A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

viernes, 8 de agosto de 2014

Cuestión de suerte.



Me llevaba mi madre de pequeño a comprar telas para  confeccionar la ropa de uso, entonces aun no  habían abierto las puertas los grandes almacenes. Lo usual era disponer de un sastre o sastra que te hacía la  prenda completa o la cortaba y tu ya metías mano a la maquina de coser. El dependiente sacaba las piezas  de tela o paño acariciándolas y decía  aquello de "esta tela le durara toda la vida" con cara de éxtasis. Yo.Yo que sabía que aquello era para unos pantalones cortos pensaba, que horror con sesenta años y los mismos pantalones.
El para toda la vida parece una etiqueta de calidad,  pero por ejemplo para un condenado a  cadena perpetua maldita sea la gracia, la iglesia católica aun defiende el matrimonio para toda la vida, los muebles de caoba son para toda tu vida.....

Mi entrada anterior hablaba de amor respecto a la historia de Los Puentes de Madison, hay quien le parece triste porque no fue eterna, quizas lo bonito es que fué  pasajera y no les dio tiempo a  la rutina. Creo que todos los amores terminan,algunos  cambiando  en otro tipo, ya  despojado de la pasion, otros  dicen que madurando  hasta trocarse en una complicidad sin fin.

El amor  de esa historia tiene de bueno que era compartido,no quiero decir solo sentido, sino que cada uno proyectaba y entregaba al otro el mismo sentimiento con la misma intensidad.  Por eso  la historia tiene gancho porque precisamente eso es lo difícil que a uno le pase y cuando tienes la fortuna de vivirlo  eso jamas se olvida, es mas, eso justifica ya toda tu existencia.

Lo  normal son amores disparejos en que uno ama y otro  se deja amar,uno de ellos siempre perdona, excusa, nunca le duele nada, busca la conciliación, lleva el peso de la relación, aprovecha los rincones para darse un achuchón, se molesta en cambiar de restaurante, lugares de vacaciones, se mantiene deseable dentro de su anatomía y por supuesto  suele  ser el iniciador/a de los encuentros sexuales.Este tipo tan usual de pareja suele acabar por agotamiento y tarde o temprano el o ella tira la toalla.

Eso si no aparece antes un tercero o tercera que ve aprecia la  calidad de esa prenda y se deja caer con un ramo de rosas (caso de él) o una botella de brandy (Rey Felipe) caso de  ella....y terminan haciendo el amor ni mejor ni peor, pero si con doble ración de pasión y ganas ( las de ambos), con lo cual resulta un éxito total. Después el que se queda pelando rábanos suele arremeter contra el perverso/a que aparece para arrebatarle su amante,cuando bastante tiempo tuvo  para ser un poquito  Francesca  o un poquito Robert.

No creo que falte  amor, creo que faltan  personas que quieran amar y eso significa dar un pasito adelante, arriesgarse, luchar,cuidar a la otra persona,  sorprenderla......pero  lo mismo que se destacan (ya sean hombres o mujeres) los buenos  cocineros,médicos, ingenieros,abogados, tenistas  escritores, artistas de cine, pues también destacan ( y son menos) las buenas y buenos amantes y sus amores. 

No era triste la historia, ojala todos tengamos una semana de esas y si es un año cuídela, si ya es más tiempo  a usted le han bendecido los  dioses. 

2 comentarios:

Valaf dijo...

Pues por el final: 24 años de feliz matrimonio + tres de novios, o sea, que he sido bendecido con el néctar de los dioses.

Lo que pasa es que en mi entorno tridimensional (el real), y salvo algún que otro caso que se pueden ajustar a lo que describes...pues tengo que decir que he visto mucho amor y del bueno, de esos que arrancan casi desde la infancia y duran toda la vida. Los he visto en padres y abuelos, y también en la familia por parte de esposa. Es decir, que lo veo como bastante normal, pero claro y es lo de siempre: las malas hierbas se hacen notar más y alcanzan una publicidad realmente notable, tanto que tienden a eclipsar a las plantas aromáticas que tiene la vida. Y ya ni hablemos de blogger: parece que se hayan dado cita aquí todos los desencantados en el terreno del amor, aunque he visto notables excepciones...pero no abundan, por desgracia.

Los años nunca debend eliminar la fantasía dentro del mundo de a dos de la pareja; los juegos, la imaginación, las sorpresas, las largas charlas y la inmensa complicidad que se da en ellas; el amor hecho y sentido, pero también dicho y si puede ser al oído.

Un abrazo

Capitán Smith. dijo...

Gracias Valaf,enhorabuena y estamos una vez mas de acuerdo, creo que harían falta mas declaraciones como esta y que no fuera este medio un nido de desencantados como dices. El amor dura claro que si, pero hay que hacerlo durar. Si existe algo de suerte es encontrar o coincidir con esa persona, esa media naranja. pero incluso cuando no dura,sigue siendo maravilloso, es lo que nos hace ser humanos ami parecer, insistir o volverlo a intentar, eso antes de vivir mirando hacia atrás.
Un abrazo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...