Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Dos viejos conocidos.

Ahí estaban,  cielo y mar,  frente a frente, mirándose  con la extrañeza de esos dos conocidos que tras mucho tiempo sin verse ya no recuerdan  si se llevaban bien o mal.                                                                                                                                                                                                                                     Al final,  espoleados por la brisa,  cielo ha puesto una nube, mar, un pequeño velero.                          Mínimos ademanes de acercamiento. Karmelo Iribarren.

Entradas más recientes

Préstame tu chicle.

Placer.

Despertares.

Yuri.

Aquellas tardes bajo la lluvia.

Nuevas y viejas metas.

Dudas.

Sobre la arena.

Arrojadlo a las morenas.

Dar gracias.