A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Las cosas han cambiado para no volver.

















En los puestos del mercado siguen siendo mayoría las mujeres comprando, los hombres allí somos "rara avis" si vamos solos,cuando van acompañados ejercen de "porta bolsas" . Así que elevé el volumen de voz y pregunté, ...la última por favor. Una señora de mediana edad levanto los ojos y dijo soy yo. Prefiero aquellos puestos que tienen un aparatito para dar tikets numerados,eso evita trifulcas. Porque a pesar que  pidas  la vez o tengas tu numero impreso eso  no quita,para que un hombre sea transparente en el mercado, puesto que en el momento definitivo suele suceder que alguna se te adelante. Cuando le aclaras.....creo que me toca a mi, ella te mira como si acabara de descubrir una nueva especie en el planeta. Ahhhhh usted cocina?.

Hace ya bastantes décadas descubrí los beneficios de cuidar uno mismo de sus cosas, de dividir las tareas comunes y defender el reparto contra viento y marea,no por  justicia,sino por sano egoísmo.  Evita miles de charlas inútiles,  ahorras tiempo para ti, y  lo economizas para el común general, ya que los hombres no hemos nacido con el defecto congénito de sufrir "la enfermedad del trapo",  que es limpiar lo ya limpio,en el que limpio es un término que tiende a infinito, como en las matemáticas. Existen tics heredados de una generación a otra de amas de casas, de madre a hija y no se cuestionan. Da igual que de verdad se dediques a eso full time o seas jueza o ministra, existe un patrón de la casa bien limpia y organizada. 

Es difícil para ellas  abdicar de su reino, pero cuando  se hace con una charla leal, amistosa y respetuosa  con lo pactado,se produce la sorpresa La incorporación del hombre a las tareas hogareñas, es la segunda liberación de la mujer y la primera del  hombre. Los hombres estamos perfectamente capacitados  para todas las tareas, si dejamos  de lado  el embarazo, parto y lactancia natural,en caso  de parejas heterosexuales. Todos lo demás es factible, solo que de otro modo y con otro orden, ya que no traemos  el  run run materno en nuestro software. 

Por ello compramos,cocinamos,limpiamos,educamos  y organizamos igual de bien solo que bajo otros cánones, con otro punto de vista. Recuerdo aquella cara de estupefacción de algunos amigos al ver las nóminas de sus parejas y lo difícil que  les resultaba ir con los niños a las zonas infantiles, estaban  como perdidos, siempre preguntando con el teléfono.......cariño donde está esto o aquello.

Eso mismo hoy lo observo gracias a Dios en muchas mujeres,se encuentran perdidas cuando no  organizan cajones y armarios. Es lo mismo solo  que en otro orden, aquel chiste del hombre mirando el interior del frigorífico hoy se ha trocado en la sorpresa que alguien le ha organizado el nido y sin preguntarle. Y sorpresa no guardamos restos bajo las alfombras, ni el sofa tiene manchas ni la cocina manchitas de agua en la encimera ni en el suelo vitrocerámico , por mas que te empeñes.

Traigo una foto provocadora.Un día unos bomberos o unos deportistas hicieron un calendario, hasta entonces solo existían con desnudos femeninos.  Porqué no disfrutar mirando  un cuerpo bonito, ya me gustaría a mi tenerlo. 




2 comentarios:

Isabel P. dijo...

Biennnn !!!! Por esta reflexión y por ese intercambio de papeles...pero todavía queda camino por andar.besitos desde el sur.

Capitán Smith. dijo...

Es cierto pero tenemos que animar a los que comienzan a caminar, es mucho lo que ganamos todos. Besos desde muy cerca.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...