A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

sábado, 5 de abril de 2014

De tontos y buenas personas.


En mi pueblo hubo un señor bastante rico que, en aquellos años de penurias tras la guerra civil, dio de comer a cientos de personas cada día durante largo tiempo. A su muerte entrego lo que le quedaba a los pobres y su casa se convirtió en el asilo de ancianos del pueblo. Aun es conocido como “Andresito el Tonto”.



No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...