sábado, 12 de noviembre de 2016

Cama vacía.












Mis ojos entrecerrados
El cuerpo dormita
En la calle es madrugada
Cae el último velo de la noche
Aún huelo tu cuerpo
En mi piel
En mis sueños
En mi almohada.
Deslizo mi mano
Queriendo atrapar
Entre mis dedos
Aquel último instante
De amor.

No hay comentarios:

El rumor del mar.

Hasta que un profesor plasta explicó,  que cuando colocas una caracola en tu oído lo que oyes no es el mar sino el sonido de tu rieg...