A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

domingo, 15 de mayo de 2016

Solo para ti.


Mi queridisima mujer
Te envío  esta nota con el  chico de la barca correo, me ha jurado que la tendrás antes que el paquebote zarpe definitivamente. 
Te has dejado con las prisas algunas cosas, el ramo de rosas frescas que ahora pondré  en la ventana, creo que incluso puedes verlas, también  he encendido la lámpara. Lamento mucho el último  enfado y nos hemos perdido nuestros besos, tampoco pude decirte te quiero, ya se que lo sabes, pero se me han quedado  dentro.
Ya he guardado tus cosas y espero que estos meses que han de pasar hasta que vuelvas, pasen lo mas pronto posible. 
Agita tu sombrero que desde aquí  con mis anteojos puedo verte, no cojas frío y sonríe siempre que eso quita arrugas. 
Termino  que el chico ya mete prisa.
Te quiero, mejor te amo, no me olvides.


3 comentarios:

Mara dijo...

Me gusta la carta, pero me hace querer continuar conociendo la historia.
¿A dónde se va la queridísima mujer por varios meses?
¿Por qué no le ha dicho antes el protagonista o la protagonista que la quería?

¿Una carta sugerida por un cuadro o un cuadro que ilustra una carta?

De cualquier modo me gusta su urgencia, su frescura. Parece realmente escrita en ese momento de urgencia, de necesidad vital de comunicación.

Gracias por compartirla.

Capitán Smith. dijo...

Pues he querido narrar esos enfados en las despedidas, propios de enamorados que ya sufren la distancia antes de haberse ido. Siempre hay uno que lo siente mucho antes, quizás desde el mismo momento de "no decir" ese te quiero o negar ese beso. Son los que mas duelen los que no se dan.

Rive Gauche dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con su respuesta capitán Smith pero no olvide que la vida es larga y probablemente se puede cruzar otra vez en su camino. Habrá alguna ocasión para mirarse los ojos y para ver esos besos que se perdieron

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...