A bordo.

Todo lo que usted puede leer es fruto de la imaginación , mía y de muchas personas qúé un dia me contaron.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

El sol...








El sol se había caído
con las alas rotas
sobre un Poniente.
Tus ojos se llenaron de crepúsculos pálidos.

Vino el vacío eterno de tu presencia
y todas mis horas se llenaron
de distancias.

Tus lágrimas se deslizan
por la pendiente de un recuerdo.
El rosario de tus besos
de tus huellas
aguarda tus pasos.
Vuelve.
Acaso en tu ventana
un verso mío se desangra.


Norah Lange.






Poema






La emoción tira de nuestras almas.
El corazón se nos abre
para amar mejor.
Sentimos todo el cielo
latiendo en nuestras manos.
Una llovizna de recuerdo
humedece mi alma.
¡Es tan dulce
sentirse morir por dentro
poco a poco.


Norah Lange.

martes, 29 de noviembre de 2016

Pedaleando.

Montar en bicicleta después de tantos años, recuperar caminos, el tiempo, paisajes .  Sentir esas piernas agarrotadas por la falta de este ejercicio, pero volver a disfrutar esos pequeños placeres de llegar a sitios vedados  al automóvil. Antes fue andar, si, andar cada mañana varios kilómetros, sentirte agotado y cada día medir unos metros más, venciéndote a ti mismo.
Pero montar en bici es un plus de libertad, puedes tirar atajos por aceras, te detienes donde te apetece, no necesitas aparcar. Saludo  cada mañana a gente nueva en mi paseo,  intercambio sonrisas cómplices, algún que otro café y más tarde contamos nuestras anécdotas en cualquiler descanso  . Cada día conozco más gente feliz por volver a encontrarse a si misma. Ese  "mi mismo" que vamos dejando troceado en mil sitios aqui o allá  y que ahora voy recuperando en todos esos rinconcillos de la memoria. 

domingo, 27 de noviembre de 2016

Ausencias.

Se me desordena el alma lejos de tu mirada, trazo círculos  por la arena de una interminable playa, ir y venir cada mañana sabiéndote  lejos de aquí y de mí . Ayer guarde mis manos que tanto te gustaban en mi mesilla, también  los besos, las caricias. No tiene sentido guardar cosas que solo duelen al recordar.
Desde ayer me acompaña un perro tan perdido como yo, me espera al bajar cada mañana, corretea persiguiendo sus propios fantasmas y de vez en cuando vuelve y deja en mis pies lo primero que encuentra, creo que es su manera de decirme que quiere jugar. Cada día más o menos  a la misma hora nos despedimos ambos  en el mismo lugar. Pienso que ni el ni yo queremos prolongar estos ratos, en  sus ojillos veo una tarde de verano y un adiós sin despedida. Nos entendemos bien por eso. 

miércoles, 16 de noviembre de 2016

La luna.









La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.

Jaime Sabines

Cruzar la calle.


En marcha de nuevo, pisar las calles, desplegar en cualquier esquina un gran mapa de sueños y deseos atrasados, lo mismo que esa pareja de turistas extraviados, que se sumergen en el laberinto de calles dibujadas en su papel. ¿Cuanto  hará  que no paso por aquí ? recuerdo que esto era una joyería, ahora es una tienda de complementos, una más con los mismos bolsos y pañuelos. Cambia la ciudad más rápida que nosotros en darnos cuenta. Cinco años que quitaron aquella joyería,  me aclara una señora con carrito de compra al lado. Ha visto mi cara y acude en mi ayuda. Le doy las gracias y sigo mirando de un lado a otro. El sol le da un brillo dorado a esta mañana de otoño y caigo en la cuenta de la cantidad de tiempo que no paseaba sin lugar donde ir.
Ese es el tema, no tener ni destino ni horario y un regusto agradable recorre mi espalda. Ser dueño de tu tiempo. Recuerdo ahora mismo el sueño de esta noche ,  nítidamente,  sin esfuerzo alguno. Curioso, volver a soñar. Suena mi teléfono móvil y una voz amiga de mujer comienza a hablarme, la oigo y pienso en ella, me gustaría tomar un café con ella. La interrumpo su interrogatorio sobre donde he estado hibernando.  Oye, perdona ¿te parece que sigamos hablando tu y yo ahora mismo en donde quieras?. Si, un café ,  bueno un té, tengo ganas de verte, que ya te podría haber invitado antes, lo sé . Te dejo que me riñas, pero tengo ganas de verte. ¿Dónde ? , si, diez minutos.
Miro  la minúscula foto del perfil, debe ser su hija la que esta con ella, es guapa, se parece a ella, ni pizca del padre, por  cierto un capullo,  hizo bien en mandarlo al carajo. No ha perdido aquella sonrisa tan bonita, pienso agrandando la foto. 
Es bonita la mañana, me gusta el tono dorado que se refleja en los escaparates. Espero que el semáforo permita que pase y la veo allá enfrente, agita su mano y despliega aquella sonrisa tan  bonita. Disfruto estos segundos antes de cruzar, sabiendo que me espera un abrazo y dos besos. Ahora mismo me doy cuenta de que hace mucho tiempo que desaparecieron los besos y las sonrisas en mis días. Pero, estoy a solo cinco metros que mi vida cambie. Sólo cruzar.

sábado, 12 de noviembre de 2016

En silencio.

Desnudos bajo la lluvia tibia de la ducha, recorrimos nuestros cuerpos intentando fingir que nos enjabonabamos. Sin hablar una palabra en meses, sin siquiera mirarnos, solo acariciándonos con frenesí .  Recorriendo  cada centímetro de la piel, recordando cada hueco, cada rizo de pelo. Unimos nuestras bocas con todo el deseo que teníamos aprisionado  el silencio de mil enfados.
Hablar? Todo lo dijimos mirándonos a los ojos, quien de los dos sería  el primero en decir "lo siento"  a quién  le importaba ahora detalles tontos.
Te lleve en brazos, mojada por dentro y fuera, devoré  la espuma que coronaba tus senos y nos hicimos el amor como siempre lo hicimos, con furia, con pasión,  con deseo, con amor.......
A horcajadas luego sobre mí, fuiste regando mi pecho con besos pequeñitos, ha sido siempre tu manera de hablar bajito.

Siempre.





No te enamores de mí, porque te haré sufrir. Me susurró bajo un naranjo una mañana de abril. No dijo que me enseñaría a amar. Puede que lo aprendiéramos juntos. Pero así sucedió en verdad. 

Cama vacía.












Mis ojos entrecerrados
El cuerpo dormita
En la calle es madrugada
Cae el último velo de la noche
Aún huelo tu cuerpo
En mi piel
En mis sueños
En mi almohada.
Deslizo mi mano
Queriendo atrapar
Entre mis dedos
Aquel último instante
De amor.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Un deseo.



Romper el silencio,
descubrirme al descubrirte,
dejar la incertidumbre, la duda atrás,
convertir la abstracción en dicha
y saberte, saberte de verdad.
Despejar la incógnita, la intuición trivial,
desnudar esta niebla oscura y densa
que sigilosa nos envuelve
y hace callar este tiempo banal
que se abre ante nuestros pasos,
perdido entre los albores
de una noche sin amanecer
o de un día sin anochecer.

Romper el silencio,
descubrirme al descubrirte,
dejar esta languidez,
reencontrarte bajo mi piel.
Juana Navarro . 

Los extraños que conocemos.



Nunca nos conocimos en esta vida
No nos presentaron hasta donde puedo recordar
Pero algo en tus ojos
Tu ímpetu, tu intensidad me dijo
Que nos conocíamos desde hace mucho tiempo.
¿Quién eres, extraño?
¿Por qué te recuerdo
aún hoy que cinco días han pasado?
¿Por qué me sentí tan sola y abandonada
cuando te perdí en la multitud?
Me miraste como si me conocieras
Con el interés de un amigo que no veo años
Con sorpresa y admiración, o
¿Acaso estoy delirando otra vez?
Y sin embargo, ¿cómo puedo sentir tan fuerte
por alguien
a quien nunca conocí
o amé antes?
Debimos habernos conocido,
Debimos habernos tenido alguna vez
en vidas que no podemos recordar.

GammaSi Jee.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...