A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 8 de octubre de 2013

Rumbo a la superficie.



Solo  le hizo falta mirarse  en mis  ojos y rozar mi  pierna con su mano, tuve la misma sensación de un submarino posado en el fondo del océano y al que su capitán ordena....."emerger" y  de pronto, suenan válvulas, chirrían  oxidados mecanismos, el  eco de aquella orden varias veces repetidas....."emerger". El submarino da un salto sobre las aguas y queda tendido sobre el terciopelo azul del mar. Una ráfaga de aire salobre y fresco, recibe a su capitán que sale por fin al descubierto. 
Vaya, no se que gaitas estoy describiendo o quizás debería comenzar de nuevo porque está quedando demasiado  claro su poder. Es que no  se  puede ir así por la vida, mirando impunemente a un marino  indefenso, debería estar prohibido que ella tuviera ese pelo o una ley que no permitiera tener esos labios, una orden de......manténgase a tres pasos de mí. Y mucho  menos por favor aparte sus ojos de mi pierna, digo sus manos de mis  labios o sus labios de mis ojos..............socorro.


1 comentario:

Anderea dijo...

Ja, ja, ja, ja, ja... Es divertido, Capi. Espero que te vaya bien.

Ya nos contarás.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...