viernes, 25 de abril de 2014

Notas de viajeros.



 “Los australianos se pasan la mitad de cualquier conversación insistiendo en que los peligros del país se han exagerado mucho y que no hay que preocuparse, y la otra mitad contándote que hace seis meses su tío Bob iba en coche a Mudgee cuando una serpiente tigre salió del salpicadero y le mordió en la ingle; pero bueno, ya lo han desconectado de la respiración artificial y se puede comunicar parpadeando con los ojos. 
Yo, claro, era todo oídos”. 
 Bill Bryson. En las antípodas


2 comentarios:

Mara dijo...

Me gusta mucho el cambio de piel de tu blog. Fresco, agradable... azul. ¡Como el planeta!

Capitán Smith dijo...


La luz Mara, necesitaba luz. Saludos