A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

sábado, 24 de diciembre de 2016

Tu melodía.

Me gustan estas mañanas, salir a buscar esa última  compra, ese regalo que no habías encontrado antes. Eso me transmitió recuerdos a otros tiempos. Aquel buscar sorprenderte,  pensar en tu cara de asombro mientras deshacías el envoltorio del regalo. Nunca entendí como podías hacerlo tan lentamente, en vez de dar un tirón al papel. Después, años después, entendí que era la manera de devolverme todo mi in teres en  sorprenderla, le daba emoción  a mi sorpresa. La mañana es soleada para ser invierno, quizás si aun estuvieras aquí iríamos a tomarnos una cerveza, sentados en la terraza de algun  bar. Me encantaba pedir gambas y pelarlas para ti  una a una, oyendo  aquello de "chiquillo come tú  alguna".
Voy de paseo  como íbamos los dos e imagino dos manos sobre las teclas de un piano. Sabes que eramos la envidia de todos?, los camareros se peleaban por servirnos, todas las mujeres de las mesas del bar te miraban con envidia, no por mi, sino por la melodía que tu y yo hacíamos sonar en toda la ciudad. 
Voy tarareando una de tus canciones, una de aquellas que me grababas para ponerme al día. Tengo tanta belleza guardada que todos los días tienen algo de especial. Tu melodía sigue envolviéndolo todo

Toda una vida.

Todos tenemos una historia de amor en nuestra vida, la más grande,  la mejor. Esa que con solo el primer  recuerdo tu piel se recoge al interior. Un frío recorre tu espalda y solo quieres un rincón donde cerrar los ojos y revivir aunque fuera un solo instante el aroma de su piel.
Como muchos de ustedes tuve el mío y aquí lo he traído en forma de poemas, cartas, anécdotas.  Aquellas películas que le gustaban, sus libros, pinturas......son tantas cosas que disfrutamos juntos. También hubieron  malos días, los pueden encontrar mezclados aquí con el resto en estos años. 
Aún hoy abro aquel baúl donde guardo todos sus escritos y leo a la vez que acaricio sus frases, como queriendo atravesar el muro del tiempo que inexorablemente traerá el olvido. 
Todo termina un día, con la misma magia que comenzó una tarde tras un cristal, solo que al revés.  Ese día  no ocurrió nada extraordinario, tan solo que aquellos meses en que no veíamos se fueron agrandando, el reloj avanzó sin darnos cuenta y las hojas del calendario volaron con las mariposas. Uno de los encuentros nos miramos y ya no me vi en sus ojos, vi otros rostros, otros paisajes,  ni su piel olía ya a mi piel, eramos de repente unos extraños.
El amor es algo extraordinario, caprichoso, nos arrastra, nos eleva a la nube más alta, pero es exigente con los afortunados en sentirlo. Como un pajarito abandonado necesita de calor, de cuidado, de cercanía,  de entrega, de fantasía.
Pero a pesar del tiempo y de todo, es mi gran amor, lo sigue siendo, así que guarde todo, aquel cristal, ese reloj  y todas las hojas del calendario. Aquí viven y yo con él.

jueves, 22 de diciembre de 2016

En estos días.


Les deseo unas felices navidades a todos. Espero que el año que viene les traiga toda la dicha que merecen.

domingo, 18 de diciembre de 2016

Marchando una de mariposas.



Cual es ese amor que todos ansiamos,  recordamos   lloramos, soñamos . ....Unos  son breves ,  otros intensos , otros eternos y duraderos. Sin embargo por lo que leo, lo usual es que mientras alguno aun se lo está pensando, hay otro que sufre en la espera a que se decidan a amarle.
En realidad debe ser que hay tantos amores como cada uno de nosotros lo imaginamos, porque ese sentimiento es una creación libre,  no hay un esquema válido, ni una foto fija que diga.....este es amor del bueno y este otro del malo. Por lo tanto debe ser suerte que te toque el tuyo.
Desde solo un día a toda una vida, puede durar tu historia de amor, quizás la única historia que vivas y puedas recordar siempre. 
Que alguien se enamora de ti y encima te lo haga ver y sentir exactamente  como tu quieres, es creo dificilísimo. Es como esa coincidencia de dos astros en el cielo que se dan cada cientos de años.
El auténtico problema es que nos han convencido con aquello de "para toda la vida", "que me haga sentir mariposas". Sin embargo hay quien muere de improviso, quien se vuelve a enamorar, quien se aburre de darlo todo y para él  o ella nunca hubo mariposas, en fin  como iba a ser toda la vida si he muerto querida. Se que te he fallado pero el infarto fue de los gordos.
Amar es el quid, el resto es tener suerte. Mucha suerte. De que también  te amén,  que te cuiden, mientras cuidas y amas. Reciprocidad es el meollo. El amor no muere, el amor se apaga por cansancio, aburrimiento,  como cuando dos hablan en idiomas distintos. Te lo guardas en el bolsillo o en una copa del sujetador, a la espera de una mirada, de un detalle, de un perfume, de una respuesta educada, de.............ese instante mágico en que tu corazón se detiene un segundo y luego.........Quizás sientas mariposas por fin esta vez. Suerte.

martes, 6 de diciembre de 2016

Deseo, pasión, romance.

Recuerdo aquel silencio en el patio de  butacas, en la pantalla Jessica  Lange se recostaba en la mesa de la cocina y Jack Nicholson le hacía el amor. Al finalizar la escena todo el publico emitió un larguisimo suspiro, yo también. Seguidamente todos a la vez nos removidos en los asientos, incómodos ante la tensión que nos había aprisionado. Ese día tuve la imagen clara de lo que era la pasión, aplicada al sexo. Lo segundo que observe es que la mayoría de los espectadores de aquel día, conocíamos del sexo más la esfera romántica y hasta del deseo, que ese desarme visto en la escena.
Claro que entonces se había magnificado el amor romántico como antesala del sexo y mirado de reojo al deseo como asunto plebeyo. El deseo era como un atajo al sexo y eso era nada recomendable. Valiente sarta de manipulaciones.
Al final todos tuvimos nuestra ocasión de subirnos en aquella mesa y ponernos perdidos de harina. Perder los estribos si. Comenzar la casa por el tejado, también .  Pillar ese atajo del deseo tras una erupción  hormonal camino de tus labios. Salir del probador de aquellos grandes almacenes recomponiendonos  la ropa,  ante la mirada atónita  de dos señoras con sus ojos superabiertos.
Romance, pasión y deseo, tres paradas en esa línea de metro que conduce al amor, aunque nadie ha escrito que no puedas detenerte en una de ellas o pasar de largo, según el día.
Me gusta el romanticismo, es todo un arte, pero la sal de la vida es ver ese brillo, el deseo en los ojos de una mujer que parecen decirte, "desearía desnudarte y comerte a besos enterito". Eso y diez cosas más que solo ella sabe y no tiene inconveniente  en llevarlo a cabo una tras de otra.
La pasión?. Es salir a tronpicones del ascensor, e ir dejando prendas tiradas por doquier hasta la  misma alcoba sin acordarte de cerrar la puerta de tu casa.
Eso es lo que nos gustaría en realidad a casi todo el mundo y si es con la pareja de quien estas enamorado pues miel sobre hojuelas. En la receta de como hacer bien el amor lo romántico es un magnífico ingrediente, pero sin uno de los otros dos queda insípido y a la larga aburrido.
Bueno la verdad es que en estos momentos me dirijo a ese metro,  buscando en mis bolsillos unas moneda para el billete. Destino ya lo saben y pienso bajar en cada una de las tres paradas. Hasta la vista

lunes, 5 de diciembre de 2016

La palabra.






La palabra,
-esa hechicera-
me devuelve la forma de tu pecho,
la humedad de tu axila, la sedosa
caricia de tu vello.
La palabra se hace agua, se hace lágrima,
se hace calor, saliva, piel y beso.

Piedad Bonett.

El día que dejé de ser transparente.


Nos sentamos alrededor de la mesa conforme fuimos llegando al restaurante. La visión de la ciudad nos dejó a todos impresionados  por la belleza de fuera. Es curioso como la vida puede cambiar en sólo unos momentos. Se trataba de uno de estos encuentros prenavideños en que tras algunas palabritas del organizador intentaríamos pasar un buen rato. Lo primero que percibí de ella fue su perfume y ese roce que emiten las medias al cruzarse dos piernas de mujer. Lo siguiente fue un par de ojos y una sonrisa envuelta en unos labios perfectos. Sin embargo no eran estos dos detalles suyos los que cambió mi vida, fue su mirada.
¿Alguna vez se han sentido transparentes?, me refiero a que no le presten atención ya sea a su físico,  a su conversación, mucho menos a que usted inspire cualquier tipo de interés por falta de atractivo. Si, transparente. Más concretamente atractivo o deseado como hombre a los ojos de una mujer en concreto, imagino que al revés a las mujeres les pasará igual, reducir el planeta a la opinión de un solo ser y llegar a creerlo
Pues ella no miraba ni mis ojos, ni mi nariz, ni la corbata. Me miraba desde el fondo de aquellos dos ojazos, como hombre, en ese momento cambio mi vida, quiero decir esa sensación física y emocional que es volver a sentirte vivo.
El resto fue  curioso, mi amigo que estaba sentado al lado me recordó despues que ni puse atención al organizador, ni a nadie. Como si ella y yo, ambos, nos hubiéramos ausentados. 
Pero no, estábamos allí y hablamos sin parar, de todo, con lo que me encanta hablar y no les digo  a ella, de todos los temas en que curiosamente coincidimos. Nos miramos sin descanso, dando un repaso  minucioso a todo lo visible de nosotros dos. Yo recoloqué mi  chaqueta,  ella se desabrochó un botón de su camisa, llene su copa varias veces y ella la mía, nos rozamos la punta de los dedos al recoger una servilleta que oportunamente  quiso caer e inclinados  bajo la mesa dimos una carcajada ante lo evidente para el ciento de personas que allí estaban. 
No miento si les digo que hacían muchos años que no me miraba así una mujer. Con interés. Cada aspecto mío que le agradaba fue premiado con una sonrisa de sus ojos. Es curioso, no hace falta que te echen un piropo ni cumplido, basta con ese tipo de mirada, lo mismo que no es preciso decir "te quiero" cuando se demuestra a diario. Pasa que en mi vida hace años que carecía  de ambas cosas. Y si creen que la historia termina en la cama de una casa u hotel, se equivocan. Quizás otro día, quizás con otra persona. Lo que si es cierto es que será con otro yo. 
Nos despedimos allí en el restaurante.  Un par de besos muy lentos, a pocos centímetros, un irse sobre sus tacones con la seguridad que la estaba mirando y pensando que yo la deseaba y en ese último instante antes de salir, volverse, pararse sobre sus piernas enfundadas en aquellas medias negras , adelantar sus caderas y decir "yo también" con sus ojos, sólo para mí. 
Ha sido mi regalo de Navidad. La vida se abre de par en par, mañana no será igual, porque ya hoy soy distinto. Me vi en su rostro y estos años de no ser nadie terminaron . Qué maravilloso llega a ser el poder de la seducción  en el instante justo, hacerte sentir distinto, ¿otra persona? no, eres tú mismo, el de siempre, pero te ve otra persona. 
No he contado nada de su pelo, ni de su vestido, ni de su figura. Ella si supo leer mi opinión,  lo respiró  desde mis palabras, lo tradujo cuando acerque mi silla un poco más, por el inquieto trabajo de sujetar mis ojos deseando resbalar desde su cuello. Si volviera a verla, cosa que no me extraña, lo notarán en mi escritura. 

jueves, 1 de diciembre de 2016

Días de otoño.

Incluso las hojas que caen de los árboles, alfombran y embellecen las aceras. Ayer verdes en la primavera,  luego doradas, antes que ya ocres se desprendan de la rama donde crecieron.  Pero como los recuerdos que un día fueron realidad y ahora son sueños o evocaciones, hoy nos devuelven aquellos momentos de felicidad. Cada hoja es a la vez verano y primavera, es compañera del fruto que nos endulzó la boca y su sola evocación da sentido a lo vivido.
Como el amor. Nunca termina, ni se apaga. El amor cuando nace dentro de nosotros, nos acompaña para siempre. El amor como la hoja o el fruto tiene su otoño, pero sigue siendo real, sigue trayéndonos su aroma, el brillo de sus ojos y la suavidad  de su piel. En un instante podemos recordar hasta el  más mínimo detalle de aquella noche de amor a su lado. Esos recuerdos como esas hojas embellecen ahora nuestro camino. .
El otoño es una bella estación y amar es lo más cerca del cielo que se puede estar aquí en la tierra. 

miércoles, 30 de noviembre de 2016

El sol...








El sol se había caído
con las alas rotas
sobre un Poniente.
Tus ojos se llenaron de crepúsculos pálidos.

Vino el vacío eterno de tu presencia
y todas mis horas se llenaron
de distancias.

Tus lágrimas se deslizan
por la pendiente de un recuerdo.
El rosario de tus besos
de tus huellas
aguarda tus pasos.
Vuelve.
Acaso en tu ventana
un verso mío se desangra.


Norah Lange.






Poema






La emoción tira de nuestras almas.
El corazón se nos abre
para amar mejor.
Sentimos todo el cielo
latiendo en nuestras manos.
Una llovizna de recuerdo
humedece mi alma.
¡Es tan dulce
sentirse morir por dentro
poco a poco.


Norah Lange.

martes, 29 de noviembre de 2016

Pedaleando.

Montar en bicicleta después de tantos años, recuperar caminos, el tiempo, paisajes .  Sentir esas piernas agarrotadas por la falta de este ejercicio, pero volver a disfrutar esos pequeños placeres de llegar a sitios vedados  al automóvil. Antes fue andar, si, andar cada mañana varios kilómetros, sentirte agotado y cada día medir unos metros más, venciéndote a ti mismo.
Pero montar en bici es un plus de libertad, puedes tirar atajos por aceras, te detienes donde te apetece, no necesitas aparcar. Saludo  cada mañana a gente nueva en mi paseo,  intercambio sonrisas cómplices, algún que otro café y más tarde contamos nuestras anécdotas en cualquiler descanso  . Cada día conozco más gente feliz por volver a encontrarse a si misma. Ese  "mi mismo" que vamos dejando troceado en mil sitios aqui o allá  y que ahora voy recuperando en todos esos rinconcillos de la memoria. 

domingo, 27 de noviembre de 2016

Ausencias.

Se me desordena el alma lejos de tu mirada, trazo círculos  por la arena de una interminable playa, ir y venir cada mañana sabiéndote  lejos de aquí y de mí . Ayer guarde mis manos que tanto te gustaban en mi mesilla, también  los besos, las caricias. No tiene sentido guardar cosas que solo duelen al recordar.
Desde ayer me acompaña un perro tan perdido como yo, me espera al bajar cada mañana, corretea persiguiendo sus propios fantasmas y de vez en cuando vuelve y deja en mis pies lo primero que encuentra, creo que es su manera de decirme que quiere jugar. Cada día más o menos  a la misma hora nos despedimos ambos  en el mismo lugar. Pienso que ni el ni yo queremos prolongar estos ratos, en  sus ojillos veo una tarde de verano y un adiós sin despedida. Nos entendemos bien por eso. 

miércoles, 16 de noviembre de 2016

La luna.









La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.

Jaime Sabines

Cruzar la calle.


En marcha de nuevo, pisar las calles, desplegar en cualquier esquina un gran mapa de sueños y deseos atrasados, lo mismo que esa pareja de turistas extraviados, que se sumergen en el laberinto de calles dibujadas en su papel. ¿Cuanto  hará  que no paso por aquí ? recuerdo que esto era una joyería, ahora es una tienda de complementos, una más con los mismos bolsos y pañuelos. Cambia la ciudad más rápida que nosotros en darnos cuenta. Cinco años que quitaron aquella joyería,  me aclara una señora con carrito de compra al lado. Ha visto mi cara y acude en mi ayuda. Le doy las gracias y sigo mirando de un lado a otro. El sol le da un brillo dorado a esta mañana de otoño y caigo en la cuenta de la cantidad de tiempo que no paseaba sin lugar donde ir.
Ese es el tema, no tener ni destino ni horario y un regusto agradable recorre mi espalda. Ser dueño de tu tiempo. Recuerdo ahora mismo el sueño de esta noche ,  nítidamente,  sin esfuerzo alguno. Curioso, volver a soñar. Suena mi teléfono móvil y una voz amiga de mujer comienza a hablarme, la oigo y pienso en ella, me gustaría tomar un café con ella. La interrumpo su interrogatorio sobre donde he estado hibernando.  Oye, perdona ¿te parece que sigamos hablando tu y yo ahora mismo en donde quieras?. Si, un café ,  bueno un té, tengo ganas de verte, que ya te podría haber invitado antes, lo sé . Te dejo que me riñas, pero tengo ganas de verte. ¿Dónde ? , si, diez minutos.
Miro  la minúscula foto del perfil, debe ser su hija la que esta con ella, es guapa, se parece a ella, ni pizca del padre, por  cierto un capullo,  hizo bien en mandarlo al carajo. No ha perdido aquella sonrisa tan bonita, pienso agrandando la foto. 
Es bonita la mañana, me gusta el tono dorado que se refleja en los escaparates. Espero que el semáforo permita que pase y la veo allá enfrente, agita su mano y despliega aquella sonrisa tan  bonita. Disfruto estos segundos antes de cruzar, sabiendo que me espera un abrazo y dos besos. Ahora mismo me doy cuenta de que hace mucho tiempo que desaparecieron los besos y las sonrisas en mis días. Pero, estoy a solo cinco metros que mi vida cambie. Sólo cruzar.

sábado, 12 de noviembre de 2016

En silencio.

Desnudos bajo la lluvia tibia de la ducha, recorrimos nuestros cuerpos intentando fingir que nos enjabonabamos. Sin hablar una palabra en meses, sin siquiera mirarnos, solo acariciándonos con frenesí .  Recorriendo  cada centímetro de la piel, recordando cada hueco, cada rizo de pelo. Unimos nuestras bocas con todo el deseo que teníamos aprisionado  el silencio de mil enfados.
Hablar? Todo lo dijimos mirándonos a los ojos, quien de los dos sería  el primero en decir "lo siento"  a quién  le importaba ahora detalles tontos.
Te lleve en brazos, mojada por dentro y fuera, devoré  la espuma que coronaba tus senos y nos hicimos el amor como siempre lo hicimos, con furia, con pasión,  con deseo, con amor.......
A horcajadas luego sobre mí, fuiste regando mi pecho con besos pequeñitos, ha sido siempre tu manera de hablar bajito.

Siempre.





No te enamores de mí, porque te haré sufrir. Me susurró bajo un naranjo una mañana de abril. No dijo que me enseñaría a amar. Puede que lo aprendiéramos juntos. Pero así sucedió en verdad. 

Cama vacía.












Mis ojos entrecerrados
El cuerpo dormita
En la calle es madrugada
Cae el último velo de la noche
Aún huelo tu cuerpo
En mi piel
En mis sueños
En mi almohada.
Deslizo mi mano
Queriendo atrapar
Entre mis dedos
Aquel último instante
De amor.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Un deseo.



Romper el silencio,
descubrirme al descubrirte,
dejar la incertidumbre, la duda atrás,
convertir la abstracción en dicha
y saberte, saberte de verdad.
Despejar la incógnita, la intuición trivial,
desnudar esta niebla oscura y densa
que sigilosa nos envuelve
y hace callar este tiempo banal
que se abre ante nuestros pasos,
perdido entre los albores
de una noche sin amanecer
o de un día sin anochecer.

Romper el silencio,
descubrirme al descubrirte,
dejar esta languidez,
reencontrarte bajo mi piel.
Juana Navarro . 

Los extraños que conocemos.



Nunca nos conocimos en esta vida
No nos presentaron hasta donde puedo recordar
Pero algo en tus ojos
Tu ímpetu, tu intensidad me dijo
Que nos conocíamos desde hace mucho tiempo.
¿Quién eres, extraño?
¿Por qué te recuerdo
aún hoy que cinco días han pasado?
¿Por qué me sentí tan sola y abandonada
cuando te perdí en la multitud?
Me miraste como si me conocieras
Con el interés de un amigo que no veo años
Con sorpresa y admiración, o
¿Acaso estoy delirando otra vez?
Y sin embargo, ¿cómo puedo sentir tan fuerte
por alguien
a quien nunca conocí
o amé antes?
Debimos habernos conocido,
Debimos habernos tenido alguna vez
en vidas que no podemos recordar.

GammaSi Jee.


sábado, 11 de junio de 2016

Déjame decirte







 


Déjame decirte lo que ayer no supe.
Deja que llene,
para siempre,
mi carne de calma.
Déjame contarte
por qué no pude darles
más que espadas a tus labios
y abrojos a tus manos.
Déjame que llore hoy la dicha perdida,
déjame pasar cuentas con este torpe ser
que habita en mí a escondidas.
Si no te di lo que esperabas,
si no busqué dentro de mí,
fue por temor a que,
detrás de espadas y abrojos,
creciera fuerte
una flor con tu nombre.
 
Ester Vallbona

Esbozo






Tus labios inquietos
por mi cuerpo
encendían astros...
en el cuerpo del bosque
las luciérnagas
de vez en cuando
insinuaban
fosforescentes caricias...
y el cuerpo del silencio palpitaba
se agitaba
con los cascabeles
del cri-cri basculante
de los grillos que imitaban
la música de tu boca...
y en el cuerpo de la noche
las estrellas cantaban
con la voz trémula y resplandeciente
de tus besos...


Gilka Machado

domingo, 15 de mayo de 2016

Solo para ti.


Mi queridisima mujer
Te envío  esta nota con el  chico de la barca correo, me ha jurado que la tendrás antes que el paquebote zarpe definitivamente. 
Te has dejado con las prisas algunas cosas, el ramo de rosas frescas que ahora pondré  en la ventana, creo que incluso puedes verlas, también  he encendido la lámpara. Lamento mucho el último  enfado y nos hemos perdido nuestros besos, tampoco pude decirte te quiero, ya se que lo sabes, pero se me han quedado  dentro.
Ya he guardado tus cosas y espero que estos meses que han de pasar hasta que vuelvas, pasen lo mas pronto posible. 
Agita tu sombrero que desde aquí  con mis anteojos puedo verte, no cojas frío y sonríe siempre que eso quita arrugas. 
Termino  que el chico ya mete prisa.
Te quiero, mejor te amo, no me olvides.


martes, 10 de mayo de 2016

Es chica.


¿Fue premonitorio? no lo se. Hace pocos meses cambié de barco, entre unas cosas y otras han pasado unos meses y el otro día salimos los dos a conocernos. Deben ser los dioses que disponen las cosas a su manera. El caso es que me dije de esta no pasa y salte al interior, saque las llaves y arranque el motor, costó un poco pero tras varias toses se puso en marcha,  llamé a puerto para avisar de mi salida, repase todos los elementos de seguridad y solté las amarras. 
Ya en la primera maniobra de salir de popa me di cuenta que mi velero es chica. Es una tontería mía, yo le asigno lo de chico-chica a muchas cosas. Otro diría que este tiene una pala de timón mas larga y no necesita tanta maniobra, solo un toque o mas suave. De acuerdo....chica y yo me entiendo. Saludé a dos patrones que gritaron a coro.......Vaya por fin....La tarde fabulosa, un poniente suave, una mar en calma y una luz dorada como la melena de una diosa. Nada mas salir de puerto icé la mayor y apague el motor. 
Hinchar el pecho y respirar, este velero es mas ancho de popa y su gran quilla le dotan de mayor estabilidad, fui poco a poco buscando la escora en la que este barco va redondo y de forma suave me la indicó al instante. ¿Lo ves? me dije es chica. Sonreí pensando en el dueño que bautizo el barco con una palabra en swahili, seguro que pensó era un nombre, en realidad se traduce por "chapuza". Mentira dije a mi chica, no tienes nada de chapuza. 
Alguna vez les ha sucedido el sentarse al lado de alguien y comenzar a charlar como si se conocieran de siempre, sin presentaciones, ya se en un bar, en la facultad, en la parada del bus, da igual, terminas cambiando números de teléfonos y así los próximos veinte años. Pues eso.
¿Donde vamos dijo ella?
Ah no sé me da igual, no tengo ganas de decidir
Pues para algún lado tendremos que poner rumbo.
¿Cuanto tiempo?
Joder tu siempre preguntas tanto
Cosas esenciales, ¿Oye tu tienes titulo de patrón y esas cosas?
Siiiii
Vale, pero mira sin ser pesada podrías largar un poco de mayor, llevo casi dos años sin navegar y me vendría bien un poco de holgura. Digo yo que si te abres un poco vamos mas tranquilos. 
Le hice caso, yo había salido para ganar silencio, dentro y fuera. Respirar ese mar, llenarme de luz y navegar por estas aguas que tenía abandonadas. 
Tras dos horas viré en redondo, habíamos rodeado la piedra de ese rumbo del 270 grados e incluso quizás una milla mas, donde las olas oceánicas anchas y suaves te acunan, desde allí fui recogiendo decenas de vivencias de hace años, de charlas con mi amigo Abercrombie, de Irina que desapareció como llegó en el misterio mas absoluto.
Mi chica puso rumbo a puerto y en un plis plas entrabamos en él, casi cuatro horas fuera y se nos ha ido en un momento. Una vez con todas sus amarras puestas le día un baño de agua, quitando esto de aquí , esa manchita de allá.
Antes de irme, volví la cara y le dije,
-Oye estaba pensando en adoptar un perro.
-Te vendría bien, te conviene hablar con alguien, cuando no este yo.
Es chica, chica, joderrrrr lo sabía.
-Y que pasa, te molesta?.
Eres chica,me alegro.
Y si no te gusta, es lo que hay, largo.

lunes, 9 de mayo de 2016

En tu mirada.








Y se inunda de paz el alma y nace
cómo una flor callada, la alegría
de saberse mirado en tu mirada.

Jacobo Cortines

domingo, 8 de mayo de 2016

Tan lejos y en la mano.



Delicada, prudente, generosa,
su palabra es sencilla, amortiguada
por una levedad que le conduce
donde apenas sus pasos seguir puedes.
No siempre fue feliz, pero su vida
conoce la fragancia de los nardos,
el tacto de la seda, el terciopelo,
y la secreta luz de las sombras.
Un gesto de tristeza le acompaña
mezclado extrañamente a su sonrisa
que muere tan fugaz como se esboza.
Y te miran sus ojos fugazmente,
y el corazón rendido asi se dice,
amor mío, tan lejos y en la mano


Jacobo Cortines.

miércoles, 20 de abril de 2016

Alma de barco.






Ni durmiendo borro penas
ni comiendo quedo harto
que tengo alma de barco
al que le faltan las velas
y nunca de puerto salgo.


José Giorgio Soto. "José de la Tomasa"

martes, 12 de abril de 2016

Beso



¡Qué sola estabas por dentro!

Cuando me asomé a tus labios
un rojo túnel de sangre,
oscuro y triste, se hundía
hasta el final de tu alma.

Cuando penetró mi beso,
su calor y su luz daban
temblores y sobresaltos
a tu carne sorprendida.

Desde entonces los caminos
que conducen a tu alma
no quieres que estén desiertos.

¡Cuántas flechas, peces, pájaros,
cuántas caricias y besos!

Manuel Altolaguirre

Os dije



Os dije
que he escuchado a los mares
leerme sus poemas,
que he escuchado a la campana
que dormita en las conchas.
Os dije
que he cantado en la boda del diablo,
en el banquete de la fantasía.
Os dije
que he visto en la lluvia de la historia,
en la distancia encendida,
un hada y una casa.

Como navego dentro de mis ojos,
os dije que lo había visto todo
desde el primer paso
por la distancia.

Adonis

sábado, 26 de marzo de 2016

Semana Santa.


La noche avanza, un frio viene desde la callejuela que desemboca en la plaza  que nos hace encogernos bajo los naranjos, avanzan lentamente las filas de nazarenos blancos con los cirios en alto. Siento en mi interior sus palabras cuando de niño me trajo a esta misma plaza, a este mismo lugar y bajo este mismo árbol. De la misma manera que mucho antes cuando él fue niño otro hombre le contaba la misma historia. Cuanto costaba aquel caramelo, qué fuente tiene el agua mas cristalina, de cómo florecen los naranjos en el primer calor, de que en San Jose eclosionan miles de huevesillos de gusanos de seda.
Transmito a mi vez todas aquellas cosas y les añado las mías propias, porque cada historia como le ocurre a las casas viejas de vez en cuando  deben  repintar sus fachadas, aunque en su interior permanezcan  intactas sus esencias. En eso consiste el vivir.   También el pervivir, lo hacemos en los recuerdos.
Esta noche casi he podido oler su colonia, en aquel entonces los hombres elegian entre tres colonias que invariablemente aparecian en dias señalados. Incluso tampoco habia mucho donde elegir en cuanto a la ropa. Mi madre con gran esfuerzo le compro un gabán, ya que salía a trabajar de madrugada, asi ahorraba el autobus. Dentro de aquel gabán terminabamos rendidos sin ver toda la cofradía. 
De vuelta a casa teniamos el gran premio, chocolate con churros. Era una epoca donde cualquier cosa suponía una novedad fantastica, quizas por eso eramos felices y puedo recordarlo. Nos pasara a nosotros lo mismo? seremos recordados?. 



martes, 8 de marzo de 2016

Rouge.


Por favor hazlo lentamente, tarda todo el tiempo del mundo es lo único que te pido, dijo ella con la cabeza hacia atrás, su pelo colgando y sus labios entreabiertos. Ni aún así dejo su copa de champán mientras que con la otra mano tiraba de mi hacia su boca. Lentamente por favor y su lengua se hundió en mi boca.
La noche duró varias noches en una sola. Todo sucedió con  lentitud como ella quiso. En silencio vimos llegar el amanecer cogidos de la mano, sin mirarnos.
¿Cuanto hace que no hacías el amor pregunto ella?, en realidad poco respondí. 
Perdón debería haberte preguntado entonces que desde cuando no tenias sexo. Fruncí un poco el ceño y sonreí. No sabria decirte los años, si te refieres a lo de esta noche.
Pues no deberías tardar tanto, se pierde practica, aunque tu tienes imaginación, eso es bueno para una chica. 
Imaginación....si, para imaginación diría que todo esto desde ayer tarde, eso si que es imaginar. Te volveré a ver?
Quien sabe, por lo pronto ya se tu nombre y donde encontrarte, porqué no dejas volar tu imaginación......y me dio la espalda pegándose a mi pecho, pero antes asió mi brazo colocándolo en su cintura.



martes, 23 de febrero de 2016

Lugares mágicos.


Existen lugares mágicos o especiales si no lo cree, igualmente pasa con las personas, las hay especiales también. Tienen un magnetismo. Basta solo con pasear por ellos o con ellas y algo sucede en tu interior,sientes una serie de movimientos imperceptibles,de`pequeñas corrientes nerviosas, todas agradables.Sin darte cuenta afloran mil cosas a tu mente; recuerdos, canciones, sucesos graciosos. Te inunda una sensación de paz,de ganas de hacer esto o aquello, pero aun ritmo lento y pausado. Las horas del día transcurren con parsimonia y contemplas como se mueve aquella rama del árbol o el vuelo de un insecto. Son cosas intranscendentes hasta ayer pero que en este momento parecen extraordinarias.
Ya sean personas o lugares tienen la virtud de atraerte,casi sin haberlo pensando diriges tus pasos a su encuentro,marcas su teléfono casi por casualidad, sales con tu automovil ese sábado aburrido como el anterior pero el camino termina allí-
¿Son casualidades? me pregunto mientras  observo de nuevo la imagen de la casa en el centro del lago. El caso es que nunca estuve alli. aunque si en sus alrededores, sin embargo esa imagen es tan poderosa que la mantengo como fondo de mi escritorio.   Reune en ella una serie de recuerdos bellísimos, si tuviera que hablar del  amor autentico tendría que hablar de este lugar, lo mismo que si me preguntaran por locuras o ese momento en que sientes como el suelo tirita bajo tus pies.
Estoy convencido que  su magia reside en sacar lo mejor de ti, el recordarte tu camino de nuevo, tus ideales e ilusiones y aunque muchas cosas ya sean inalcanzables, tienen el poder de sugerirte nuevos caminos, nuevos senderos, nuevas lineas sobre el papel donde puedas dejar escrita todas esas palabras que aun poseías y creíste olvidadas.
Se vuelve por ello a reencontralas y encontrarte de nuevo. 

miércoles, 3 de febrero de 2016

Luz de un faro viejo.




Volvería a amarte de brazos abiertos
como se ama de noche los ojos del cielo,
de fuego incendiando tu líquida sombra.
Hasta el fondo de los años volvería a amarte
donde mi cuerpo aún guarda la ficción de tus besos,
la caricia inalterable de nuestras ausencias,
el amor copulando en el horizonte de la memoria. 

Lina Zerón.

lunes, 1 de febrero de 2016

Tardes sin horas


Te observaba cómo dormías
tras hacer el amor, en esas tardes sin horas.
Te  arropabas con cada caricia lenta de mis manos, 
con cada palabra,
con aquel mirarnos a los ojos fijamente
al llegar juntos
al  instante
en que el mundo se desvanece
y eramos tu
y yo
los unicos seres de este planeta.



lunes, 25 de enero de 2016

Déjame mirarte.


Debe ser que la musa se ha trasladado de barrio, porque no se me ocurre nada de hace ya un largo tiempo. Se ha instalado un agradable silencio en mi cuarto y como el  año está loco en lo de las estaciones, mas de una mañana se cuela el sol, hasta la tercera baldosa como si estuviesemos en  primavera. Hasta en ese rincon antes oscuro  llega la luz y en la percha donde antes se colgaban la tristeza y la melancolía, hoy la habitan alegres prendas.
Suceden los días con una dulce indolencia y si entorno los ojos al mirar hacia  la terraza alli estas tu, seductora, incitante jugueteando con el trasluz del camisón. Me haces recordar otra terraza de Cadiz hace años, a los pies de la cama todo el azul del mar y sobre ella nosotros, apurando noches y días con dos copas de brandy como unico sustento.
¿Que te gustaria hacer conmigo preguntas?,bueno por un lado darle al replay de cientos de días o noches contigo. Un paseo larguísimo por ese paseo junto al mar,aquella noche separados en medio la Alhambra o aquella vez............o este momento mirándote ahí como agitas el mantón y las caderas. De todas las cosas que me gustaria quiero esta, la de este momento y mañana será la de mañana, pero eso queda  lejos. Déjame mirarte y luego ya hablaremos.

Carnaval Cadiz 2016


sábado, 16 de enero de 2016

Cartas desde mi balcón 19.


 Casi a la misma vez que la  uva numero 12 bajaba por  mi garganta supe que este año no iba a comenzar igual. Supe que jamas hablare bien el inglés, tampoco perderé esos ultimos siete kilos que nunca me abandonan al final de la dieta, porque sencillamente no haré mas dietas,  cambiare de costumbres y listo.
Les aburriria si les escribo la lista de lo que no pienso hacer o seguir haciendo,por ejemplo  cabrearme tanto por mil cosas  que no tienen remedio, aguantar memeces o hacer el paripé de que ocurren cosas trascendentes,cuandoen realidad no me sucede  nada extraordinario.
Por ello agarré el  movil y me puse a escribirle.........mira nena es el primer minuto de este año 2016,  no se si sera el ultimo o habrá otro mas, minuto,  hora dia o año,me da lo mismo, no voy a tirar ni uno a  la papelera asi que aclarate conmigo y contigo. Esto de las costumbres idiotas, de repetir esos culebrones, de  enfados, silencios, llamadas, sonrisas, tomar un cafe, tomar una copa, hacer el amor, quedar mañana,no quedar pasado y recomenzar con lo  del enfado.......al carajo. Me gusta, perdon, necesito ese café contigo y ese hacer el amor contigo como necesito respirar,  pero  el resto no lo necesitamos ni tu ni yo,  quedara muy bien en una telenovela en plena siesta,pero no en nuestra realidad.
Te mando un listado del resto  de  cosas absurdas que repetimos desde hace ya veinte años, manos a la obra, si,no estoy loco. Es que me he dado cuenta que el minutero de mi  reloj corre como loco y que a la vez he recordado la cantidad de cosas que me quedan por vivir a  tu lado.Asi que te propongo un trato, si  toca  cabrearse lo haremos a la vez y con los  mismos,asi estaremos de acuerdo, pero cuando estemos juntos desconectamos del resto.
Se deslizan mis dedos apretando teclas mientras miro esa foto tumbada boca arriba,no te contaré lo que pasa por mi mente porque a la autora del Señor Grey se le caeria la baba, no te dare pistas, pero si que antes te comere a besos, de esos besos intemporales,una especie de poema mágico escrito en braille con mis dedos en tu piel o con la lengua.
Estas guapisima ahi tumbada sonriendo,con esa cara que poneis las mujeres cuando nos mirais y decis para adentro.........ya está mi hombre con sus  tonterias serias.....que se le estará ocurriendo ahora. Resumiendo estaba con la uva y pense que te queria.

martes, 12 de enero de 2016

Tweed.

Áspero, cálido y resistente, tres términos que definen al Tweed, el tejido de los trajes que indefectiblemente vestían aquellos señores ingleses de mis novelas. Me atraían aquellos señores tan seguros en sus opiniones, tan impasibles, moviéndose como  a  cámara lenta por entre los párrafos de las novelas. Después caí en la cuenta que en todos coincidía una determinada edad y supe que en la vida, persona y personaje van entretejiéndose con los años.
Llega una edad en que no necesitas tu curriculum vitae para nada, primero porque ya has escrito de sobra tus méritos académicos y profesionales que definen toda tu trayectoria personal y segundo porque a partir de ese momento dejas libre a tu persona real.
Si, esa persona con todas sus virtudes fallos y defectos, con tus opiniones mas o  menos extrañas, estrambóticas y minoritarias. Te permites también esas licencias, incorrecciones,  pillerías,  miradas, incluso el piropear la belleza de una mujer abiertamente sin otro objetivo que ese, el  alabar la belleza. Pero todo  ello envuelto como en ese traje de tweed de elegancia y educación.
La edad confiere inestimables beneficios y ventajas. Áspero a la falta de tacto, la violencia gratuita, la chabacanería, al desdén, al abandono sin motivo, al engaño y la mentira disfrazada de silencio. Pero de una calidez extrema con la amistad, con el cariño y el amor. Resistente al olvido, a dar la cara siempre por esa persona que ocupa un lugar privilegiado en tu vida, aunque te cueste tu imagen.
El traje de tweed tiene su momento. Un día dejas de ser el Robert Redford en la escena, pero  la novela de tu vida toma un desvío rumbo quizás a; Aberdeen donde A.J. Cronin puso vida a aquellos médicos y enfermeras en "La Ciudadela",  a los verdes y amarillos de la  Toscana o quien sabe si a un tranvía de Praga o Lisboa.
Das un sorbo a tu taza de café sin desviar los ojos del libro,  oyes las prisas de esa parejita por subir a su habitación del hotel y recuerdas tu miedo.....y sonries .....porque lo maravilloso de cualquier novela radica en la imaginación del autor.
Miro mi reloj, ya ha transcurrido tiempo suficiente, Le indico al camarero que suba dos copas a mi habitación, siempre hay que dejar espacio a una dama.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...