A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

martes, 23 de febrero de 2016

Lugares mágicos.


Existen lugares mágicos o especiales si no lo cree, igualmente pasa con las personas, las hay especiales también. Tienen un magnetismo. Basta solo con pasear por ellos o con ellas y algo sucede en tu interior,sientes una serie de movimientos imperceptibles,de`pequeñas corrientes nerviosas, todas agradables.Sin darte cuenta afloran mil cosas a tu mente; recuerdos, canciones, sucesos graciosos. Te inunda una sensación de paz,de ganas de hacer esto o aquello, pero aun ritmo lento y pausado. Las horas del día transcurren con parsimonia y contemplas como se mueve aquella rama del árbol o el vuelo de un insecto. Son cosas intranscendentes hasta ayer pero que en este momento parecen extraordinarias.
Ya sean personas o lugares tienen la virtud de atraerte,casi sin haberlo pensando diriges tus pasos a su encuentro,marcas su teléfono casi por casualidad, sales con tu automovil ese sábado aburrido como el anterior pero el camino termina allí-
¿Son casualidades? me pregunto mientras  observo de nuevo la imagen de la casa en el centro del lago. El caso es que nunca estuve alli. aunque si en sus alrededores, sin embargo esa imagen es tan poderosa que la mantengo como fondo de mi escritorio.   Reune en ella una serie de recuerdos bellísimos, si tuviera que hablar del  amor autentico tendría que hablar de este lugar, lo mismo que si me preguntaran por locuras o ese momento en que sientes como el suelo tirita bajo tus pies.
Estoy convencido que  su magia reside en sacar lo mejor de ti, el recordarte tu camino de nuevo, tus ideales e ilusiones y aunque muchas cosas ya sean inalcanzables, tienen el poder de sugerirte nuevos caminos, nuevos senderos, nuevas lineas sobre el papel donde puedas dejar escrita todas esas palabras que aun poseías y creíste olvidadas.
Se vuelve por ello a reencontralas y encontrarte de nuevo. 

miércoles, 3 de febrero de 2016

Luz de un faro viejo.




Volvería a amarte de brazos abiertos
como se ama de noche los ojos del cielo,
de fuego incendiando tu líquida sombra.
Hasta el fondo de los años volvería a amarte
donde mi cuerpo aún guarda la ficción de tus besos,
la caricia inalterable de nuestras ausencias,
el amor copulando en el horizonte de la memoria. 

Lina Zerón.

lunes, 1 de febrero de 2016

Tardes sin horas


Te observaba cómo dormías
tras hacer el amor, en esas tardes sin horas.
Te  arropabas con cada caricia lenta de mis manos, 
con cada palabra,
con aquel mirarnos a los ojos fijamente
al llegar juntos
al  instante
en que el mundo se desvanece
y eramos tu
y yo
los unicos seres de este planeta.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...