encima del puerto con su líder al frente rompiendo el aire, lo mismo me vuelve la ilusión, el viento de poniente, el olor de este otoño. Siento la piel bajo mi camisa charlar con el algodón, siento que el amor  no solo  es una palabra, sino algo que tiene tacto, olor, sabor, sonido y luz, mucha luz............siento los aromas de la vida como vuelven.
Solo conservo un baúl  donde guarde cosas de los mejores tiempos, con él he ido  sobreviviendo.









Rumbo a la superficie.



Solo  le hizo falta mirarse  en mis  ojos y rozar mi  pierna con su mano, tuve la misma sensación de un submarino posado en el fondo del océano y al que su capitán ordena....."emerger" y  de pronto, suenan válvulas, chirrían  oxidados mecanismos, el  eco de aquella orden varias veces repetidas....."emerger". El submarino da un salto sobre las aguas y queda tendido sobre el terciopelo azul del mar. Una ráfaga de aire salobre y fresco, recibe a su capitán que sale por fin al descubierto. 
Vaya, no se que gaitas estoy describiendo o quizás debería comenzar de nuevo porque está quedando demasiado  claro su poder. Es que no  se  puede ir así por la vida, mirando impunemente a un marino  indefenso, debería estar prohibido que ella tuviera ese pelo o una ley que no permitiera tener esos labios, una orden de......manténgase a tres pasos de mí. Y mucho  menos por favor aparte sus ojos de mi pierna, digo sus manos de mis  labios o sus labios de mis ojos..............socorro.


miércoles, 2 de octubre de 2013

Canción de otoño.



Los sollozos más hondos
del violín del otoño
son igual
que una herida en el alma
de congojas extrañas
sin final.

Tembloroso recuerdo
esta huida del tiempo
que se fue.
Evocando el pasado
y los días lejanos
lloraré.

Este viento se lleva
el ayer de tiniebla
que pasó,
una mala borrasca
que levanta hojarasca
como yo.

Paul Verlaine.  Francia

martes, 1 de octubre de 2013

Carta de despedida.



Mi señor amado:

  No tengas miedo, no te muevas, quédate en silencio, nadie nos verá. Permanece así, te quiero mirar, yo te he mirado tanto pero no eras para mí, ahora eres para mí.

  No te acerques, te lo ruego, quédate como estas, tenemos una noche para nosotros, y quiero mirarte, nunca te había visto así, tu cuerpo para mí, tu piel, cierra los ojos y acaríciate, te lo ruego, no abras los ojos si no puedes, y acaríciate, son tan bellas tus manos, las he soñado tanto que ahora las quiero ver, me gusta verlas sobre tu piel, así.

  Sigue, te lo ruego, no abras los ojos, yo estoy aquí, nadie nos puede ver y yo estoy cerca de ti, acaríciate señor amado mío, acaricia su sexo. Te lo ruego, despacio, es bella tu mano sobre tu sexo, no te detengas, me gusta mirarla y mirarte, señor amado mío. No abras los ojos, no todavía, no debes tener miedo estoy cerca de ti, ¿me oyes?, estoy aquí, puedo rozarte, y esta seda, ¿la sientes? Es la seda de mi vestido, no abras los ojos tendrás mi piel, tendrás mis labios, cuando te toque por primera vez será con mis labios. Tú no sabrás dónde, en cierto momento sentirás el calor de mis labios encima. No puedes saber dónde si no abres los ojos, no los abras, sentías mi boca donde no sabes, de improviso, tal vez sea en tus ojos, apoyaré mi boca sobre los párpados y las cejas, sentirás el calor entrar en tu cabeza, y mis labios en tus ojos, dentro, o tal vez sea sobre tu sexo. Apoyare mis labios allí y los abriré bajando poco a poco.

  Dejaré que tu sexo cierre a medias mi boca, entrando entre mis labios, y empujando mi lengua. Mi saliva bajará por tu piel hasta tu mano. Mi beso y tu mano, uno dentro de la otra, sobre tu sexo, hasta que al final te bese en el corazón, porque te quiero. Morderé la piel que late sobre tu corazón, porque te quiero, y con el corazón entre mis labios tú serás mío, de verdad, con mi boca en tu corazón tu serás mío para siempre. Y si no me crees abre los ojos señor amado mío y mírame. Soy yo, quién podrá borrar jamás este instante que pasa, y este mi cuerpo sin mas seda. Tus manos que lo tocan, tus ojos que lo miran.

  Tus dedos en mi sexo, tu lengua sobre mis labios. Tú que resbalas debajo de mí, tomas mis flancos. Me levantas, me dejas deslizar sobre tu sexo, despacio. Quién podrá borrar esto, tú dentro de mí moviéndote con lentitud. Tus manos sobre mi rostro, tus dedos en mi boca, el placer en tus ojos, tu voz. Te mueves con lentitud, pero hasta hacerme daño, mi placer, mi voz, mi cuerpo sobre el tuyo. Tu espalda que me levanta, tus brazos que no me dejan ir, los golpes dentro de mi, es dulce violencia. Veo tus ojos buscar en los míos, quieren saber hasta dónde hacerme daño, hasta donde tú quieras, señor amado mío. No hay fin, no finalizará, ¿lo ves?, Nadie podrá cancelar este instante que pasa, para siempre. Echarás la cabeza hacia atrás, gritando, para siempre cerraré los ojos soltando las lágrimas de mis ojos, mi voz dentro de la tuya, tu violencia temiéndome apretada, ya no hay tiempo para huir ni fuerza para resistir. Tenía que ser este instante, y en este instante es, créeme, señor amado mío, este instante será, de ahora en adelante. Será, hasta el fin.

  No nos veremos más, señor. Lo que era para nosotros, ya lo hemos hecho y tú lo sabes. Créeme: lo hemos hecho para siempre. Conserva tu vida al margen de mí. Y no dudes ni un segundo, si es útil para tu felicidad, en olvidar a esta mujer que ahora te dice, sin remordimiento, adiós.

 Fragmento de "Seda". Alessandro Baricco.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...