A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 5 de agosto de 2014

Cartas de amor.



De la película de Los Puentes de Madison, he leído hoy de nuevo una carta de Robert a Francesca,en realidad son dos, cada cual mas bonita y tierna. Creo que si alguna mujer necesita saber como es el amor desde la óptica masculina puede leerlas,no llevan ni un ápice de romanticismo,pero son románticas, es mas son autentica mente reales.
La historia  que cuenta esta película  sucede  a cada paso y en unos casos él es un reportero del National Geografic y en otros un funcionario de cualquier ciudad.El de Francesca igualmente es el personaje de miles de mujeres. Al final aunque nos  pese termina como estaba predeterminado,  porque hay cosas que no acaban como  uno quiere sino como debe, porque aunque  el amor en el  alma de una persona sea uno solo,  se manifiesta de distinta manera si lo enfocas a tus hijos, a  tu pareja o a otra persona, otra cosa es tu vida hasta ese instante.
El amor es una fuente de energía, que una vez la creas te cambia y cambia a los que va dirigido,nada es igual luego. Lo normal es que a su vez recibas algo parecido de esas personas,que sea reciproco y no importa que como los personajes de la película nunca vuelvan a verse.En ese caso nunca termina, ni se aja,ni se empaña. Por  eso la historia nos conmueve,porque nos da esperanzas que exista ese tipo de amor.
Diran que por el contrario lo usual el amor se agote y es que uno de los dos abandona,de golpe o  poco a poco.  Como las cartas sin destinatario el amor vuelve intacto a ti mismo,simplemente porque la otra persona vive en otra dimensión.
Es curioso que Los Puentes de  Madison sea la historia de una infidelidad en un breve periodo de tiempo. Pero por el contrario podemos decir que es  la historia de una gran fidelidad entre dos  personas que se enamoran en un instante y de fidelidad a ese amor y a si mismos, que es la  fidelidad  mas difícil.

2 comentarios:

Mientras Leo dijo...

Me has recordado un libro, Cartas de amor. En él se recogen las cartas de amor de un poeta a varias mujeres, incluso casi al mismo tiempo. Y cada amor, cada vez, era intenso, único, distinto. La gente como hasta hartarse, bebe, camina... pero no ama así.

Capitán Smith. dijo...

Como digo en otro comentario al fina me hice un lio. mi intención era significar que un gran amor es intemporal, es un sentimiento que te acompaña toda la vida. Nunca se olvida "el gran amor". Luego son las circunstancias que no dominamos las que definen su permanencia. Pero no por eso son pequeños o hay que dejarlos de lado. Me encanta una película llamada "El atardecer", la protagonista es una anciana y en la cama recupera a veces su memoria y relata a sus hijas sorprendidas que el amor de su vida duro a penas 24 horas. besos Mientras y gracias Rive.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...