A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

miércoles, 30 de abril de 2014

Realidad y fantasía.


Las redes sociales han ocupado un hueco inestimable en la comunicación humana, otra cosa será la calidad aparte de la cantidad. Todos podemos dejar constancia de nuestros sueños, deseos, locuras, aspiraciones. Hacemos pinitos con la escritura, nos volvemos diseñadores por un día, por que, a quien no le gusta su momento de gloria.
Pero lo mismo que no me puedo alimentar, comiéndome las hojas con un libro de cocina. Tampoco puedo satisfacer mis sentimientos por mucho que lea o escriba. La vida al natural y en la realidad es la única vida verdadera. Es mas humano cruzar la calle y decirle a esa persona lo que pensamos y sentimos, que escribirle cientos de mensajitos o dejarle notas por todos lados. Por muy buena que sea un imagen de un atardecer o un cielo estrellado, solo tenemos que subir la cabeza y tener diez minutos, aun más si nos tienen abrazados por la cintura.
Las vidas imaginarias son las de aquí, las autenticas son las de afuera, pero para esas hay que tirarse a la piscina y nadar. Ese es el problema, que una cosa es escribir plácidamente en casa y otra es llevarlo a cabo. Un solo beso en los labios, una sola mirada a los ojos, un paseo a la luz de la luna son compendios de poesías. ¿Qué será sentirse enredado en unas  piernas, desnudos y jadeando?, pues por supuesto mejor que leyéndolo. Nuestra verdad es  lo que hacemos con nuestros actos, no lo que escribimos que pensamos hacer, esos son fuegos artificiales. Bellísimos por cierto.


Sencillos deseos.














Hoy quisiera tus dedos escribiéndome historias en el pelo
y quisiera besos en la espalda
acurrucos
que me dijeras las mas grandes verdades
o las mas grandes mentiras
que me dijeras por ejemplo
que soy la mujer mas linda del mundo
que me querés mucho
cosas así
tan sencillas
tan repetidas,
que me delinearas el rostro
y me quedaras viendo a los ojos
como si tu vida entera dependiera de que los míos sonrieran
alborotando todas las gaviotas en la espuma.
Cosas quiero como que andes mi cuerpo
camino arbolado y oloroso,
que seas la primera lluvia del invierno
dejándote caer despacio
y luego en aguacero.
Cosas quiero como una gran ola de ternura
deshaciéndome
un ruido de caracol
un cardumen de peces en la boca
algo de eso
frágil y desnudo
como una flor a punto de entregarse a la primera luz de la mañana
o simplemente una semilla,
un árbol un poco de hierba
una caricia que me haga olvidar
el paso del tiempo
 la guerra
los peligros de la muerte.


Gioconda Belli.


martes, 29 de abril de 2014

Río abajo

Río abajo así será mi viaje y poco a poco los granos de arena caen en el  reloj,  con toda la alegría del mundo,con la compañía de aquellos que han estado siempre a mi  lado, con mis inseparables libros,música,cine y tiempo. Recuperar el tiempo y usarlo en dibujar paisajes agradables, en compartir mi rincón, compartir, meterme en la cocina y esperar el sonido de un auto lleno de amigos.
No era un secreto,  de una u otra forma he ido dejando ideas. Este verano, ya casi mañana os escribiré desde el mar,ese que nos regala belleza,calor y vida. 

De cine.

Por si alguno no se había enterado la vida es en technicolor, mejor aun está rodada en sistema Todd-AO. La caña señoras y señores, una pantalla curva de 22 metros de largo y 12 de ancho, el sonido venia por sistema estéreo de 6 pistas. Tan real que los de la primera fila al terminar la película, pasaban por enfermería, porque al Tribuno Messala se le iba el látigo al golpear (a traición) a Charlton Heston (época donde se llevaban los hombres guapos según mi madre, no como ahora que son todos una panda de cuchufletas).
Pues si en su calle,  la vida que lleva es en 7 pulgadas , con un mismo guión ya amarillento y lleno de manchas de café, cámbiese de calle oiga, que siguen rodando en formato original y se llevan aun los malos y los buenos, las señoras despampanantes de labios rojos, que aunque eran malvadas te querían a reventar. También estaban las modositas, pero estaban tan ocupadas con el Ropero de San Antonio y cantar a la mínima con esos ropones tan largos, que los besos y arrumacos te los apuntaban para luego, como esos seguros de jubilación, todos a disfrutar de mayores. Eso si como levitaban a todas horas, pues como si no estuvieran.
Grande fue mi sorpresa al tirar por la paralela, tanto que no he vuelto a casa, me perdí entre camarógrafos, tramoyistas y actrices de reparto, conocí a  Beatriz una chica normal de un pueblo normal, que le gustaba la vida normal, tras muchas horas de vida irreal. Muchas tardes y fines de semana, repasábamos juntos  las películas e interpretábamos en forma muy liberal los principales personajes, un día conquistador y otros conquistado, de romanos y  egipcias, pero también de camarera y ex convicto como Cartas a Iris.
Aquella calle llevaba el nombre de un General de no se qué guerra, yo la cambie por Calle del Deseo y la Imaginación……Añade pasión, gritó Beatriz sorbiendo un batido de chocolate  desde el living room, (ya puestos de cinéfilos). La vida real se nota en seguida es casi calcada a tus sueños y los de ellas, con malos y buenos pero normales, de esos que quieren vivir, que te hacen vivir y que les encanta sentirse vivos.

lunes, 28 de abril de 2014

La poeta.



















La poesía es solo un infierno cualquiera
y yo muero, lo sé,
si escribo y si no escribo.

Ya no puedo esperarte,
llueve y la lluvia empapa
este último pulso que me echo a mí misma.
Un rebaño de soles me ha doblado la espalda
y yo debo tomar mi veneno diario.
Esta dosis de opio que aplaca tanta angustia.

!Ya te olvidé, pero cuánto te extraño!

María García Romero. Cádiz.

Cada mañana.

Rompiendo el silencio que nos envuelve oigo el son de tu risa,van y vienen tus palabras envueltas en el roce de tus manos. Hasta cien veces nos besamos con la mirada mientras nos dejamos mecer con una charla en el banco de cualquier plazuela. Cruzan madres con carritos para la escuela,  bandadas de japoneses,seguidos de vendedores.Fauna ciudadana que barrunta mayo en la luz de las espadañas. Son tantos que puedo elegir cualquier recuerdo para seguir amándote cada mañana.
Paseos. A. Embuena.

Edith.


Ser o qué ser.


No es raro el día ni momento en que leamos u oigamos lo de "ser uno mismo" o bien que admitamos a los demás como son. He terminado por no saber muy bien el significado de todo esto o si bien son frases hechas. Mas aun teniendo en cuenta que trato con personas por encima de los cuarenta y aun mas. Básicamente somos lo que queremos  ser y la imagen que damos al exterior es la real. Otra cosa es que quizás debiéramos ser otra persona si pusiéramos en juego nuestros valores, pero es que  llevar hasta el final nuestras potencialidades necesita de esfuerzo, de valor y de una dosis alta de honestidad.
El otro tema de si los demás nos aceptan como somos, pues verán eso queda en el campo de juego contrario, de sus preferencias, de sus gustos, de sus propios limites. Puede que al exigir a alguien que nos acepte tal cual lo  estaríamos obligando a que no fuera él mismo. En general las personas son educadas y tolerantes,cuando tu forma de actuar o vivir no les cuadra,simplemente te evitan.
Si pasada la mitad de un vida alguien no es lo que es,debería plantearse una ayuda especializada y si  el problema es es de no ser aceptado como es, puede que sea un excéntrico, que tenga unas normas que no son las de la mayoría,no se......la solución a estas dudas suele ser fácil y es observar el grupo con quien nos rodeamos,si tenemos pocos o muchos amigos o nuestras relaciones son conflictivas o tranquilas y agradables.


sábado, 26 de abril de 2014

Tanka.






















Te esperé
Y suspiré por tí.
Mi persiana
Se conmovía por el roce
De la brisa otoñal.

Princesa NUKADA


Luz.

La luz en sentido real o  figurado, da igual. La luz es simplicidad, compañía, calor. Luz es lo que emanan las personas autenticas, veraces, hay luz en las miradas, en las sonrisas,en las palabras, incluso en los silencios compartidos. Necesitamos luz en nuestras casas y nuestras calles, la necesitamos para todo. Por eso le  he puesto luz a la pagina y lo  segundo pasión, en forma de versos de Akiko Yosano "La poeta de la pasión",a través suya he conocido otro tipo de poema japones, el Tanka. Dejemos entrar la luz,disfrutemos de ella de la mano de algún amigo o amiga, porque compartir es encender nuestra luz interior.  

viernes, 25 de abril de 2014

Notas de viajeros.



 “Los australianos se pasan la mitad de cualquier conversación insistiendo en que los peligros del país se han exagerado mucho y que no hay que preocuparse, y la otra mitad contándote que hace seis meses su tío Bob iba en coche a Mudgee cuando una serpiente tigre salió del salpicadero y le mordió en la ingle; pero bueno, ya lo han desconectado de la respiración artificial y se puede comunicar parpadeando con los ojos. 
Yo, claro, era todo oídos”. 
 Bill Bryson. En las antípodas


jueves, 24 de abril de 2014

Puedo entregarme a ella.

















puedo entregarme a ella
en sus sueños
murmurándole sus propios poemas
al oído
mientras duerme a mi lado

¿será porque siempre anhelas, corazón,
que siempre enciendo una lámpara
en el naranja del ocaso?

dulce y triste
como un amor sobrecogido
por largos suspiros
de lo profundo de un sauce
poco a poco
va saliendo la luna

la tierra parece
una magnífica
flor de loto
cuando el sol se alza
sobre el paisaje nevado.

AkikoYosano.




Las orillas.


La  diferencia entre un antes y un después puede ser "la  gota que colmó el vaso" siempre será discutible,el  tamaño de dicha gota,el momento u oportunidad,  pero si les digo que el vaso era del tamaño del mismo  mar, entenderán que la paciencia fue infinita. Porqué esa paciencia infinita?, porque esa paciencia es justo del mismo tamaño que tus sentimientos.
Quién no conoce la paciencia de una madre con un hijo, la de miles de oportunidades y a cambio recibe la  ingratitud una vez y otra.  Cual  es esa goma de borrar que permite intentarlo de nuevo, son esos mismos sentimientos. Eso mismo ocurre en todas las relaciones, con los hijos, los amigos y los demás, que no acaban generalmente con una escena en medio de la calle, no, un día cae una minúscula gota, un detalle, una pequeña mentira, una respuesta indolente, nada importante, es otra gota mas pero hace rebosar hasta el mismísimo mar,  justo  es el momento del  "después". 

La Toscana.

Desde que vi aquella película " Viaje a la Toscana" supe cual sería mi  primer destino. Ahora a tres  meses del evento,lo considero  un destino adecuado, será una especie  de autoregalo fin de carrera. Y sobretodo porque tendré todo el tiempo, la paz y la alegría  del mundo. Gran parte del disfrute consiste en la preparación misma, hoteles, trenes,autobuses, posible casa  rural.......sin tiempo ni fecha de regreso. 

Entre la niebla.



Esta mañana la niebla cubría la ciudad, como si a unas nubes de parranda les hubiera pillado el amanecer con las sabanas pegadas. Discurre la vida como si sucediera detrás de unos visillos y pudiéramos verla sin ser vistos. Hasta los sonidos de los automóviles se atenúan y sus tubos de escape nos trae el recuerdo de aquellas maquinas de vapor.
Suele ser presagio de tarde agradable y así van  siendo los días, lentos y melosos, vamos que se le ha subido el pavo a la ciudad. Aun recogiendo trastos de una fiesta y metiéndonos en faenas de la siguiente. Todos los amigos de fuera nos preguntan…¿Y trabajáis? Claro aquí no regalan el dinero. Las mismas horas que en cualquier rincón de España, solo que la fiesta la quitamos del resto del día, a ratitos claro, que el bolsillo no está como hace años.
Aun es mocita la primavera y por tanto algo locuela, en estos días debemos sacar la cabeza por la ventana para vestirnos, sopena de volver de la calle a cambiarnos de ropa. Entre el chaquetón y la manga corta todo vale y a cualquier hora, un teatrillo de barrio. Pero es tanto lo que recibimos que la queja está proscrita. Hay presagio de tarde como para ir con ella del brazo, que nos hable de otros tiempos, otras modas….y nosotros solo asentir tirando del invisible carrete de los recuerdos.

Añadirte a mi piel.





















Quiero hervirte
en el centro de mis suspiros,
desgreñar tus ansias en mi ansiosa piel,
y encender piras infinitas
en la avenida de mis piernas
para guiar tu clavel por mi noche.

Desmadejar tus besos con mis besos,
en la flor de mi naranjo adormecer tu sed.
Sentir en mi elástico triángulo
azules bocanadas
y convertirte en amaranto ocaso,
para deleitarme con tu espuma,
para echar anclas,
para perseguir gaviotas,
para morir en ti.

Lina Zeron.

lunes, 21 de abril de 2014

Miedos.


El mayor de nuestros miedos es encontrarnos con esa verdad que no queremos conocer, eso nos priva de nuestra libertad. Podemos afrontar ese miedo y volveremos a ser libres.

sábado, 19 de abril de 2014

La primavera está en tus ojos.















En toda vida llega un momento
que el  dolor y la soledad
no son entendibles, ni esperadas.
Como un camino que se acaba,
como  un arroyo seco,
como una flor marchita.
Pero no todos los  caminos llevan a alguna parte,
los arroyos se secan en el verano y
renacen siempre  en otoño y
los campos se llenaran de flores
cada próxima primavera.
Porque el reloj de la vida
lleva extrañas manecillas y esferas.
Sera difícil el primer paso,
pero la tierra tiene otras sendas
y el mar no tiene veredas
luego  un suave viento
levantara tus velas o
un corro  de gorriones
alegrara tus primeros pasos o tu rumbo
a maravillosos puertos. 

jueves, 17 de abril de 2014

Canción de hadas.
















¡Hadas, divinas hadas!
Creer en las hadas
en las rosadas, felices noches estivales,
y también en esas noches extrañas,
cuando entre abismos de sombras en el silencio del silencio
se encuentra de súbito una líquida palabra melodiosa
como una fresca agua recóndita, un agua
de dulce mirada.

Poesía Asturiana.

Nodriza.















Mi nodriza era negra y como estrellas de plata
le brillaban los ojos húmedos en la sombra:
su saliva melodiosa y sus manos palomas mágicas.
¿O era ella la noche, con su par de lunas moradas?
¿Por qué ya no me arrullas, oh noche mía amorosa,
en el valle de yerbas tibias de tu regazo?

En mi silencio a veces aflora fugitiva
una palabra tuya, húmeda de tu aliento,
y cantan las primaveras y su fiebre dormida
quema mi corazón en ese solo pétalo.

Poesía Asturiana.

Al tercer día.

“Los dioses no estaban ya, y Cristo no estaba todavía, y de Cicerón a Marco Aurelio hubo un momento único en que el hombre estuvo solo”. 
Flaubert.

Estaremos solos tres días. Para quien solo fue un hombre, Jesús es un personaje histórico que cambio el mundo,para los que creen en su otra dimensión Jesús cambiara su vida.Curioso que en determinados países exista una ritualidad abigarrada de su pasión y muerte,mientras que en otros también cristianos estos días sean un "transito" al mas importante,la resurrección.
En mayor o menos medida todos atravesamos en nuestra vida por episodios  similares; las  alabanzas,la traición,ese beso que rubrica una venta, la burla de los demás,la negación y abandono, el quedar desnudo.Estos tres días  vienen a enmudecerlo todo. De pequeño se cubrían los espejos,no sonaba música alguna en la radio, se guardaban las fotos o se les daba la vuelta a la pared. 
Todo ello finalizará el domingo si sabemos trascender del pasado.Volver a vivir y para eso se deben enterrar a los muertos, todo lo que ha supuesto  esa pequeñita pasión y muerte en nosotros. Volver a vivir,volver a creer, transitar por nuevas veredas junto a nuevas personas, quizás acompañado de ese grupito de  las tres Marías y aquel adolescente llamado Juan.  Cuatro solamente para un figura de su importancia. Pero es a partir de ahí es cuando sucede lo importante....el comienzo de otra historia, de la nuestra. Cada año este domingo la vida nos invita a caminar. 

miércoles, 16 de abril de 2014

Dichos.


 La única diferencia entre una vida extraordinaria y una ordinaria, es los extraordinarios placeres que encontrará en las cosas ordinarias.

 Veronique Vienne

martes, 15 de abril de 2014

Quiero hacer contigo.......







































Si la palabra es acción
entonces ven a contarme el amor,
que quiero hacer contigo
todo lo que la poesía aún no ha escrito.

Elvira Sastre.

lunes, 14 de abril de 2014

No hay lugar para las sombras entre el río y tus besos.

















Un segundo perdiéndose en una flor,
 tu recuerdo perfumando sus pétalos.
El río se cubre de espejos.
Las palabras son la espuma
y tus besos el puerto.
Quizás sea el agua la que borre mis versos,
 pero entre las piedras quedará el fuego.
Canta el río su canción de entrega,
nuestros cuerpos no aceptan la ausencia.
 Nos miramos en el reflejo y nos sentimos perfectos
Como perfecto es el amanecer, el deseo
y la danza de los nenúfares entre tu pelo.
 No hay lugar para las sombras entre el río y tus besos.

Alicia María Abatilli

jueves, 10 de abril de 2014

A gusto.

Uno de los encantos de Sevilla es que ella misma te acompaña si te decides a entregarte a sus calles. La miras a través de las rejas de tus ojos y ella te observa desde sus patios. Conversa y te invita a detenerte en sus sombras, en las casapuertas, en cualquiera de sus tabernillas donde tomar un trago, desplegar un mapa e incitar a un propio para una charla. Da igual si vienes solo, con pareja reciente o viviendo el duelo de un abandono. Tiene esta ciudad remedio para todo.
Desembarco a media mañana en una de sus plazas, ella, mis recuerdos y yo conversamos en voz queda. Paso suave, miradas contenidas por las celosías del respeto, que las calles son estrechas. Detenerse y arrimarse a la fachada para dejar pasar a una morena, mirar sin molestar y esbozar un piropo en una sonrisa. Huele a azahar e incienso, dos chiquillos, uno con una caja de cartón en la cabeza y otro tarareando una inexistente trompeta simulan su cofradía.
Se prepara la ciudad para gustarse y como familia de esta moza nos gustamos también y así la entregamos al visitante.

Es tiempo de ritos de paso, adolescentes con tacones o corbatas, padres a los que el ancla de un carrito con niño les hace ir despacio…..un gentío. Miradas que buscan miradas, soledades que se pasean solas, un geranio  en una plaza.

miércoles, 9 de abril de 2014

Aromas en el recuerdo.

Hay  aromas que me recuerdan a  mi tía Edelmira : el mar,  la dama de noche del jardín, el olor a incienso en la cuaresma,  el de la tortilla de patatas, su armario siempre oliendo a lavanda,  la bodega del primo Tomas, allí sentado con su perro a la sombra de las botas. Todas esas cosas son lo que son y tienen distinto aroma pero con los ojos cerrados no necesitas de mas datos para reconocerlos.
Mi tía era mas bien seca, con un pronto en la forma de hablar  que la hacia parecer enfadada. Cuando nos besaba nos agarraba por los hombros y nos soltaba dos trallazos que parecía que nos acababa de condecorar.
Pero la queríamos, con locura. Fuera de nuestra madre estaba ella, porque adivinaba, porque sabia todo lo que nos pasaba por la mente, dormidos o despiertos. Nos tomaba la temperatura desde lejos…..Este niño tiene fiebre, ven aquí Federico…."llama al practicante que tiene la garganta inflamada". Luego deslizaba un caramelo bajo la almohada, y se quedaba hasta muy tarde planchando las camisas, con el termómetro al lado
Una tarde en la cocina  nuestra madre la abrazo por detrás, puso su cabeza en su hombro y le dijo…”te quiero hermana, nunca sabrás cuanto te quiero”…dándole un beso en la mejilla. Mi tía agito los hombros como quien se quita una avispa…..”Anda, anda, qué tonta estás hoy” dijo corriendo deprisa a su cuarto. Desde la ventanita que daba al patio todos  vimos llorar y reír a mi tía Edelmira, de esa manera extraña con que se comportan los adultos.

Ambas fueron nuestra escuela, aprendimos que cada cual demuestra su amor de una manera a los demás, nuestra madre quizás más dulce y mi tía mas seca, que las palabras siendo bonitas y necesarias en su momento, no sustituyen a ese querer lento que empapa día a día y es que como el mar ambas nos inundaban, nos rodeaban con su olor y su sabor….el  te quiero de aquella tarde. fue la forma de agradecer mi madre, todos esos años, pero todos los días de una forma u otra, tuvimos sus aromas hasta el final a nuestro lado, incluso hoy descalzo por la playa me basta cerrar los ojos y sentir aquellos besos. 

martes, 8 de abril de 2014

El Lector.

 En la noche siguiente me enamoré de ella. Me pasé la noche en duermevela, añorándola, soñando con ella, creyendo sentirla a mi lado, hasta que me daba cuenta de que estaba agarrando la almohada o la manta. Tenía los labios irritados de tanto besarnos.



Bernhard Schlink

La mujer justa.



“Echa un vistazo al mundo, verás esa atracción artificial que lo impregna todo: la literatura y los cuadros, los escenarios y las calles… Entra en un teatro y verás: en el patio de butacas hay hombres y mujeres sentados; en el escenario, otros hombres y otras mujeres gesticulan, hablan, intercambian juramentos, y el público tose, carraspea y susurra… pero en el momento en que se oyen frases como “te amo” o “te deseo”, o cualquiera parecida que se refiera al amor, la posesión o la separación, la felicidad o la infelicidad, se cierne sobre la platea un silencio sepulcral y cientos de personas contienen el aliento. Y con esos medios, manipulando hábilmente los sentimientos, los escritores consiguen mantener al público pegado a sus butacas.”


Sándor Márai


Los regalo.





















Busco y traigo versos de amor
Como ramitos de jazmines
Para perfumar el rincón de la tristeza
Para dar color al silencio y al olvido.
Niñas, agita tu abanico
Da rubor a tu sonrisa
Que sube ya por tu calle tu amado.
De puerta en puerta
De tarde en tarde
Dejaré un poema en tus labios
Para que te roben un beso
Para que en el rincón de tu cuello
Escriban te quiero en un verso.


Cierra tus ojos.


Aretta.


Roy Orbison.


lunes, 7 de abril de 2014

Socorro




Pues nada como es normal en estos pagos, hemos pasado del chaquetón al polito de mangas cortas en 24 horas. El fin de semana ha sido memorable de  sol, de temperatura y de amigos. Hoy lunes nos invaden la marea de sujetos en bermudas, chanclas y camisetas de tirantas. Las bermudas no son unos pantalones cortos, son unas cosas de colores y cuadros imaginados por alguien saturado de drogas de las malas, suelen llevar unas cintitas colgando que lo hacen aun más sicodélicos. En los pies unas chanclas de goma, no unos zapatos aireados o sandalias, no, de goma y arrastrándolas. El conjunto se cierra con una camiseta dejando a la vista las pelambreras y tatuajes mas dispares.
De esta guisa y rumiando cualquier cosa, te ves necesariamente obligado a trabar una mínima conversación en una especie de trío. El, yo y su teléfono móvil. Generalmente no se con quien hablo y quien me responde.
Socorro.

Canción del amor ignorado.






















Tú ves mi rostro nada más.
Mi rostro.
que todo calla.

¡Ay, si pudieras
mirarme el alma!

¿Es ella? ¿Es otra?
¿quién es esta mujer
enamorada,
que tiene el pecho en trémula agonía
de bosque en llamas?

Dirías...

Pero no sabes
nada.




Meira Delmar. Colombia.

La mala suerte.



Una de las grandes excusas españolas cuando fracasamos, es pensar en la mala suerte, en que todos se han puesto en nuestra contra, que son unos anticuados los de fuera, porque no aprecian nuestro arte e ingenio. Eso de sentarse y pensar en que algo habremos hecho mal no va con nosotros. Pero, es que a la próxima vez, hacemos exactamente lo mismo, erre que erre. “Es que yo soy así, no lo puedo remediar, que cambien ellos”. Que nos dan una nueva oportunidad, pues decimos “lo intentaré” y nada otra de lo mismo, porque jamas vamos a pensar que nos estamos equivocando.

Conforme uno se acerca a la meta (cumpliendo años), las malas suertes dejan de ser una explicación válida. Son las malas elecciones, las incoherencias, el poco esfuerzo, el autoengaño y hacer trampas o saltarse las normas cuando creemos que no nos ven. Da igual que nos refiramos al trabajo, al deporte, al amor o la vida en general. Dijo un premio Nóbel de la literatura, que el éxito era un 1% de inspiración y un 99% de trabajo. Ya se sabe que el trabajo y el esfuerzo no tienen ningún glamour. 


sábado, 5 de abril de 2014

El sabor a madrugada.


























¿Has probado el sabor a madrugada?
Sí, ese que parpadea en el estomago,
cuando recuerdas las caricias regaladas
a tu  amante hoy furtivo al descubierto.
La madrugada sabe a café en la misma taza,
suena a cucharillas amarillas,
desparejadas, heredadas de extraños,
que vigilan la sala en marcos de cerezo.

Huele a tu aroma en las arrugas de mi pelo,
en el dorso de mis muñecas,
en el beso tierno sobre la palma de mi mano.
Me sonríes y te comes mis labios,
abro mis muslos y me siento en tu sorpresa,
cierro tus párpados con los míos
para que no veamos terminar estas horas fugaces,
de madriguera...

Y los primeros rayos impregnan  las copas
que bebimos ayer,
sin agotar el deseo,
ese licor traicionero,
dueño y señor de nuestras voluntades,
amigo fiel de nuestras añoranzas.

Pero esta mañana la melancolía ,
me esperará fuera,
cuando traspase el umbral de mi casa,
y descanse abrazada a estos tiernos recuerdos.



Marta Alberca. Argentina




De tontos y buenas personas.


En mi pueblo hubo un señor bastante rico que, en aquellos años de penurias tras la guerra civil, dio de comer a cientos de personas cada día durante largo tiempo. A su muerte entrego lo que le quedaba a los pobres y su casa se convirtió en el asilo de ancianos del pueblo. Aun es conocido como “Andresito el Tonto”.



viernes, 4 de abril de 2014

Odiar amar.


Lo odiaba, había intentado todo por olvidarle, desde emborracharse, hasta buscar llenar ese olvido entre muchos otros brazos. Lo necesitaba, lo amaba de una forma que le dolía el pecho y tenía que abrir ventanas para respirar. Por eso  le gustaría no verlo más, alejarse. Pero ahora mismo no……ahora con sus manos apoyadas en su pecho, sintiéndolo dentro suya, con ese calor, oler su piel…….mientras él dirigía sus manos hacia lugares que nadie mas que él y nadie mejor que él lo haría.
Ahora perdería el control de su cuerpo, querría volar allí a horcajadas sobre su hombre, en un minuto él la atraería y en voz baja diría las palabras mágicas que la harían, ser ella, perder todos sus sentidos, quedar suspendida en una nube que la envolvía por dentro y por fuera. Por eso lo amaba, porque entre sus brazos siempre volvía a ser ella. Por eso huía, ………para ser libre de todo.

Por fin viernes.


El tiempo nos dará tregua en el sur, por fin desplegaremos velas y sentiremos  el aire en el rostro. Contaremos historias en la taberna del puerto y de todas ellas les traeré alguna, convenientemente aderezada, porque ya se sabe "todo parecido con la realidad es pura coincidencia" y entre pescadores o cazadores no existen mentiras, solo simples errores. Diviértanse. 

jueves, 3 de abril de 2014

Historias del cambio climático.


Fermín iba por tercer intento de suicidio y ahora gracias a su fé en San Ulpiano, santo patrón de su puebliño iba a conseguirlo. Huérfano de nacimiento, mas bien feo y con mas años que el bosque de caperucita lo había intentado todo. Monaguillo, ayudante de cartería, albañil y un larguísimo etcétera.  era un moceton  poco hablador, quedose soltero y en las fiestas que se celebraban en el prado nunca pudo bailar con una moza, cuando  se decidía ya se iban los músicos. Asi que lo  primero fue colgarse de una viga del viejo faro.
Esa noche llovía a mares, una noche apropiada reconoció. Paso la soga por la viga, hizo  el nudo,se lo coloco en el cuello  y dio una patada al cajón, allí lo hubieran descubierto sabe Dios cualquier día cuando, el mar hizo entrada en el faro, arranco  puerta y ventanas y la mitad de la pared y como un abrazo tiro de Fermin mar adentro.  
Que mala suerte nunca quise ahogarme,ahorcarme vale,pero agua no, San Ulpiano líbrame.  La gran ola despues de chuparlo hacia dentro, con un gran eructo lo lanzo a la playa. Una pequeña caleta al fondo  de la cual  se veía una escalera excavada en la roca.Bueno tendré que subir.se quito la soga del  cuello para  subir mas cómodo.Casi  amaneciendo y las manos descarnadas llego al borde del acantilado. Un resbalón dio al traste y cayo al mar de nuevo con tan buena fortuna que visto por un pesquero fue salvado de las aguas.  San Ulpiano bendito que noche,bueno pues no tendré mas remedio que  hacerlo  en la mar,en un despiste de los marineros se ato una caja de cigalas a la cintura y salto por la borda.Mientras se hundía iba confesando  dos pecados muy muy ocultos.
                                              .......................................................................
Ramona pelaba papas en la lumbre,haría un guiso para un par de días se dijo, ella vivía sola y entre papa y papa rezaba a San Judas Tadeo patrón delos imposibles.San Judas por Dios un hombre que el invierno es largo y la  cama es muy grande. Ramona estaba así rellenita y unos senos enormes de los que dejaba sin respiración a todos  los jubilados del pueblo cuando le  silbaban admirados, Unaaaaaa mujerrrrrrrrr como Dios manda farfullaba el señor Nemesio. Su ajuar dormitaba en el fondo del arca,tuvo demasiado trabajo  con sus viejos  padres para eso de pillar  novio, pero no se desanimo y letanía a letanía siguió con fe inquebrantable. 
Lo que siguió fue un estruendo,se hundió la mitad del tejado,estallaron los cristales de la ventana y por ella entro la mitad del mar y un bulto enorme choco con ella y heteme aquí que se encontró con un mozo en sus brazos que venia atado a una caja de cigalas.
-Donde estoy dijo el de las cigalas (Fermin)
-Te  da igual eres mio
- ¿Y eso quien lo dice?.
-San Judas Tadeo y no se hable mas
Fermin miro aquellos senos mojados
-Eres Ramona
-Coño Fermin el mudo y hablas
-No soy mudo
-Ya veo y ¿te dedicas a esto de las cigalas?
-Es una historia larga
-Bueno tenemos tiempo
-¿Te gustan las papas?
-Me encantan aun no he cenado
-.....y  a ti te gusta bailar?
-Mas que comer con los dedos dijo Ramona y  añadió, Hay que joderse con lo del cambio climático.
-Si, dijo el mirando  aquella cama tan grande del fondo.

Después de la niebla.


No se si desperté de un sueño o me dormí a la realidad, la miraba mientras desayunaba,. La luz de la mañana, se entretejía con su pelo dejando unos tonos dorados. Ella hojeaba parsimoniosamente el periódico mientras daba pequeños bocados a la rebanada de pan. Ni aun si quisiera, podría aclararles todos los años que había pensado en una mañana así, no por falta de intentos ni intención, es que la cosas suceden por que si y esta mañana estaba sucediendo.
El cómo llegamos a aquel hotel es una mini aventura, si la leyéramos en una novela romanticona sonaría hasta cursi, pero a sí fue. Un flechazo?, no se. Nos vimos después de decenas de años y fue mirarnos y quedar ambos suspendidos en los recuerdos. Otro usuario del cajero automático nos saco del ensimismamiento y de allí fuimos de un lugar a otro, mientras, extendíamos como un tapiz aquellos años pasados.
Aquella última vez también podría haber sucedido lo de hoy, pero a uno y otro nos pasaban demasiadas cosas. Hoy me doy cuenta que no hemos parado de charlar, de cenar, de tomar copas, de hacer el amor y reírnos de los clichés que sobre el sexo corren sobre hombre y mujer.
Existen muchas formas de maltrato, sutiles incluso, diría yo. Le explique que quizás podíamos cualquiera de los dos sentar cátedra. Esas palabras o silencios, gestos, esas ausencias o negativas, falta de ideas o de un mínimo entusiasmo. Las deslealtades e infidelidades sin venir a cuento, simplemente porque si en aras de una pretendida libertad y todo reunido en una inútil perdida de años. ¿Donde estabas?, se preguntaron uno al otro.
Entra la brisa del mar por la terraza y junto al revoloteo de tu pelo, sintió, que una mano invisible estaba abanicando esa débil niebla que otros dejaron tras sus pasos.


miércoles, 2 de abril de 2014

En el amor...



Quiero ser todo en el amor
el amante
la amada
el vértigo
la brisa
el agua que refleja
y esa nube blanca
vaporosa
indecisa
que nos cubre un instante.

Claribel Alegría. El Salvador



martes, 1 de abril de 2014

Amar a alguien.


Feliz primavera.

No recuerdo el nombre del alcalde, ni la época en que se decidió poblar nuestras avenidas con jacarandas y las calles, de naranjos como árboles de sombras. Nuestra primavera llega justo el día en que abre la flor del azahar, todos los naranjos explotan y curiosamente por zonas de la ciudad, es como una marea que nace en una placita y se extiende como mancha de aceite. Los “naturales” del lugar nos llamamos o mensajeamos…….Niño/a (apelativo cariñoso y familiar para cualquier edad) en tal sitio no veas el olor a azahar que había esta tarde. Así que nos vamos allí a esnifar como posesos las flores. Para los que somos alérgicos es un conflicto de atracción-evitación, solucionable con un chute medicamentoso.
Ese aroma te pone el reloj biológico en hora y el social también, todo lo que va a ocurrir en la ciudad, pueblos y casi toda la comunidad, se desarrollara bajo fechas establecidas desde hace siglos.
Como miembros de una sociedad de iniciados nos miramos, sonreímos, recuperamos itinerarios, pisamos nuestros barrios de origen y así año tras años. Para los que viven fuera o muy lejos les enviamos fotografías de la flor. Me paro a pensar si esa fue la idea original, perfumar toda una ciudad o avisarnos del evento.

Ahora esperamos la primera luna llena, esa noche la vida tira los dados del amor, para unos será el primero,  otros continuidad o puede que sea la  ocasión de probar mejor fortuna. Pero siempre tener a tu lado, quien bajo el influjo de los astros nos vuelva a ver distintos, con ilusión, con ese aura que solo ven los ojos del corazón. 

El contrato.


A todo me he entregado
como si fuera a durar.

Con cada persona
cada casa
cada ciudad
firmé un contrato
escrito sobre la piel.

Para decir adiós
he tenido que arrancarme
las cláusulas
a tiras.

Así ha sido
una y otra vez.
con cada persona
cada casa
cada ciudad.

La letra pequeña
se esconde ya
entre cicatrices.

Ana Pérez Cañamares

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...