A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

domingo, 23 de febrero de 2014

Príncipes azules, Peter Panes y Elizabeth Taylor, versión renovada.

Escribir para decir, que una pagina personal contiene y expresa opiniones personales es una redundancia inútil. Pero es eso mismo y nada más. Cada entrada es una opinión reflexiva o irreflexiva desde una óptica única y personal, pero no les quepa duda que nosotros mismos, somos el depósito de millones de personas, que nos han dejado en nuestro consciente e inconsciente sus enseñanzas, opiniones, creencias y manías. Abuelos, padres, hermanos,novias, amigos, profesores, escritores y un sin fin de personas forman nuestra bibliografía. Algunas de nuestras manías son heredadas,  como aborrecer las  lentejas o las coliflores, también algunas de nuestras inclinaciones son heredadas y no meditadas.

Como toda opinión, ésta puede ser matizada y con ello  me refiero a una reciente que titulé Principes azules,Peter Panes y Elizabeth Taylor. Todo título exige ser concreto y si puede transgresor. No se si es acertado decir Princesa azul para esa mujer ideal de cuento infantil que todo hombre sueña,  en mi adolescencia  no las había. Lo de Peter Pan como síndrome, se propuso  en los 90s para aquellos que  no querían crecer y la actriz es un icono de belleza intemporal que me recordó un film suyo.  

El fondo de la  entrada que por poca maña y velocidad no acerté a describir, es que el amor no tiene época ni edad, ni generación. Pero afirmo  que con la edad, aparte del amor que sentimos y que sienten por nosotros adjuntamos como indispensable una lista de cosas "irrenunciables" para formar un dúo. Quizás una carrera profesional,un lugar de residencia, nivel de vida, hijos de la relación anterior. Nada de esto supone un problema cuando ante ti nada posees y solo tienes sueños junto a mucho futuro, de esa forma  es fácil ir llenando  juntos los huecos.

La llamada "crisis" ha puesto muy difícil el tener sueños,pero  no crean que en los 70s y 80s era mejor el panorama, entonces lo mas lejos que unos recién casados llegaban eran Las Canarias y después solo te esperaba el trabajar,  los embarazos y salir de la hipoteca. Creemos que lo de Punta Cana es de toda la vida y no es  así, hasta 1978 una mujer no podía comprar ni  vender una propiedad, abrir una cuenta bancaria o irse sola de viaje e incluso si tenía una profesión, se esperaba que la abandonaría. 

Pensar que todo podía ir a mejor era fácil, difícil era ir a a peor. Eso creíamos.

1 comentario:

Isabel P. dijo...

.....en fin....eso creíamos :(

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...