A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 4 de noviembre de 2014

Truco o trato.





Todos nosotros nos hemos visto muchas veces en la vida en la  tesitura, de elegir y de ser elegido. No se pasa bien,pero a veces no hay otro remedio, quizás ni una explicación consistente ni lógica, porque ni las emociones, ni los sentimientos son lógicos. Dejamos y dejan en nosotros tristezas, melancolías,nostalgias, tanto mas cuanto mas grande y hermoso era el sentimiento. Lo peor es la soledad, ese tiempo,esa intensidad  vital que proyectábamos hacia fuera ahora es como un agujero  negro que parece nos fuera a engullir que nunca se va a llenar. 
Si pudiéramos pasar nuestra historia  hacia atrás y viéramos  con  detalle, una a una la colección de calabazas que hemos regalado creeríamos que estábamos  en Halloween. Con un exquisito fair play dejaríamos en empate nuestra vida, pero insistimos en mirar  nuestras calabazas,las recibidas y no las repartidas.  ¿Se arrepiente de haber dado el portazo a aquel plasta de la facultad?, era un plomo pero el chico tenía su corazoncito. 
Truco o trato dicen los niños al llamar nuestras puertas y así es todo en la vida. Después, jugamos, apostamos  perdemos, ganamos.........para siempre o por unos años.Ser feliz, sentirte feliz todo el tiempo que puedas. Si luego te regalan una linda calabaza,ahuecala, ponle ojos y una sonrisa de asustar niños,no te  olvides de colocar un luz,si una luz, es lo mas importante, nada de  oscuridades. Ya toque ser mago,bruja,vampiro o vampiresa,llénate el  bolsillo de caramelos.

2 comentarios:

Mara dijo...

No lo entiendo. Quizá porque nunca he jugado a lo de truco o trato. Es que soy de costumbres de la tierra, ya sabes, llevar flores al cementerio y eso.

Lo de las calabazas lo entiendo algo más. Es triste. También es inevitable. Yo, para variar, más que llenarme el bolsillo de caramelos, preferiría comer perdices o codornices o unos huevos fritos o unos cipirones o... !Si es la hora de cenar!

Bueno, Capi, espero que no te den calabazas y que disfrutes muchiiiiisimo de la vida con tu pareja.

Capitán Smith. dijo...


Es una costumbre importada y llego tarde a ella. Viví de pequeño lo de los cementerios, incluso íbamos al de aquí aunque no tuviéramos dentro a nadie. No me gustan y ya no voy.
Lo único que me gusta de esta costumbre es incorporar la muerte como algo cotidiano en los niños y no aquella tristeza. Lo delos huevos fritos es una magnifica idea.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...