A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Regalo





Hablo de lo profundo de la noche
Hablo de lo profundo de la oscuridad
y de lo profundo de la noche hablo:

Si vienes a mi casa amor mío
tráeme una lámpara
y un ventanuco
desde el que pueda mirar la feliz callejuela.




Foruq Farrojzad





Petición autorizada.







¿Me permite usted, señor?
¿Puedo abrir las ventanas de mi corazón 
a las envolventes tentaciones de la luz?
¿Y, aunque sea desde la distancia,
mirar las bellezas de la vida? 



¿Me permite usted, señor?
¿Me permite ser yo misma – una mujer…
de entre todos los trescientos sesenta y cinco días del año,
por sólo uno, liberarme
de sus órdenes y prohibiciones? 



¿Me permite usted, señor?
¿Me permite tomarme la libertad natural
de recostarme sobre la hierba verde
y siendo aún más generosa que el sol
dar al suelo expectante
la tibieza de mi cuerpo y alma?
¿O, en los cultivos a lo lejos,
posarme sobre un árbol solitario
para cantar en el campo
buscando la comunión con los pájaros
y la armonía con los ríos,
en los cuales nadan extáticos cardúmenes de peces
y, en recuerdo 
de todos mis susurros de amor a la lluvia,
rendirme a una libertad por mucho tiempo ansiada? 



¿Me permite usted, señor?
¿Me permite tan sólo por un rato en su sociedad impuesta
ser eximida de las molestias de los
“¡Detente!”s
“¡No hagas!”
“¡No!”s
y “¡Nunca!”s?
¿Me es permitido, si usted cortésmente me concede el derecho,
soñar con el amor?
¿Y, fascinada por los audaces versos del amotinamiento,
el encanto envolvente de un beso,
y el cautivador brillo de la libertad,
evadirme
de la severidad de los oficios domésticos,
impuestos exclusivamente a la mujer? 



¿Me lo permite, señor?
¿Me permite por unos momentos de alivio, dejar
la aguja y el hilo,
la ropa y la plancha, 
la tetera y la estufa,
y bajo los cielos infinitos del romance,
fusionar mi ser
con esos adorables momentos de sentido común e inteligencia,
que su “CÓDIGO” me ha negado siempre? 

 ¿Me lo permite, señor?
¿Me lo permite, señor?
¿Me permite saludar algún día a un vecino?
¿O tejer una bufanda para algún transeúnte
Con los hilos de mis lágrimas no derramadas?
¿Y puedo emigrar sin un “permiso”
al altar de rosas
allá a lo lejos – en los fragantes campos de la primavera? 


 ¿Me lo permite, señor?
¿Me lo permite?
¿Me permite luego burlarme de cualquier cosa de acá? Sí, burlarme, ¡señor!
Y decírselo en su cara:
su “Yasa”[1] es una vergüenza
y la justicia en la que usted cree,
es, en realidad una desgracia.


[1] Antiguo y estricto código mongol.


Nahid Kabiri









domingo, 27 de diciembre de 2015

De nuevo en Navidad



En el saloncito de casa, cada año después del puente de la Inmaculada o de la Constitución como prefieran, ponemos el Nacimiento, Portal o Belén que de las tres formas se dice. Hace años se añadió el árbol y coexisten de manera que ambos son ya indispensables. El montaje se realiza discutiendo, quemando incienso y tomando anís del Mono, todo un ritual. Cuando se coloca la estrella en lo alto de árbol y el gallo sobre el portal, se considera que la tarea ha terminado. Durante esa mañana se han repetido anécdotas, recordado historias, se evocan las personas que no están ya,  de forma definitiva o bien  temporal...... pienso que es un conjuro..un hechizo o una  invocación que se hace para que estén presentes estos días entre nosotros. Nos sentimos así acompañados y de alguna manera es verdad porque se respira su presencia. Pervivimos en la memoria de los que están y una vez que las ausencias se desprenden de la tristeza y quedan en una dulce nostalgia, esa invocación es la oportunidad de volver a compartir con los mas nuevos nuestras vivencias antiguas. Son días también de reuniones familiares, toda una tribu comandada por una Bisabuela, seis biznietos y una caterva de hijos, sobrinos, nietos, parejas, futuras parejas y exparejas. Con esta americanización acelerada que hemos sufrido, se pasa al sentarnos a la mesa la lista de próximos enlaces, embarazos o nuevas parejas que aportan sus propios hijos. me encanta la sordera selectiva de la bisabuela, esa pizca de rebeldía y poca vergüenza para comer y beber lo que le apetece. Entre aromas, risas y sabores retrocedo años atrás, cuando yo ocupaba las sillas de los mas pequeños y allí en la cabecera estaba una Tatarabuela toda de negro, mirándome con ojos inquisitivos.
Abrimos ventanas al pasado y puertas al presente cada Navidad, por unos días la vida hace de nosotros como esas figuritas del Belén, nos coloca al lado del río, otros de pastores y esa buena persona que hay en todas las familias sigue siendo el Ángel que nos logra reunir otro año a una mesa.

Feliz Navidad a todos.

lunes, 14 de diciembre de 2015

Mi gata y yo.

En realidad buscaba una poesía que traer aquí, Pero unas porque eran tristes, otras melancólicas en fin no la encuentro. Me pasa como los boleros, que me traen muchos recuerdos, pero hija que poquitos hay que sean alegres. En casi todos se llora un abandono o un próximo engaño y bueno a veces me da la vena de suicida emocional, pero ahora no es el caso.


Ahora estoy como el gato mirando la vida tras un cristal, Yo tengo una gata e intento descifrar esos silencios que tiene ella con el mundo y conmigo, se que es mas lista que el hambre porque viene  y se acurruca en el momento preciso, ese que estas a punto del suspiro. Es curioso hasta tiene celos, si te huele en mi ropa o en el pelo se lleva unos días sin hacerme caso y hasta suele molestar mas de lo debido, como castigándome.

Hoy en un día gatuno, a su lado vemos los dos llover. Necesito de su silencio, no por tristeza ni nostalgias ni nada, es por saturación. Esto de las emociones me sobrepasa, no tengo el corazón lo bastante ancho para tanta corriente eléctrica, ni la garganta para tanto suspiro, tengo la sensación que has ocupado toda la geografía de mi persona, ya ni me defiendo, incluso mi yo, ese pepitogrillo protesta y avisa de los mil peligros que me ocurrirán. !!Corre, huye, te la van a dar, cegato, sordo, qué tío mas inútil¡¡. Y hasta es posible.

Por eso ando perdido y callado, haciendo el tonto, el despistado, dejando correr la cosa..........e imagino tus frases !!! este hombre ni se entera, todos iguales, pensando en sus tonterías, porque no me habrá tocado uno de esos románticos que le gusten mis cosas y no sabes hasta cuanto me gustan tus cosas y tu......no sabes cuan romántico puedo ser, que hasta la sala de máquinas avisa con un pitido que estoy en zona roja, que debería dormir unas horas, que no sería malo que no pensara mas en ti en unos días, que deje la zona de pensar en blanco un rato.

Mi gata me ha invitado a mirar por la ventana y hablar menos, pensar menos, mirar así como despistado a todo lo que se menea y esperar. Mañana compra tres rosas, te afeitas bien, ponte la blusa que a ella le gusta y dale un beso como si hubieras aterrizado después de viajar a la luna. Te olerá como yo te huelo por si acaso hay otra pelandusca, se hará la dura......y nada mas. Sabe que eres suya, como lo eres mía.....simplemente te compartimos.......aunque ahora mismo eres mío.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...