A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 11 de marzo de 2014

Aquel último beso.




Una mañana entre sorbo y sorbo de café te das cuenta que todo va mas lento en tu vida, que ese carrusel que antes giraba desenfrenadamente, te permite bajar y subir sin esfuerzo. Que el futuro  llega hasta la hora de dormir y como mucho a una semana para no agobiarnos, sencillamente porque has decidido olvidar las prisas y dedicarte a vivir de lleno. Que tu presente mezcla sin problemas un pasado agradable con el ahora, sin nostalgia ni tristeza
No es ni renuncia ni falta de ganas. Es mirar con una sonrisa los colores reales de la vida. Pasar de puntillas por las faltas propias o las ajenas y dejar al corazón a su aire, sin dueños, ni tareas. Trocar un castillo etéreo por una tarde a tu lado.
Me detuvo el olor a azahar de aquella placita, parece que se adelanta la primavera, tres chiquillas engarzadas por los brazos unas a otras, ríen a carcajadas. Azahar, placita, el rojo de tu calzado, las risas, aquel leve temblor de tu sonrisa, todo ello se convierte en un sabor dulce en mis labios. Los besos que no se dan, se pierden para siempre, que gran verdad dijiste. Debería haberme quedado con otro más, ahora los echo en falta junto al azahar.

Pd. He cambiado la foto por mi placita.




No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...